Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • Espacio Geográfico.   Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

10 octubre 2010 7 10 /10 /octubre /2010 23:10

Clich--Literatura 

20 de Calificación.

  Cuento-Historieta, 1997 (10/10).

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

“Espacio Geográfico”, Revista Electrónica de Geografía Teórica;

http://espacio-geografíco.over-blog.es/;

México, 11 nov 10.

 

En eso llegaron a la salida de la escuela.  Los alumnos permanecieron en las gradas, y el maestro hizo por despedirse.

 

16-Ahora-me-explico--por-que-20-de-calificacion.jpg

 

_  Bueno, jóvenes, ¡adiós, que se diviertan…!

 

Como siempre, los argumentos del profesor no los había convencido, pero finalmente se sentían seguros y satisfechos.

 

No se volverían a ver hasta el próximo curso, por lo que uno de ellos no dejó de aprovechar la ocasión para, maliciosamente, hacerle una travesura a “El Injusto”, y, entonces, cuando el maestro se alejaba, con toda voz en cuello, el alumno prorrumpió:

 

_  ¡”Oiga” maestro!, ¡¿pero sacamos 10, verdad?!...

 

Entonces el maestro, que iba ya a unos metros de distancia, se detuvo intempestivamente llevándose la mano derecha a la cabeza y entremetiendo los dedos en el cabello, comenzó a girar lentamente voltea, y con el índice apuntando hacia ellos, a la vez que nuevamente extendía y recogía su brazo, regresó despacio sobre sus pasos.

 

_  ¡Ajá!  “Ahora recuerdo”…, ¡ustedes son los del 10…!

 

Su sonrisa no desapareció de sus caras, pero instintivamente se juntaron en un grupo cerrado como para hacer frente valerosamente a la situación, subiendo unos escalones más para estar a la altura de “El Injusto”, pero sin dar señales de dar un paso a atrás.

 

_  …Con que ustedes son los del 10 –continuó repitiéndoles, cuando ya los tenía frente a frente, y entonces el profesor tronó los dedos y se llevó la mano a la barbilla terminando su frase– ¡con razón, ahora me explico!... –y se quedó pensativo con la vista clavada en el piso esperando la reacción de sus alumnos; los que, profundamente intrigados, apuraron una explicación.

_  ¡”Con razón” qué, profesor! –dijo una desesperada.

_  ¿Qué es lo que “ahora se explica”? –añadió el otro.

_  …Ya, ya –dijo lentamente el profesor–, es que siempre creí que merecían el 10 que les puse en un principio, más el 10 del final…; con razón, ahora me explico por qué sacaron 20 de calificación…

 

Finalmente el profesor les guiño un ojo, y se alejó, al mismo tiemo que un grito de júbilo, un cuaderno, un lápiz, y un sweter salieron por el aire.  Sólo una de ellas siguió los pasos de su profesor conforme se alejaba, pensando simbólicamente en cómo las palabras de “El Injusto”, se sobreponían al número 20.

 

17-Y-salieron-por-los-aires.jpg

 

*

 

… Y como en algunas series o películas semidocumentales apoyadas en hechos reales, esta historia no puede concluir si no se da cuenta de qué pasó posteriormente con sus protagonistas; así que…

 

Tiempo después, la escuela mostraba orgullosa todos sus triunfos: habían ganado en deportes y música; fueron premiados en los concursos de composición y ensayo; ganaron el certamen de la Exposición Científica Juvenil, en computación y ciencias…

 

Los padres de familia acudían sistemáticamente a la escuela a conferencias y cursillos…

 

Los maestros continuaron estrechando sus reuniones de evaluación de las asesorías…

 

Y, finalmente, “El Injusto”, sintió que por lo menos iniciaba un nuevo día con una idea positiva con la cual enfrentar la cruda realidad…  Despertó sonriente de ese vívido sueño en el que se expresaba parte de sus ideas pedagógicas a las que en su conjunto llamaba “Didáctica Concreta”, y de inmediato se puso a escribirlo en este cuento, deseando que algún día, sus alumnos de la Escuela Normal Superior, lo hagan realidad…

 

A Alejandra, mi alumna de secundaria, que dio origen a esta historia  en forma generalizada: …sólo es cuestión de tiempo.

A Ailed; a quien nunca pude dar respuesta a su desesperación: espero que aquí halle algún día la respuesta.

A Gabi; mi alumna de Cursos Intensivos de la Normal Superior, en su papel de Coordinadora: bien se ve lo que ha aprendido acerca de mi locura.

A la Profesora Norma; Directora del nivel Secundaria del Instituto Latinoamericano (1997): por sus finas palabras de reconocimiento y depositar su confianza.

A mis alumnos del pequeño grupo de la Sala de Cómputo: quizá los únicos que desde el primer momento entendieron todo esto.

Al niño gritón: por su ingenio y capacidad de ironía a su edad.

Finalmente, a todos  -a los que injustamente he olvidado– los que se atrevieron a arrojarse desde la más alta cima con frágiles alas, tan sólo por el placer de disfrutar en su más alto grado, la sensación de la libertad.

 


Compartir este post

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Literatura
Comenta este artículo

Comentarios