Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

10 agosto 2009 1 10 /08 /agosto /2009 08:04

    Caracterización de la Situación Actual:  
Una Sociedad sin Alternativas.

 Artículo, 2009 (4/5)

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri

"Espacio Geográfico", Revista Electrónica de Geografía Teórica;

http://espacio-geografico.over-blog.es/; México, 21 sep 09.

 

 

                               Desde ahora, de este mediados de 2009, a mediados de 2012, por el lapso de los tres próximos años; con un PAN sin poder entender lo que pasó y qué hacer (que así sigan); con un PRI, que el temor sea que pequen de ingenuidad y “se crean que ganaron” y que cuentan con toda la legitimidad, porque volveremos nuevamente a la época del autoritarismo; con un PRD ya casi asunto del pasado, con la confusión para el ciudadano común con lo que su conflicto interno significa; y con un PT o lo que resulte, con la responsabilidad histórica de recuperar el 60% del abstencionismo (o por lo menos buena parte de él), y luego no sólo ello, sino que, de lograrlo, todavía más, ahora sí hacer valer el voto; México se encuentra en un momento crucial más de su historia.

 

                               Vive ya desde ahora una tragedia clásica: el que la sociedad haya vuelto a instalar al PRI en el poder, no es otra cosa que la evidencia de una sociedad sin alternativas.  Dicho PRI ya no lo era desde los años noventa del siglo pasado; el PAN demostró, a la vista del pueblo, tampoco serlo –menos aún; quienes sabemos de historia lo entendíamos de antemano, pero el pueblo tenía que vivirlo–; y el PRD, aún no estuvo a la altura histórica.

 

                              Una sociedad sin alternativas, es una sociedad sin proyecto, sin objetivos; sin conciencia de dónde viene (a pesar de los libros de historia que no lee) y menos aún a dónde va (asunto a futuro producto de la abstracción teórica); es, por lo tanto, una sociedad sin identidad, sin conciencia de sí misma; es una sociedad que no puede, por menos, que hundirse en la desfachatez, el cinismo y el caos.

 

                              En lo económico, todo está puesto para la subversión; en lo político y social..., todo ha quedado ya a la libre iniciativa histórica de las masas.  Para que esta se ponga en movimiento, quedan sólo dos cosas: 1) decía Lenin, “la chispa que ha de incendiar la pradera”: un pretexto, un detonante, un factor que incida directamente en la economía y subsitencia de las masas (acaso Calderón haciéndole al “Chucho el Roto” al revez con su 2% de impuestos a los jodidos “para su propio bien” ¿?!); pudiera ser, si socialmente las condiciones están dadas en la segunda condición faltante: 2) la entereza moral para poner fin a nuestras vidas en la digna lucha de la insurrección.  ¿Estamos listos?

 

                               Paradójicamente, “por el bien de todos” (el “rayito de esperanza” se ha convertido en apenas una tenue chispa), al PRI mismo le convendría, en razón del progreso de la historia (aquí está la dificultad de comprensión), la sucesión presidencial con López Obrador.  A eso nos referíamos cuando decíamos que al PRI le va a convenir una izquierda no sólo real, sino fuerte, y quizá a partir de ahí comience un sano sistema bipartidista de democracia representativa más real (en el contexto de esta limitada o acotada historia de México).  El mínimo sentido del progreso histórico, es no sólo dejar atrás el conservadurismo de la derecha, sino, con toda su redundancia, “no volver a repetir nuevamente otra vez la historia”: el PRI en el poder, es, de suyo, un México sin alternativas, por lo demás, símbolo de un pueblo pusilánime.

 

                                Pero eso es político-ideológico.  Es el tintinear del dinero, lo que verdaderamente es lo político real, lo que realmente guía; sin importar y sin ver, que a donde guía, es al desastre social; a darse entonces, diríamos, casi por necesidad histórica, en, como se ve, una mística centenaria cuasi metafísica y esotérica de la historia de México (1810, 1910, 2010...).

 

                                Las cosas no van a ocurrir por la buena voluntad de nadie, sino por la correlación política de fuerzas.  Y es en ese objetivo en lo que se va a centrar toda la práctica política en los próximos tres años.

 

                                Esto debe recordarnos que el actor fundamental de la correlación política de fuerzas, es la sociedad, el pueblo; y como en otros momentos de la historia, es del análisis de la situación social, de donde derivará la explicación de los acontecimientos.

 

                                En este momento, el reino omnímodo de esa correlación política, es del PRI y de lo que socialmente representa; observemos ahora las transformaciones de esa correlación, a la luz de un breve fundamento teórico histórico.


Compartir este post

Repost0

Comentarios