Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • Espacio Geográfico.   Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

18 noviembre 2010 4 18 /11 /noviembre /2010 00:00

    A un Centenario

de la Revolución que no Fue.

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

“Espacio Geográfico”, Revista Electrónica de Geografía Teórica.

http://espacio-geografíco.over-blog.es/;

México, 18 nov 10.

 

 

Nacieron en el curso del último cuarto del siglo XIX; en su juventud vivían ya en el pleno despotismo porfiriano.  Estudiaron, confrontaron vivamente su realidad social, y adquirieron conciencia social y política que los obligó a su compromiso histórico que no fue más allá del primer cuarto del siglo XX, y para con él, cumplieron.

 

Fueron los verdaderos precursores de la Revolución Social Mexicana de 1910: los miembros, todos, del Partido Liberal Mexicano (PLM) convocado inicialmente a su fundación, en 1901, por Camilo Arriaga, en San Luis Potosí.

 

Lo que en otro ámbito o posteriormente se denominaron Comités o Células de Partido, aquí se llamaron Clubes Liberales; que hacia la tercera reelección de Porfirio Díaz, al iniciar el siglo, se organizan, y comienzan el asedio final a la dictadura, no obstante la persecución y las reiteradas detenciones de éstos, que los empuja a su reorganización en la emigración, en los Estados (tal como había ocurrido con los liberales antisantaanistas); y el 28 septiembre de 1905, en Saint Louis Missouri, E.U., fundan la definitiva Junta Organizadora del Partido Liberal Mexicano.

 

Los mexicanos, en general, inmersos en una profunda alienación por el sistema económico-social capitalista, desconocemos la verdadera historia, la historia de esencia de la primera revolución social dada en el mundo.  Desconocemos que luego de las insurrecciones proletarias de 1848 a 1849 en Europa, y del levantamiento de la Comuna de París de 1871 como consecuencia de los resultados de la guerra franco-prusiana; la Revolución Social Mexicana de 1910 es el primer acontecimiento histórico de tal magnitud en la lucha del proletariado para alcanzar un nuevo orden social más justo e igualitario; lo cual no quiere decir otra cosa, que con una distribución más equitativa de la riqueza socialmente generada.

 

Aquella notable decena de la Junta Organizadora del Partido Liberal Mexicano de 1905, estuvo integrada por: Ricardo Flores Magón, Presidente; Juan Sarabia, Vicepresidente; Antonio I Villarreal, Secretario General; Enrique Flores Magón, Tesorero; Librado Rivera, Primer Vocal; Manuel Sarabia, Segundo Vocal; Rosalío Bustamante, Tercer Vocal.  La Junta, ampliada, estuvo integrada además, con Praxedis G. Guerrero, Segundo Secretario; y Anselmo L. Figueroa, y Antonio Pío Araujo.

 

Junta_Organizadora_del_PLM_1910.jpg

De derecha a Izquierda: Anselmo L. Figueroa, Praxedis G. Guerrero, Ricardo Flores Magón, Enrique Flores Magón, y Librado Rivera.  Miembros de la Junta Organizadora del Partido Liberal Mexicano, 1906.

 

Para el 1º de julio de 1906, en el órgano oficial del Partido, el periódico Regeneración, se publica el Manifiesto y Programa del Partido Liberal Mexicano; no otra cosa que los ideales, el diagnóstico, y las propuestas de solución a la situación social histórica concreta de la profunda desigualdad social en que estaba inmerso el proletariado.

 

Con tales fundamentos, la revolución fue convocada por el Partido Liberal Mexicano para estallar el 16 de septiembre de 1906, pero miembros de la Junta Organizadora que intentaba pasar la frontera en dirección a México, son detenidos por la policía de E.U., y el levantamiento se pospuso hasta el 26 del mismo mes, en que finalmente ocurre, con luchas armadas aisladas principalmente en la zona fronteriza con los Estados Unidos, que van a durar hasta 1911, eslabonándose con el estallido convocado ahora por Francisco I. Madero, para el 20 de noviembre de 1910.

 

 

Junta-Organizadora-del-PLM.jpg

El pie de la imagen tomada del periódico Regeneración, está en alemán, su traducción al ingles es la siguiente: “Mexican Revolutionaries Sentenced on 16 May (the last three) to 18 months in prison, Tombstone, Arizona; the first was kept in prison for a year without trial, released by agreement. They were all prosecuted for "neutrality border violations. (Note: The correct date of sentence is September 26th, 1907.)

 

 

Para entonces, en Europa, las luchas del proletariado ya eran dirigidas por los socialistas conocedores de la teoría del comunismo, y su programa no era otro, que el Manifiesto y Programa del Partido Comunista redactado desde 1847 por Carlos Marx y Federico Engels, asumido desde la fundación de la Primera Reunión de la Asociación Internacional de los Trabajadores (AIT, más conocida simplemente como “I Internacional”), en 1864, convocada a iniciativa misma de Carlos Marx, y en la que aún participa también Miguel Bakunin, principal líder internacional del anarquismo; así como luego de la derrota de la Comuna de París, que aún no dispuso de una teoría del Estado proletario, pero que, a partir de cuya experiencia, tal teoría se desarrollará precisamente por Marx.

 

Tras el golpe de Estado de Huerta, hechos prisioneros Madero y Pino Suárez, son luego asesinados, el 22 de febrero de 1913; año mismo en que, en Estados Unidos, son detenidos nuevamente los miembros del Partido Liberal Mexicano.

 

Revolucionarios

Mencionados en orden de derecha a izquierda: Ricardo Flores Magón; (agente que participa en la detención); Anselmo L. Figueroa, Librado Rivera; (agente que participa en la detención); y Enrique Flores Magón.  Momento de una nueva detención de la Junta Organizadora del PLM en 1913, conducida luego a la prisión de McNeil Island (Fuente:  Salazar, Rosendo-Escobedo, G. José; Las Pugnas de la Gleba; Editorial Avante, México, 1923; p.63).

 

No obstante, en México, a pesar de que la teoría del comunismo fue traída por el anarquista griego Plotino Rhodakanty desde 1861 y se dieron ciertas luchas de los comunistas desde la época de Juárez (uno de cuyos líderes incluso mandó fusilar); hasta los inicios mismos de la revolución de 1910, la teoría del comunismo no estaba bien comprendida, y la mayor influencia lo fue del anarquismo.  Al triunfo del movimiento maderista, Ricardo Flores Magón fue propuesto por el mismo Francisco I. Madero para Vicepresidente de la República, lo cual, siendo consecuente con sus ideas anarquistas, Ricardo Flores Magón rechazó, siendo nombrado en su lugar José Mª Pino Suárez; sin embargo, unos años después, él mismo ajustara ideológicamente su pensamiento, declarándose ya “anarco-comunista”.  Pero, en general, el movimiento magonista que anima en el fondo el espíritu de los principales participantes de la Convención de Aguascalientes: los villistas y zapatistas (criticada de moderada y patriotera por el delegado zapatista, el magonista y anarquista radical Manuel Soto y Gama), fue, en el fondo, esencialmente, de ideales anarquistas.  El Manifiesto de dicha Convención, del 6 de noviembre de 1914, fue firmado teniendo como Presidente al mismo magonista Antonio I. Villarreal, que había sido Vicepresidente de la Junta Organizadora del PLM en 1905.  Está en ello la explicación (como en el caso de la Comuna de París), de la derrota del proletariado en la primera revolución social de la historia.

 

Así, año y medio después al asesinato de Madero y Pino Suárez, como de la detención de la dirigencia del PLM en Estados Unidos, pretendiendo Venustiano Carranza una manipulación del movimiento proletario, convoca a una reunión general en la Ciudad de México, pero que a solicitud de Francisco Villa se traslada a Aguascalientes; y en octubre de 1914, el proletariado revolucionario mexicano se congrega en la soberana reunión de la entonces llamada Convención de Aguascalientes, en donde Eulalio Gutiérrez es nombrado nuevo Presidente de la República.

 

Los triunfos del proletariado revolucionario llegaron hasta ahí; luego de ello, el gobierno legítimo de Eulalio Gutiérrez con el que debió terminar la lucha revolucionaria con la victoria del proletariado en la primera revolución proletaria de la historia, cometiendo el mismo error de los revolucionarios de la Comuna de París, conservaron la Constitución de 1857, y no sólo no impulsó las reformas de un verdadero Estado proletario, sino que, además, se enfrentó aún con el Ejército Constitucionalista que abanderaba los intereses de la burguesía con un proyecto democrático liberal, teniendo como base la misma Constitución de 1857, pero despojando de sus banderas al movimiento proletario, y mediatizándolas, impulsa las reformas que dan lugar a la Constitución de 1917, con lo cual, finalmente, la burguesía triunfa.

 


 

Compartir este post

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Política
Comenta este artículo

Comentarios