Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

8 mayo 2011 7 08 /05 /mayo /2011 23:00

¡Alto al Terrorismo de Estado!

(primer resultado de la marcha)

 

Los-Mil-de-Sicilia.jpg 

He ahí a “los mil de Sicilia” entrando a la Ciudad de México.  Cada uno, aún los que hayan avanzado sólo un trecho, era portador del decoro y dignidad de poco más de cada 100 mil mexicanos más.

[Fuente: Francisco Olavarría; La Jornada, domingo 8 de mayo de 2011, p.4.]

 

 

002n1pol-1.jpg 

Un día después, eran ya sesenta veces más

[Fuente: La Jornada Internet,  9 de mayo de 2011]

 

Cuando las sociedades caen en un estado de zozobra como el que actualmente vive la sociedad mexicana, la responsabilidad es única y exclusivamente del Estado; y si el Estado, como el actual aparato de Estado en los últimos cuatro años, es incapaz de detener el crimen organizado, sólo puede ser por dos razones: 1) ha sido derrotado y debe suplírsele, o 2) simula sus acciones enturbiando el ambiente social con algún fin, y en realidad está en connivencia con las mafias, a las que obliga a contribuir a infundir ese terror social; y, luego entonces, debe suplírsele.

 

El modelo económico no puede más, sin producción ni su consecuente trabajo productivo, es su ruina, como ahora lo vemos; pero si produce, si “acelera su economía”, entra en crisis de sobreproducción que no desahoga en el ciclo de cuatro años, y es su ruina.  El sistema llegó a su límite, no tiene más salidas, y la conservación del poder en esas circunstancias, sólo puede ser mediante ese totalitarismo fascista, casi expresado en el “Tengo la razón, la ley y la fuerza”, emulando al “Rey Sol”, Luis XIV en, “El Estado Soy Yo”, de un “Presidente” ilegítimo que se obstina en la violencia como último recurso del modo de ser de su poder.

 

Sin embargo, en el arribo al Zócalo, no vimos más de cinco carteles que explícitamente pidieran la renuncia del Presidente, uno en plena plaza rezaba la petición indefinida: “¡Fuera el Mal Gobierno!”, que traducido de fines del siglo XIX y principios del XX, al siglo XXI, bien expondría la categórica exigencia: <<¡Renuncia del Gobierno!>>…, pero el apoyo masivo, no obstante su enormidad, tampoco fue, quizá, el esperado.

 

Luego en los discursos se escuchaba, una vez más: “¡Que hagan su trabajo, y si no, que se vayan!”, o en algún cartel leíamos: “¡Si no Pueden Renuncien, y si no renuncian, los Corremos!”…; sólo que, debemos preguntarnos, desde cuándo se está pidiendo eso:  No acaso esta marcha es el juicio de que no pudieron?  Acaso tampoco debemos pecar de ingenuidad creyendo que van a renunciar motu propio; y como no van a renunciar, luego entonces, ¡corrámoslos!  La categórica exigencia principal debe ser la renuncia; ya, hasta aquí llegaron…; y luego averiguamos.  Seguir dejando el problema en la vaguedad, luego de varios años, continuar aún en 2011 con la misma cantaleta, nos invierte el problema: ahora el problema ya no es de ellos, de esos políticos corruptos e ineptos, sino nuestro, de la sociedad mexicana, que debe decidirse sin temor, a tomar en sus manos su destino…; este fue el segundo resultado de la marcha.

 

Pero he aquí, en la siguiente anécdota, eso que revela el verdadero sentir social; y ante ello, la verdadera acción del poder fascista: comenzó a esparcirse el clamor de la consigna de: “¡Fuera Calderón!”, y poco después, la acción de agentes infiltrados entre la masa (los vimos actuar exactamente igual en la marcha de abril), comenzaron a desvirtuar la consigna por el: “¡Muera Calderón!”, evidentemente teniendo que ser contenida por Sicilia.

 

De ahí que: <<tocar el corazón y ese pequeño gramo de bondad que hay en el Estado (políticos, militares, policías y delincuentes)>>, sea lo digno de un poeta, pero no la realidad política enseñada por un Maquiavelo.

 

Esa es, por un lado, la cruda realidad de la acción del Estado; por otra parte, también la cruda realidad del desarrollo del movimiento social, hoy ya saltó, por lo menos, en primera instancia, a la solicitud de renuncia del Secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, la cual debe ser anunciada a la Nación.

 

Y, a su vez, el movimiento social avanza en su conciencia; de lo siguiente, queda una paso a lo verdadero: “una sociedad cercada por la delincuencia, y un Estado omiso” (Sicilia)  Cuando lo real, es que el cerco a la sociedad por la delincuencia, es propiciada e instigada por el Estado, y a la que simula combatir.  Algo se alcanza a ver tras “lo omiso”, una especie de complicidad; que el Estado refuta con más violencia para “evidenciar” que no es omiso.  Queda un paso: entender que esa acción de la delincuencia y los intereses de Estado son lo mismo, y que detrás hay un fin perverso de terrorismo golpista de Estado.

 

¡Y quedó preparado el siguiente paso!: ¡La Resistencia Civil!  El movimiento social avanza lento, pero seguro, e ineluctablemente a su necesidad.

 

¡Y de la abstracta consigna de “reorientación de México”, hoy es ya, la más concreta y esencial, por la “Refundación de México”!, y ya se irá entendiendo lo que ello implica.

 

 

¡Por la Refundación de México!

 

¡Por la Renuncia del Gobierno!

(condición necesaria para lo anterior)

 

¡Convoquemos a un Gobierno Provisional!

(pongamos a la sociedad en lo que en teoría social se conoce como un impulso revolucionario, que verdaderamente se capaz de esa refundación y del cambio)

 

¡Cambio de Modelo Económico!

¡Generación Inmediata de Empleos Productivos!

¡Educación Pública para Todos!

¡Salario Mínimo y sin Bonificaciones Especiales a los Políticos Funcionarios de Gobierno!

 

Y luego averiguamos…

 

Y no estábamos equivocados, con otras palabras, por lo menos tres de esas consignas hoy se recogen ya en el Pacto en su punto “II Fin del militarismo” (que implica el cambio a un Gobierno Provisional), y en el punto “V Una política social de emergencia hacia los jóvenes en educación y trabajo”.

 

Cuando ese que la hace de “Presidente” en este país declara por enésima vez que, “el ejército no genera violencia”, ello refleja, que su lógica, no hace más que mostrar su incapacidad, cuando que el ejército, es, por definición, la violencia en sí, y su presencia en las calles no puede mas que generar más violencia.  A ese que la hace de “Presidente” en este país, bien se le puede aplicar la genial cita de Marx: “La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados”. (Marx)…, [Groucho Marx].

 


Compartir este post

Repost0

Comentarios