Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • Espacio Geográfico.   Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

5 octubre 2014 7 05 /10 /octubre /2014 22:04

Investigacion--Diagrama-de-Flujo--Sector-Teoria.JPGAnálisis Crítico a, El Papel de las Teorías, Leyes y Modelos en la Explicación en Geografía; Tercera Parte de la “Explicación en Geografía”; de D. Harvey, 1969 (4/5).

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

12 jul 12.

 

En la complejidad de generalizar la teoría, de ahí en adelante, Harvey se pierde en los “postulados derivados”, con referencia a los “postulados morfométricos”, y no obstante, nos dejará el enunciado exacto y preciso del “sentido de la teoría general en la geografía: el “explorar los nexos entre las teorías de la forma espacial, propias de la geografía, y las teorías derivadas del proceso temporal”[1].

 

Junto con ello, nos deja las pautas para la formalización de la teoría en geografía, si bien, dice Harvey, “dada la naturaleza de los conceptos geográficos, el desarrollo de la teoría formal en geografía parece muy remota”[2]; a ella –así confiaba Harvey–, se habría de llegar alguna vez.  Y ello es justo lo que hacemos ahora.

 

En esas pautas de formalización de la teoría, Harvey nos dice, primero, que hay dos formas de elaborarla: a) mediante una aclaración de los postulados básicos y de un cálculo aproximado; y b) aplicando las técnicas de modelado.

 

Un comentario acerca de la conjugación de estos dos modos de formalizar la teoría, lo expone citando a Haggett (1965): “A largo plazo –dice ahora Haggett–, la calidad de la geografía en este siglo se juzgará menos por el grado de elaboración de las técnicas o lo exhaustivo de sus detalles, que por el rigor del razonamiento lógico”[3].

 

Ciertamente nos rebasó el siglo, pero fue contra nuestra voluntad, más aún, paradójicamente, fue por una “proscripción” de los propios geógrafos (que en la nula conciencia histórica en general, o de la conciencia de la historia de la ciencia en particular, se dan a la condena histórica por ese continuado hecho en nuestra persona); pero, finalmente, tanto como Harvey como Haggett lo previeron en la importancia de la formalización de la teoría con rigor lógico, ahora estamos en plena condición para satisfacer ese rigor de formalización.

 

Por último, en este apartado sobre el papel de las teorías, leyes y modelos en geografía, de la obra de Harvey, éste aborda precisamente el tema de los modelos.

 

Harvey se va a apoyar ahora en la obra, Modelos en Geografía, 1967, de Richard Chorley y Peter Haggett, quienes afirman que un modelo, es un mecanismo psicológico (gráfico), normativo (comparativo), organizativo (organización de datos), explicativo, y creador (de la elaboración de la teoría).

 

Correctamente, Harvey retoma la idea de que un modelo es diferente a la teoría, y que es peligroso su confusión; sin embargo, en nuestra opinión, Harvey plantea la relación entre modelo y teoría como una relación de causa-efecto inversa: “un modelo –expone Harvey– es la expresión formalizada de una teoría”[4]; pero, a nuestro parecer, ello bien podría ser exactamente al revés: la teoría formaliza el modelo.  El hecho es que es un proceso dialéctico en donde ambas cosas se dan simultáneamente.

 

Ciertamente, el modelo es la interpretación de la teoría, el resultado de ésta, como lo expresa Harvey; pero el modelo, a nuestro juicio, es también la prueba mediante la cual se formaliza la teoría; es decir, el resultado del modelo.  Es pues, como el mismo Harvey afirma, “un tipo de experimento mediante el cual la abstracción teórica se explica”[5]; esto es, en el sentido de la corroboración de la teoría.  Pero existe un segundo caso, nos advierte Harvey, en sentido inverso, en donde el modelo sirve para transferir la teoría a otro ámbito.  Sin embargo, este segundo caso, es ya la transferencia de una teoría formalizada, completándose la lógica dialéctica.

 

Bajo esas consideraciones generales, Harvey da una clasificación de los modelos: 1) el llamado “modelo en x”, que se entiende como la simple prueba de la teoría “x”; 2) los modelos análogos, en este caso, el uso de sistemas que guardan cierta similitud en general con la teoría, y aporta ciertas ideas u orientación en el desarrollo y formalización de la teoría, y ante el que hay que prevenir, enfáticamente nos dice el mismo Harvey, del peligro de la identidad entre el modelo análogo y la teoría; 3) modelos matemáticos, de tipo determinístico, estocástico, o probabilístico; y 4) modelos de sistema, como lo pudiera ser el llamado de “caja negra”.

 

Finamente, Harvey considera que los modelos son una interpretación o representación de la teoría, pero más aún, muy acertadamente expuesto, Harvey va a apuntar que los modelos, son un paso para la elaboración de la teoría.

 

En ese sentido, los modelos no son, pues, en general, un asunto opcional arbitrario, sino un recurso de método..  Pero es aquí donde Harvey va a hacer otra acotación importante, al pasar de las condiciones generales a los modelos en geografía: “Los geógrafos en la práctica –dice Harvey–, han usado (o abusado de, a veces) el concepto de modelo…”[6].  Mas Harvey incide en el punto y agrega: “la adicción a los modelos…, (lleva al geógrafo a) un apego a modelos que son representaciones parciales de teorías que están a su vez incompletas o no tienen un desarrollo explícito.  Pero a veces –y debemos reafirmar que es Harvey el que lo expresa–, la adicción va acompañada de ceguera intelectual”[7].

 



[1]        Ibid. p.145.

[2]        Ibid. p.146.

[3]        Ibid. p.149.

[4]        Ibid. p.160.

[5]        Ibid. p.161.

[6]        Ibid. p.177.

[7]        Ibid. p.177.


Compartir este post

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Filosofía de la Geografía
Comenta este artículo

Comentarios