Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • Espacio Geográfico.   Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

23 agosto 2010 1 23 /08 /agosto /2010 08:03

Cliché Espacio Geográfico, Revista 2010 

Análisis Crítico a los

“Apuntes para la Historia de la Geografía en México”,

de Manuel Orozco y Berra, 1880.

  Ponencia, II Congreso Mexicano de Historia de las Ciencias

y de la Tecnología, 1990 (3/4).

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

Espacio Geográfico”, Revista Electrónica de Geografía Teórica;

http://espacio-geografíco.over-blog.es/;

México, D.F; 30 ago 10.

 

Privaba en Europa, en la época de la fructífera producción geográfica de Manuel Orozco y Berra, una poderosa influencia del pensamiento geográfico de Humboldt y Ritter, a la vez, producto de un siglo en que retomaron un fuerte impulso las exploraciones, ahora, por ejemplo, en África.

 

Ningún autor ha dudado en que esta nueva era de exploraciones geográfica estuvo determinada por la revolución industrial y el despliegue del capitalismo de libre competencia.  Tanto era el mutuo impulso de ese desarrollo paralelo exploración geográfica-capitalismo, que más que nunca la Geografía sirvió a los intereses de gobierno capitalistas del imperialismo colonialista, y de ahí la fundación una tras otra a partir de 1821, de las Sociedades Geográficas del mundo, las cuales auspiciaron toda esa actualidad; Sociedad de Geografía que en México nació en 1833 en forma de Instituto Nacional de Geografía y Estadística, recibiendo el nombre de Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística hasta 1850, pues hacia fines de la década en que se funda el Instituto, éste no funcionó como se esperaba a falta de fondos del Estado, como consecuencia de los intentos separatistas de Texas (1836) y la famosa “Guerra de los Pasteles” contra Francia (1838), y sus trabajos se planea sean desarrollados  por la Comisión de Estadística Militar (1839-1849), misma que vio perturbadas sus funciones con la invasión norteamericana de 1847, y sobre la base de dicha Comisión de Estadística Militar, es que el antiguo Instituto Nacional de Geografía y Estadística, se transforma en Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística.

 

La dependencia de la ciencia de la geografía a a las relaciones externalistas, pudieran resumirse como el que, viéndose el naciente Estado mexicano independiente en la necesidad de administrar el vasto territorio, urgió su conocimiento presionado por las ambiciones imperiales, de ahí la institucionalidad integrada en el Instituto Nacional de Geografía y Estadística; la guerra separatista texana demostraba esa necesidad, y a fin de empeñarse en la tarea con más rigor, como acertadamente los señalara Chavarría y Ferrari, se crea la Comisión Estadística Militar, que, como militar, y bajo los sucesos de varios conflictos armados, tampoco resuelve plenamente las necesidades del Estado, no obstante, es como mejor se avanzó a pesar de que la historiase le echó encima.  Pasado el conflicto y luego del ominoso Tratado de Guadalupe, bien podía transferirse la misión nuevamente a una institución civil, ahora la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística.

 

Pero, así mismo, las relaciones internalistas pudieran resumirse en que, aún a pesar de un Orozco y Berra en desgracia, casi vedado el camino a la viabilidad de su producción científica, no obstante la autoridad de su trabajo científico y su quehacer personal, dio fruto en dos de sus más importantes trabajos para la ciencia de la Geografía en México.

 

El tiempo de Manuel Orozco y Berra es básicamente el siglo XIX, desde la época que va de la revolución para la restitución de poderes en España conforme a la Constitución de 1812 y la supresión de la Inquisición, que trajo consigo la consolidación de la independencia de América; pasando por todo el movimiento de la Revolución Industrial, el Movimiento Cartista de los obreros de Inglaterra, y el rompimiento con el romanticismo para dar lugar al realismo.  Esa época en que toda persona culta en el primer tercio del siglo XIX, se vería influido por la literatura de Balzac, Goethe, por Rousseau, Voltaire, Montesquieu; y las filosofías de Hegel, Kant, Schiller, Fichte, Schellin, y poco después Comte.

 

Manuel Orozco y Berra fue un directo contemporáneo de Marx y Engels, quienes trabajaron juntos a partir de 1842 siendo protagonistas de los movimientos revolucionarios del segundo tercio del siglo –sin verse influido por su pensamiento.

 

Especialmente importante para la Geografía en México y los destinos de Manuel Orozco y Berra, serían la emigración a América, con todo el proceso de ocupación de tierras más allá de las trece colonias a partir de 1822, y el golpe de Estado en Francia de 1852 que restituyó el imperio y propiciaría la invasión francesa en México.

 

Así mismo, el tiempo de Manuel Orozco y Berra es el de grandes avances científicos: el descubrimiento de la ley de la conservación de la energía, el desdoblamiento celular, la geometría de Lobachevski, la Tabla Periódica de los Elementos de Medeleiev, el origen de las especies mediante la selección natural, etc.

 

Las influencias filosóficas más penetrantes en la concepción del mundo entre los intelectuales, específicamente en México, fueron la filosofía de Kant y Comte.

 

Orozco y Berra, con su vocación literaria y como abogado, bajo una fuerte influencia de la francmasonería, no podía ser ajeno al estudio e influencia de estas corrientes de pensamiento enciclopedista venidas de la Ilustración; pero incluso como político, por sus relaciones en este ámbito más que por sus posiciones , cabe suponerlo miembro del partido yorkino.

 

México fue, en los años de vida de Manuel Orozco y Berra, escenario de turbulencias político-sociales permanentes.  La mitad de su vida transcurrió en la época de Santa Anna (entre 1830 y 1855) como un liberal inconsecuente; la otra mitad, la dividió a su vez en servir, por una parte al liberalismo y el gobierno juarista, y la otra al conservadurismo del Imperio Francés.  En este ambiente produjo su obra, de la cual examinamos en particular, sus contribuciones geográficas.

 

La primera de ellas es su Carta Etnográfica (1857), que, como él mismo lo menciona, le sirvió de base para desarrollar y presentar en 1864, su Geografía de las Lenguas.

 

Aquí destacan tres importantes elementos metodológicos: 1) su Carta Etnográfica es, de hecho, una de las primeras Cartas Temáticas Generales elaboradas en México; 2) su elaboración sirvió de base para su estudio sobre Geografía de las Lenguas.  Es decir, en contra de lo que se había hecho hasta entonces (construir la Carta en función de la información de las Relaciones Geográficas); Orozco y Berra procede a la inversa, y en ello está la segunda contribución metodológica, pues su Geografía de las Lenguas es a su vez –generalizando el contenido de este tipo de trabajos– una Relación Geográfica derivada o de segundo orden.  En esta contribución metodológica, la investigación geográfica parte del análisis del mapa; pero como ningún mapa que refleje la realidad puede construirse sin datos reales, el mapa mismo supuso una investigación temática preliminar: es decir, Orozco y Berra estaba, con ello, mostrando la metodología más general y esencial de la investigación geográfica, consistente en recopilar la información de especialistas en el tema, y darle su tratamiento en términos de análisis espacial (cartográfico), para de ello, derivar un estudio geográfico del tipo de las Relaciones, que más detalladas, más exhaustivas, permitirán la formación de Cartas para el análisis espacial superior.

 

Otra cosa es hasta qué punto Orozco y Berra fue consciente de trazar con ello una definición metodológica no sólo en general –donde si fue consciente de ello– sino en geografía; y baste decir que, por lo menos, no lo mencionó así.

 

En 1864 construyó su Carta Hidrográfica del Valle de México, que se complementa con su estudio derivado, expuesto en la Memoria para la Carta Hidrográfica del Valle de México, de ese mismo año.

 

Luego, en la última etapa de su vida, en 1871, es que da a conocer sus Materiales para una Cartografía Mexicana.

 

Expuesto por el mismo Orozco y Berra, éste dice haberse dado cuenta del enorme valor metodológico geográfico en la compilación cartográfica, y durante esos años se dedicó a colectar Cartas y clasificarlas.

 

Evidentemente, de ahí a una historia de la Geografía en México, ya no había mas que un paso, pues la historia de la Cartografía, no es mas que la historia de la Geografía misma, si bien unilateral, sí en un aspecto medular.

 

Un estudio etnográfico como método distinto al método antropológico clásico, y por tanto aparentemente “novedoso”, tan sólo por ser la aplicación del método geográfico al mismo objeto de investigación; tuvo que ser impactante en alto grado, como para que ello lo impulsara a preparar sus Materiales para una Cartografía Mexicana, como base metodológica para futuros estudios; pero la sistemática de estos materiales por sí sola, le habría de dar el contenido fundamental de su Historia de la Geografía en México, de 1876, reimpresa en 1880 como Apuntes para la Historia de la Geografía en México.

 


Compartir este post

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Ponencias Congresos
Comenta este artículo

Comentarios