Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

18 noviembre 2010 4 18 /11 /noviembre /2010 00:03

Clich--Literatura 

Análisis Marxista

de la Historia de la Cultura.

  Ensayo, 2002-2010 (3/).

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

Espacio Geográfico”, Revista Electrónica de Geografía Teórica;

http://espacio-geografico.over-blog.es/;

México, 12 ago 10.

 

Pero ello, a su vez, en medio de la I Guerra Mundial de 1914-1918.  Mas ello no era todo lo que daba razón de ser al pesimismo del movimiento modernista que representaba los intereses de las clases sociales acomodadas; más esencial lo fue precisamente el surgimiento de la Revolución Socialista en Rusia de 1917, que marcaba el viraje de la historia.  Y entonces apareció en la sociedad socialista naciente su propio movimiento cultural: el Realismo Socialista, profundamente optimista (hasta la exageración poco racional en algunos casos, pero plenamente justa).  Entonces el movimiento del modernismo resultó inútil para enfrentar la propuesta socialista, y el capitalismo generó el llamado movimiento vanguardista (“posmodernista”, en un nombre que no se usó mucho, en el sentido de posterior al movimiento modernista, y que a su vez evitaremos en ese sentido, para no confundirlo con el posmodernismo de fines del siglo XX), caracterizado por una amplia diversidad de movimientos culturales (el cubismo, el dadaísmo, el surrealismo, entre otros).  La lucha de clases en la literatura y el arte en forma de movimientos culturales representando los intereses y anhelos de unas u otras, se hizo, pues, más evidente, al darse directamente entre la expresión de la cultura en el socialismo, o en el capitalismo.

 

Y por si fuera poco entender ya esa complejidad ideológica y política vinculada a la Literatura y el arte, al derrumbarse la primera experiencia histórica del sistema socialista hacia finales del siglo XX y dominar omnímodamente la propuesta científico-cultural capitalista dada en el llamado “Posmodernismo”, entramos a un momento histórico complejo, que confunde fácilmente el análisis crítico en la Literatura y el arte, como veremos más adelante.

 

 

Los movimientos culturales,

y la representación (literaria o artística)

de los intereses de una clase social históricamente dada.

 

Todo movimiento cultural, es la representación (literaria o artística) de los intereses de una clase social históricamente dada.  Lo esencial al revisar los antecedentes, ha sido el hecho de destacar que todo movimiento cultural es expresión ideológica que representa los intereses de una clase social históricamente dada, y hemos de referirnos ahora a la explicación de este concepto y su relación con la literatura y el arte.

 

Cada época histórica mencionada: la comunidad primitiva, el esclavismo, el feudalismo, el capitalismo y el socialismo, se definen, en un análisis marxista, por ser en su esencia esos grandes períodos históricos en que la sociedad se ha organizado de una manera específica para producir sus bienes materiales, mismo que evoluciona y se transforma, transitando a una nueva manera de organización social en su modo de producción.

 

Es a partir de las relaciones sociales que se dan en el proceso de producción que se forman las clases sociales; principalmente, de un lado, entre aquellos que con su trabajo producen los bienes materiales; y, de otro lado, con aquellos que se han apropiado de los medios que producen esos bienes materiales para la sociedad, principalmente la tierra y las fábricas.

 

En la comunidad primitiva en que no se daba aún esa apropiación en unos cuantos de los medios de producción que producen para todos, en consecuencia, no existían las clases sociales.  Pero conforme la sociedad fue dividiéndose el trabajo, y luego los agricultores por una parte, y los pastores por otra, se fueron apropiando de lo que antes fue de la sociedad en su conjunto, a la vez que el asentamiento y crecimiento de la sociedad generaba las ciudades y con ellas la complejidad de administración que dio lugar a la aparición del Estado, con éste aparecen las fuerzas coercitivas que finalmente garantizaron lo que dio en llamarse la propiedad privada y su heredad.  Aparecieron entonces, en ese proceso, los poseedores y los desposeídos: los señores esclavistas, y los esclavos, y con ellos, las dos primeras clases sociales.

 

Los intereses y anhelos de ambas clases sociales no sólo eran necesariamente distintos, sino esencialmente contrapuestos, expresión ideológica, y como tal, parte de la lucha de clases; y esos intereses no podían manifestarse formando toda una ideología, sino en sus expresiones culturales; donde, evidentemente, sería dominante el movimiento cultural de la clase social en el poder.

 

Para la comprensión de la historia de la literatura occidental, hemos de partir de la Grecia homérica.  Se había llegado socialmente al estadio de las “Ciudades-Estado”, en donde, del siglo XIII ane al siglo VII ane, se caracterizaron por el autocrático dominio de la aristocracia; vino luego el período que propiamente llamamos como clásico, hasta el siglo II ane, al que le siguió el llamado helenismo.  Corre paralelo el desarrollo romano, en donde, simultáneo al período clásico griego, se establece la República, pero también, donde paralelo al helenismo, surge el Imperio.

 

De esos orígenes son la épica homérica de la Ilíada y la Odisea, en que se muestra la transición del mundo antiguo, aristocrático, encerrado en sí mismo, del héroe Aquiles, a un mundo nuevo, más social, el del héroe Ulises; y cuya máxima expresión estará en Los Trabajos y los Días, de Hesíodo.

 

Con el período clásico aparece la lírica, de Tirteo la elegía (poema de sentimiento triste de hexámetros y pentámetros alternados), y de Solón el yambo (poema formado con pies de una sílaba corta y otra larga acentuada), como recurso de propaganda ideológica de sentimientos patrióticos; y con Píndaro, la lírica coral; y contrapuesto a ello, el individualismo de Cátulo y Horacio, o la poesía bucólica y pastoril que añora los tiempos de la “vida en la naturaleza”, de Teócrito. Todo ello muestra los sentimientos contradictorios de la vida social griega del clásico; pero esquema que se repetirá una y otra vez en cada época de la historia, según los que han ganado el presente, según los que han perdido el pasado, o según los que temen al futuro, o los que aspiran a que éste sea mejor.

 

Aparece también la tragedia, desde Tespis y Esquilo en el siglo VI ane, a Sófocles y Eurípides en el siglo V ane, como género que representa en su esencia ese momento histórico del ser humano regido por el designio de los dioses, sin poder, finalmente, realizarse como humano, de lo cual Prometeo Encadenado es la pieza más simbólica del primer momento, como quizá Medea lo sea del segundo, donde los dioses están cada vez menos presentes y la tragedia es más social.

 

El clásico (500-323 ane) vivió su época social de crisis que determinó mucho de su contenido: la derrota de la democrática Atenas por la aristocrática Esparta en las guerras del Peloponeso.  Y luego el helenismo que fue su continuidad, culminó con la conquista por Roma (146 ane) tras la Batalla de Corintio (lapso en el cual en Roma ocurría lo contrario al ceder la monarquía el paso a la República (510 ane), hasta el desplazamiento de ésta por el Imperio al inicio de nuestra era).

 

La expresión cultural se daba dominante por parte de la clase esclavista, y en ella, la cultura se daba abierta entre la aristocracia y la democracia esclavista, siendo esta última, la cual se aproximaba a los intereses de los eslavos.

 

En el período heleno-romano está Plauto (254-184 ane), representativo de la literatura popular particularmente en la comedia; y su opuesto, Ennio (239-16 ane), en representación de lo aristocrático, en la tragedia.

 


Compartir este post

Repost0

Comentarios