Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • Espacio Geográfico.   Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

1 agosto 2011 1 01 /08 /agosto /2011 23:01

Ícono Geografía Teórica (Brújula)-copia-2Breve Comentario Acerca de la Posición Gnoseológica de Karl Ritter, y su Concepción de la Geografía.  Articulo, 2011 (1/2).

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

“Espacio Geográfico”, Revista Electrónica

de Geografía Teórica.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

La Tierra, 1 (φN, λW); 27 jun 11.

 

Sin duda el campo de la geografía teórica es vasto hasta lo infinito, tanto como la posibilidad misma de la perfectibilidad de la ciencia y el conocimiento científico objetivo.  Podremos hacer aquí un brevísimo comentario acerca de lo que sea, pero siendo ahí donde lo que hay es nada acerca de ello, ese pequeño comentario, por minúsculo y malo que pudiese ser, simplemente lo es todo, y así estrictamente, siéndolo todo, no se puede juzgar, en realidad, ni como insignificante ni como descomunal, ni como bueno ni como malo, sino como lo que simplemente es, y que a partir de ello, a lo demás que venga, le será de referencia.  Eso nuevo es lo que será juzgado entonces en más o en menos, en mejor o peor, respecto de lo que le ha antecedido.

 

En ese sentido la invitación a las nuevas generaciones a tomar este camino de especialización en el campo de la geografía, en el que, básicamente, todo está por hacerse, y superar trabajos como el que ahora aquí presentamos, no implicará ninguna dificultad, y si se contribuirá con ello enormemente a la maduración de esta disciplina de conocimientos en su devenir en ciencia.

 

A este escrito nuestro, le antecede una labor encomiable de los autores españoles Josefina Gómez Mendoza, Julio Muñoz Jiménez, y Nicolás Ortega Cantero, sin cuyo trabajo: El Pensamiento Geográfico, Estudio Interpretativo y Antología de Textos[*], de recopilación y traducción de textos, simplemente lo que ahora escribimos no sería posible.  Ya futuros geógrafos teóricos, quizá en mejores condiciones materiales e intelectuales, podrán leer a los autores en que se especialicen en su idioma y valoración subjuntiva correspondiente, y aportarán lo propio.

 

Por ahora, un extracto apenas de diez páginas titulado “La Organización del Espacio en la Superficie del Globo y su Función en el Desarrollo Histórico”,[1] de Karl Ritter, nos será suficiente para caracterizar la gnoseología de Ritter, como su manera de entender la geografía[**].

 

La selección antologada de este texto no pudo ser más afortunada.  Ritter se propone hablar aquí del espacio y su organización, en donde, de manera inmediata, nos adelanta que por tal espacio está entendiendo la “superficie del globo terrestre”.

 

Cómo está entendiendo Ritter tal espacio en calidad de “superficie”: por principio, no lo está entendiendo como un plano euclidiano bidimensional sino como un plano curvo, y por ello tridimensional, como lo es la superficie del “globo terrestre”; pero esa superficie curva y por ello tridimensional, la toma acaso en su calidad de superficie esférica, a manera de un hiperplano, o bien acaso en el concepto del volumen de un “espacio tridimensional”, del cual la superficie esférica le es apenas un plano de referencia.

 

Ritter empieza refiriéndose al Globo Terráqueo como el modelo a escala de la Tierra, y a lo que ello implica en cuanto a la imperfección de la imagen que nos da de ella, y de inmediato comenta lo siguiente:

 

“Lo que nos sorprende al observar el globo terrestre es la arbitrariedad que preside la distribución de las extensiones de agua y tierra.  No hay espacios matemáticos, ninguna construcción lineal o geométrica, ninguna sucesión de líneas rectas, ningún punto; sólo la red matemática establecida a partir de la bóveda celeste nos permite medir artificialmente una realidad inaprehensible:  los propios polos no son mas que punto matemáticos definidos en función de la rotación de la Tierra y cuya realidad se nos escapa todavía.  No hay simetría en el conjunto arquitectónico de este Todo terrestre”[2].

 

Ritter se está refiriendo a las “extensiones de agua y tierra”, luego entonces, de lo que nos habla, en principio, es de la superficie esférica de la Tierra, y no de la Tierra en su conjunto como una esfera tridimensional.  Se refiere, pues, ya al concepto de espacio aristotélico como el <<límite que abraza un cuerpo>>, o bien en su concepto como el hiperplano.

 

Luego dice que en dicha superficie terrestre no hay espacios matemáticos, y nuevamente, se está refiriendo no es, en consecuencia, a la figura geométrica de la esfera terrestre (al estado continuo del espacio), sino a la configuración de la superficie (a lo que denominamos “medio geográfico”; o, esto es, al estado discreto de una distribución del espacio); “sólo la red matemática establecida a partir de la bóveda celeste –dice Ritter– nos permite medir artificialmente una realidad inaprehensible”, es decir, una realidad que, en su esencia, no se puede conocer.  Y con ello, Ritter nos está diciendo que su fundamento gnoseológico, es la fenomenología del idealismo subjetivo.  Finalmente en esa cita, cuando dice “No hay simetría en el conjunto arquitectónico de este Todo terrestre”, pero ese “Todo” no es en sí el Globo Terráqueo en su conjunto, sino que el Todo de que está hablando Ritter es solamente, como hemos visto, la configuración de la superficie o “medio geográfico”; y ello es así, porque, evidentemente, no habla de la obvia simetría de la esfera, sino de la ausencia de ella en el medio geográfico dado en su superficie.  Ese es su “Todo terrestre perfectamente asimétrico”[3].

 



[*] Gómez Mendoza, Josefina, et al; El Pensamiento Geográfico, Estudio Interpretativo y Antología de Textos; Alianza, Madrid, 1982.

[1] Ritter, C. (1850): <<De l’organisation de l’espace à la surface du globe et de son rôle dans le tours de l’histoire>> (Discurso pronunciado el 1º de abril de 1850, en Ritter C. (1852): Introduction a à l géographie générale comparadée.  Traduction de D. Nicolás-Obandia.  Introduction et notes de G. Nicolás-Obandia, París; Les belles Lettres, 1974, pp.166-189.  Traducción de Isabel Pérez-Vilanueva Tovar.

[**] Incluso, para este análisis bastarán apenas las tres primeras páginas en las que se dan los elementos teóricos; en las siete restantes páginas, Ritter sólo se referirá a la riqueza del planeta en su naturaleza y sus recursos.

[2] Gómez Mendoza, Josefina, et al; El Pensamiento Geográfico, Estudio Interpretativo y Antología de Textos; Alianza, Madrid, 1982; p.168.

[3]      Ibid. p.169.

 


Compartir este post

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Comentarios Bibliográficos en Geografía Teórica
Comenta este artículo

Comentarios