Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • Espacio Geográfico.   Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

21 febrero 2011 1 21 /02 /febrero /2011 00:04

Geopolítica del Eje del MalCambio Climático Mundial.  Artículo, 2011.

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

“Espacio Geográfico”, Revista Electrónica

de Geografía Teórica.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

24 feb 11.

 

 

Sin ser especialistas en esta materia, y más aún cuando “todo el mundo” se dedica a ello, sin interesarnos realmente como un problema central a pesar de su importancia, pues su causalidad y solución, para nosotros evidente desde siempre, es en lo que se centra nuestra atención: el cambio social, la reorganización económico-política de la sociedad, no obstante, con una formación académica en que de cualquier modo sobre estos tópicos fue que se nos enseñó y de buena gana lo aprendimos cuando aún no sometíamos a crítica los fundamentos de nuestra especialidad, la Geografía, en la academia se nos asignaban los programas sobre ecología, en el entendido de que: <<¡ah, este es geógrafo, pues el sabe!>>, y ahí iba uno movido más por la necesidad, que por la honestidad profesional de decir: <<es que no me interesa, prefiero quedarme sin comer hasta que haya algo sobre los “estados de espacio” o la “dialéctica de la teoría del conocimiento”, pues puedo tener una idea de aquello por formación profesional, pero no es lo mío>>, y así se involucra uno; y en la tierra en la que nadie sabe, tener por lo menos una mínima idea, nos erige en rey; y a fuerza de estar en ello, luego hasta parece que realmente se sabe del asunto.  Pero no es así, es sólo que cultamente se está informado apenas un poco por encima de la media.

 

Como quiera que sea, de ello surgen asuntos problemáticos, y uno de ellos, era el que en ninguna parte encontrábamos la referencia de origen de ese famoso grado de incremento de temperatura mundial.  “Todo el mundo” habla de que estamos al filo de alcanzar ya un grado más de aumento en la temperatura y de que para antes de mediados del siglo XXI, al paso que vamos, alcanzaremos la elevación a 2ºC (y luego, que poco después de mediados del siglo los 3ºC y así hasta los 6ºC por si luego de esos 3ºC algún ser humano aún queda por ahí a principios del próximo siglo).

 

Así, curioseando en el Sitio Web de la NASA, encontramos por fin el dato: 1880, a partir de -0.2ºC; de modo que para los años dos mil, al alcanzar los +0.6ºC, es que se suman las +0.8ºC que son ese “casi el grado centígrado de aumento de la temperatura promedio mundial”; que, de acuerdo con la línea de tendencia de la curva, hacia el año 2005 debimos haber alcanzado, por fin, el grado entero…, y ahora vamos ya por el segundo.

 

No tendremos ya el horror de ver esa situación (exponenciada de lo que ya vemos ahora), pero si el horror de pensar en que los jóvenes de hoy –entre ellos los hijos y sobrinos y demás–, tendrán que lidiar con ello; y peor aún, haciendo conciencia (por trágico que suene) de que quizá sean ya una de las dos o tres últimas generaciones de la especie humana.

 

A continuación, insertamos los textos y una de las gráficas, la cual muestra la tendencia del calentamiento global del planeta, en registros de temperatura tomados desde 1880 hasta fechas recientes (para una información más precisa de la gráfica, ir a la fuente).

 

“A excepción de una nivelación entre los años 1940 y 1970, la temperatura de la superficie de nuestro planeta se ha incrementado desde 1880.  La última década ha sido testigo de cómo la temperatura global se eleva a los niveles más altos jamás registrados.  Este gráfico ilustra el cambio en la temperatura de la superficie mundial con respecto a 1951, correspondiendo a 1980 la temperatura media. Como se muestra por la línea naranja, las tendencias a largo plazo son más evidentes cuando las temperaturas son como promedio durante un período de 5 años.  Las barras de error púrpura representan la incertidumbre en las mediciones”.


Cambio-Climatico-Mundial--Grafica.jpg

[Fuente: http://climate.nasa.gov/]

 

 

“Varias instituciones de todo el mundo: 1) NASA, Godard Institute for Space Studies; 2) Met Office Hadley Center Research Unit; 3) NASA, National Climatic Data Center; y 4) Japonese Meteorological Agency; monitorean las temperaturas de la superficie terrestre.  A pesar de las diferencias sutiles en las formas en que los científicos realizan sus análisis, estas cuatro amplias referencias a los registros de temperatura muestran una coincidencia notable.  Todos los picos y valles muestran que varían en sincronía virtuales entre sí desde 1880.  Todos muestran particularmente un rápido calentamiento en las últimas décadas.  Y todo muestra que la última década es la más cálida en el registro instrumental”.

 

Haciendo nuestras propias consideraciones a la gráfica, centrando la atención no en cómo se calienta la tropósfera, sino en las causas y soluciones, añadiremos:

 

1        Con la Revolución Francesa de 1789-1795, la clases social burguesa finalmente reina sobre la faz de la Tierra, con ello hizo pasar a la historia a los últimos vestigios de poder de las añejas monarquías de origen feudal, y en consecuencia, el sistema económico social capitalista, el modo de producción mercantil, se convertía en el modo de producción dominante.

2        Al impulsar su propio modo de producción, suscitó la llamada Revolución Industrial.

3        La Revolución Industrial, a su vez, impulsó la liberación del comercio internacional.  Ahora se producía más, para vender más, para ganar más, y esa producción necesitaba de la apertura de mercados.

4        Un siglo después, justo para 1880, esa guerra del comercio internacional desembocó en la necesidad de acaparar los recursos naturales y las fuentes de materias primas, surgiendo el capitalismo monopolista, y con ello el colonialismo.  En el lapso de ese siglo que fue de la invención de la máquina de vapor movida con la energía obtenida de la combustión del carbón, a maquinaria movida con la energía, ahora, del petróleo, la temperatura mundial se elevó apenas en 0.2ºC.

5        Luego de 1900, con la introducción primero del automóvil y luego del avión, la curva de calentamiento global se aprecia en una tendencia constantemente ascendente.  Es notable incluso la coincidencia del incremento de la pendiente con cada una de los dos grandes guerras mundiales, a la vez que un declive en el calentamiento en los períodos inmediatos de posguerra.

6        Entre fines de la II Guerra Mundial y 1970, es notable un período de estabilidad en 0.2ºC alcanzados en el proceso del calentamiento global; pero, a partir de ahí, a su vez, es notable el ascenso exponencial y continuo del calentamiento.  Se pasó, entonces, de prácticamente 0ºC, a +0.6ºC en tan sólo 40 años; es decir, aumentándose ya en total la temperatura en 0.8ºC.

7        Un par de declinaciones en la curva, parecen corresponder a las crisis económicas tanto de los años ochenta, como de los años noventa.

8        La causa del fenómeno es pues, no la ciencia y la técnica, ni la industrialización en sí, como lo dice la estupidez esquizofrénica “posmodernista” (o los focos incandescentes, como afirma el “estadista” con estatura de hormiga), sino la manera de producir, en donde los recursos naturales son tratados como valores de cambio, como mercancías, e incluso, al producir excedentes destinados a la especulación, para, con ello, condicionar precios y obtener más ganancias.

9        Se requiere, en consecuencia, no de emprender “cruzadas contra los foquitos incandescentes”, sino de reorganizar la manera de producir los bienes materiales de la sociedad, de tal manera que los recursos naturales, la fuente de materia prima, no sea tratada como el valor de cambio de una mercancía, sino como el valor de uso de un satisfactor social, cuya producción y aprovechamiento debe ser geoeconómico-socialmente planificada.

10     Pero, en el entendido de que no es esa planificación económico-social lo que cambiará el estado de cosas, sino que será cambiando el estado de cosas, como se logrará esa planificación económico-social.

 


Compartir este post

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Educación
Comenta este artículo

Comentarios