Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

26 febrero 2012 7 26 /02 /febrero /2012 23:02

1971 Geografía para el México de Hoy Mañana, Ángel BassComentario a, Geografía para el México de Hoy y Mañana, 1971; de Ángel Bassols Batalla.  Artículo, 2012.

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

Espacio Geográfico, Revista Electrónica

de Geografía Teórica.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

27 feb 12.

 

En 1973 cursábamos el segundo grado de la Escuela Preparatoria, presionado por definir el área de conocimientos en función de la carrera a seguir, área que cursaríamos ya en el tercer grado, en 1974.  Por entonces, a su vez, éramos asiduos visitantes de la pequeña librería del Instituto de Relaciones Culturales México-URSS.

 

Habíamos decidido, finalmente, estudiar Filosofía.  Nos atraía no sólo ese conocimiento general y esencial dado en su campo, sino, principalmente, el orden vasto de su reflexión posible en todos los campos del conocimiento.  Decididos a estudiar la carrera de Filosofía, en la lectura de algún breviario nos encontramos con el comentario a un pasaje de Marx en sus primeros escritos, en el cual éste se refiere a que lo peor que podía hacer un estudiante al elegir su profesión, es precisamente estudiar Filosofía, que lo alejaba de la realidad de la producción.  Ello, en consecuencia, nos desconcertó, y habiendo leído ese pasaje fuera de su contexto, no entendimos que Marx se refería, no a la Filosofía como ciencia en sí (en lo cual él mismo, tiempo después, presentó una tesis doctoral), sino a los estudios de filosofía de las universidades de su tiempo (ciertamente, no muy diferente a la filosofía de las universidades de nuestro tiempo), eminentemente inmersas en la filosofía idealista.

 

Ciertamente podíamos haber reflexionado en que ello no era absoluto (o no habría filósofos), pero el real peso de tal pasaje estaba en esa observación de Marx del alejamiento del joven de la producción.  Entonces hicimos una nueva búsqueda de algo “parecido” a la Filosofía por cuanto a su vastedad en abracar esferas de conocimientos, pero, a la vez, esencialmente, con un carácter “no abstraído de la realidad”, sino, de alguna manera, visiblemente vinculados a la producción: y así nos encontramos con la Geografía.

 

Y justo ello ocurrió, cuando, en una de tantas visitas a la librería del Instituto de Relaciones Culturales México-URSS, en los anaqueles, a la vista, estaba, la “Geografía para el México de Hoy Mañana”, 1971; del Dr. Ángel Bassols Batalla.  La sola portada nos confirmaba que la elección de Geografía era lo correcto: en ella, bajo el título de Geografía, aparece la fotografía en blanco y negro de un minero en un socavón apenas rudimentariamente apuntalado.  Gráficamente, lo esencial, el carácter productivo, parecía estar ahí representado.

1971-Geografia-para-el-Mexico-de-Hoy-Manana--Angel-Bass.jpg 

Luego había que ahondar en lo que la Geografía trataba, más allá de la rica diversidad de relación de materias de la “Guía de Carreras”.  Fuimos directo al libro, lo abrimos, y el Índice nos lo presenta dividido en cuatro partes: I La Geografía: los Grupos Humanos y el Medio; II La Aplicación de los Conocimientos Geográfico-Económicos; III El Futuro; y, IV La Regionalización.  La primera parte es una teorización de la geografía definiéndola en ese vasto campo de los conocimientos de la naturaleza y la sociedad, satisfaciendo así uno de nuestros principales intereses; y ahí mismo se aporta una historia de esta ciencia, en función del esquema marxista de los modos de producción y el papel de la Geografía (en esta interpretación teórica), en cada momento de la historia; y ahí estuvo la satisfacción de la condición esencial: el vínculo a la producción.  Los restantes capítulos reforzaban a nuestra vista lo asentado en la primera parte, que a la vez, nos ofrecía una confiable definición marxista.  Adquirimos aquella pequeña pero fundamental obra, y salimos de la librería seguros ya de los estudios profesionales a elegir; desde ese momento, prácticamente una año antes de ingresar a la carrera, comenzamos a formarnos como geógrafos, aceptando sin más lo que la producción geográfica, particularmente de este autor, pero a su vez en general, nos revelaba; y a no muchos años después, tres o cuatro años, ya estábamos sometiendo a crítica el planteamiento de aquel libro por el cual nos habíamos determinado a ser lo que somos.

 

Esta es pues, una de esas obras y lecturas determinantes en la vida, había aparecido publicado apenas dos años antes de que se quedara a mí vista como un material esencial.  Y luego, definida con fundamentos en el marxismo, constituyó el material fundamental de crítica a superar.

 


Compartir este post

Repost0

Comentarios