Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

26 febrero 2012 7 26 /02 /febrero /2012 23:06

Marx-EngelsComentario a, La Ideología Alemana, 1845-1846; Marx-Engels.  Artículo, 2012.

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

Espacio Geográfico, Revista Electrónica

de Geografía Teórica.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

27 feb 12.

 

Un grueso libro, obra conjunta de Marx y Engels, en cierto sentido, continuidad de La Sagrada Familia en una polémica absolutamente irónica y sarcástica, en un contexto muy concreto de las posiciones teóricas idealistas del hegelianismo, principalmente de Bruno Bauer y Max Stirner (pseudónimo de Kaspar Schmidt, creador de la teoría del Anarquismo), acerca de una serie de conceptos con los que se estaba construyendo l teoría del socialismo, en ese momento histórico de Alemania.

 

En nuestra lectura, la obra, por sus aportes, está dividida en dos grandes partes: 1) el Capítulo I “Feuerbach.  Contraposición entre la concepción materialista e idealista”; y 2) la parte restante formada por cuatro capítulos más en donde se analizan las posiciones de Bruno Bauer (San Bruno), Max Stirner (San Max), y Karl Grün, en lo que Marx y Engels llamaron “El Concilio de Leipzig”.

 

Es en ese capítulo destinado a la crítica a Feuerbach, justo, en donde se encuentra los fundamentos esenciales del marxismo dados en el análisis de la economía-política.  Es allí donde Marx y Engels plantean el esquema teórico general de interpretación con base en los modos de producción, y la contradicción en los mismos, expuesto el pasaje: “Todas las colisiones de la historia nacen, pues, según nuestra concepción, entre la fuerzas productivas y la forma de intercambio”[1], es decir, de ese desarrollo entre las fuerzas productivas y las relaciones de producción, que hoy se expresa como aquellos en que un proletariado altamente desarrollado (numéricamente creciente y en una sociedad de una creciente y cada vez más compleja organización), ahora con una relación capitalista que no sólo niega ser último desarrollo, sino sus elementales condiciones de vida.  Se produce una colisión en “el modo como los hombres producen sus medios de vida (que) depende, ante todo, de la naturaleza misma de los medios de vida con que se encuentran y que se trata de reproducir…  Lo que los individuos son depende, por lo tanto, de las condiciones materiales de su producción”[2].

 

Marx y Engels se van a referir a los modos de producción como “formas de propiedad”, y el análisis de la historia con base en ello, hizo ver que, dicen Marx y Engels: “Hasta ahora, venía consideradas la violencia, la guerra, el saqueo, el asesinato para robar, etc; como la fuerza popular de la historia”[3], y esa visión de la historia es reemplazada por el análisis económico-político.

 

Es aquí donde Marx y Engels enuncian la tesis esencial del marxismo, de que: “No es la conciencia la que determina la vida, sino la vida la que determina la conciencia”[4], que luego, en su Introducción a la Crítica de la Economía Política; por “vida”, explícitamente expresarán como “las condiciones materiales de existencia”.

 

Entonces esa tesis esencial, enuncia la tesis de la omnilteralidad del individuo en la sociedad comunista, en donde ahora, “puede desarrollar sus aptitudes en la rama que mejor le parezca…”, con base en la regulación de la producción, de donde, “hace cabalmente posible que yo pueda dedicarme hay a esto y mañana a aquello…”[5].

 

De la misma manera, otra tesis esencial, es quela en la que, dicen Marx y Engels: “…todas las luchas del Estado …, del derecho, del sufragio, etc. No son sino formas ilusorias bajo las que se ventilan las luchas reales entre las diversas clases…  Y se desprende, asimismo, que toda clase que aspire a implantar su dominación, aunque ésta, como ocurre con el caso del proletariado, condiciona en absoluta la abolición de toda forma de la sociedad anterior y de toda forma de dominación en general, tiene que empezar conquistando el poder político…”[6].

 

La Ideología Alemana, es, en consecuencia, una obra fundamental del pensamiento marxista, puede decirse, incluso, que es con ella que, de hecho, en ese 1845, nace dicha ideología conjuntamente entre Marx y engels.

 



[1]        Marx-Engels; La Ideología Alemana; Ediciones de Cultura Popular; México, 1977; p.86.

[2]        Ibid. p.19-20.

[3]        Ibid. p.22.

[4]        Ibid. p.26.

[5]        Ibid. p.34.

[6]        Ibid. p.35.


Compartir este post

Repost0

Comentarios