Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

23 octubre 2011 7 23 /10 /octubre /2011 23:05

space weather1 fComentario a, O. Spiridónov, Constantes Físicas Universales.  Artículo, 2011 (5/5).

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

“Espacio Geográfico”, Revista Electrónica

de Geografía Teórica.

http://espacio-geografico.over-blog.es/; 20 nov 11.

 

Desde Michelson en 1881, con un rango de precisión para la posible velocidad del “viento del éter“ de entre 5-7 km/seg, comenzaron los intentos para determinar ese arrastre del éter que produciría un “viento”.  Para 1927, el rango de precisión estaba en 1 km/seg.  Poco después el valor se redujo ya a metros, en un rango de 240 m/seg; y para 1958, experimentando con láseres, el rango de precisión era ya de 33 m/seg, y en 1963 se demostró que no había un “viento del éter” que fuese superior a 5 m/seg; y al año siguiente, 1964, el rango de error no era superior ya a 1 m/seg (la velocidad del andar de una persona, y el arrastre del éter no podría generar un viento que fuese inferior a esa velocidad), suficiente para poder afirmar que el éter no existía.  Así, pues, “la velocidad de la luz en el vacío, la misma para todos los sistemas de referencia, independientemente de su movimiento”[1].

 

Curiosamente, ello no aclaró el problema de la gravitación y la teoría del espacio, sino que lo complicó más, pues entonces, si el éter no existía: ¿qué es el vacío o cuál es la naturaleza de éste?

 

Y en este punto Einstein hace su aparición estableciendo, no obstante la superación de la teoría de la gravitación de Newton, el principio de correspondencia* con ésta.

 

Un hecho de suma importancia en la teoría de la relatividad de Einstein, es el de la relación entre la masa y la energía, de modo que al asunto de la velocidad de los cuerpos, ello va acompañado del aumento de masa; o, inversamente dicho, si la velocidad del cuerpo es nula, ello determina una energía en reposo, de tal manera que, tomando las palabras de Siridónov: “Cualquier cuerpo con masa en reposo ya posee energía sólo merced a su existencia”[2], y de ahí que la teoría de Riábchikov del estudio de los balances de energía entre los Elementos del espacio geográfico, no fuese, para nada, un planteamiento irrelevante, que finalmente desemboca en la energía contenida en las densidades del vacío (espacio).

 

De lo anterior se desprende la existencia equivalente de dos tipos de masa, la inerte y la gravitacional, las cuales son mutuamente proporcionales hasta coincidir; y Einstein procedió de manera análoga con la gravitación y la inercia, haciendo de ellas el mismo fenómeno; y al respecto, Spiridónov agrega: “Este fenómeno no es propiedad del propio cuerpo, sino la peculiaridad del espacio en que se encuentra le cuerpo”[3].

 

Así, gravitación e inercia dejaron de ser asunto de la masa, para ser propiedades del espacio, de tal modo que la trayectoria de un cuerpo no depende internamente de su masa, sino externamente , del campo de gravitación en que se mueve; y de ahí que, dice Spiridónov: “Resulta que la investigación del movimiento de los cuerpos en un campo de gravitación permite estudiar las propiedades del espacio circundante.  La causa de la gravitación, la clave del enigma de su mecanismo, yacen en las propiedades  del espacio.  Ya no es el espacio “vacío” de Newton, sino que  se reanima y posee ciertas propiedades.  La estructura del espacio no es permanente: sus propiedades varían conforme a la distancia y movimientos de la materia[4].  Donde el subrayado se refiere al “movimiento de la realidad objetiva”, y convendría distinguirlo del concepto de “movimiento de la sustancia” o “movimiento de los cuerpos”.

 

El espacio “vacío” de Newton de un éter inexistente, no obstante adquiría sus propias cualidades intrínsecas; pero que hasta Einstein, las cualidades de ese vacío, sólo se determinaba por los cuerpos existentes en él, y no por él mismo.

 

Tratar con los cuerpos en el espacio en función de su gravitación, llevó al problema de por qué no convergían todos en una sola masa, a cuya explicación contribuyó Alexandr Fridman (1888-1925), dando los fundamentos de la cosmología moderna.

 

Si Einstein consideraba que el Universo era homogéneo y estacionario, con límites determinados; “Fridman en su solución partía sólo de una suposición, de que el Universo es homogéneo, rechazando su estado estacionario, como una hipótesis poco probable”[5], naciendo más bien, con él, la luego llamada teoría del “big-bang” de un Universo (espacio) en expansión.

 

Spiridónov concluye su texto refiriéndose a los trabajos de Hubble, que verifican en general los supuestos de Fridman, en un Universo que se ha revelado enormemente complejo, pero del cual nos interesa destacar esa propiedad “misteriosa” del vacío, presente en toda teoría del espacio, y en el caso de Einstein, vinculado a la gravitación; y del que, sin embargo, nada que no sea exponer lo que el espacio no es, se ha dicho, menos afirmar lo que realmente es.

 

No obstante, de esta obra de Spiridónov, podemos concluir acerca del espacio y su naturaleza más general de vacío: un campo material vectorial vinculado a la gravitación, de la cual ni su naturaleza se ha descifrado por completo, ni la dialéctica de la naturaleza difícilmente la puede aceptar como un monopolo; teoría einsteniana del espacio en la que se confirma que el vacío, y por el espacio, es más denso, cuanto más lejano de la Tierra, y por lo tanto, de posibles relaciones entre una masa en reposo, y una masa en reposo nula, de donde hay una infinidad de cosas que inferir.



 

 [1]    Spiridónov, O; Constantes Físicas del Universo; Editorial MIR; Col. Física al Alcance de Todos; 1ª edición, Moscú, 1984; 1ª edición, México, 1986; p.87.

*        El principio de correspondencia se refiere a las síntesis (o subsunción) entre ambas teorías.

[2]        Ibid. p.99

[3]        Ibid. p.99

[4]        Ibid. p.100 (subrayado nuestro).

[5]        Ibid. p.151.

 


Compartir este post

Repost0

Comentarios