Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

17 julio 2011 7 17 /07 /julio /2011 23:01

Ícono Geografía Teórica (Brújula)-copia-2Comentario al Artículo: "Algunas Cuestiones en Torno a las Distribuciones Espaciales", de Michael F. Dacey, 1975. Artículo, 2011 (1/3).

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

“Espacio Geográfico”, Revista Electrónica

de Geografía Teórica.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

La Tierra, 1 (φN, λW); 18 jul 11.

 

Luego del trabajo de Hettner en que éste ya apuntaba a la generalización de los fenómenos, aun cuando, ciertamente, en él aún en algo no definido; aún así fuese, por lo tanto, esa generalización dada sólo teóricamente, pues en la práctica, a falta de una teoría del espacio, no dada incluso en el ámbito de la filosofía o de la física, no podía sino volverse a los fenómenos; dejaba claro que el desarrollo positivo de esta ciencia iba por un camino que era el abandono del estudio de los fenómenos por algo que, en ese momento y luego por varias décadas más, no podía definirse, y que, en consecuencia, producía el eterno e insatisfactorio retorno a los mismos.

 

Ello planteó la consecuente necesidad de volver a pensar la geografía, ahora desde el concepto de espacio y la marxista dialéctica materialista, que era lo objetivo en el paso lógico necesario dentro del desarrollo positivo de esta ciencia, que, por supuesto, en el pragmatismo norteamericano no podía aceptar tal propuesta, y ésta, gustosa de crear confusiones con apreciaciones subjetivas, comenzó a plantearse nuevas direcciones o  tendencias en geografía en la búsqueda de alternativas.

 

Algo que aparecía como científicamente superior a lo planteado por Hettner y difundido por el propio norteamericano y partidario del pragmatismo, Richard Hartshorne, fue, entonces, la "innovación" de la "geografía cuantitativa".  No obstante, como ello se refería al método y no alteraba en lo más ínfimo ningún fundamento teórico hettneriano referido por su parte al objeto de estudio, ello acabó reforzando aquel fundamento teórico en el siguiente paso en el desarrollo positivo de esta ciencia; repercutiendo, esencialmente, en cuanto a romper con la tendencia reduccionista del estudio del espacio por el pretendido estudio mediante las leyes de los fenómenos ya naturales como sociales o por la síntesis de las relaciones entre ambos, y no por las propias leyes del espacio mismo.

 

Así, en el desarrollo positivo de la Geografía, en tanto ciencia rigurosa, se ha pasado, primero, del enunciado acerca de la esencia lo geográfico de Vidal de la Blache, a la definición del objeto de estudio por Emmanuel de Martonne, y de ahí a teorización general por Alfred Hettner; luego una categorización adicional por Richard Hartshorne, y al pasar a la segunda mitad del siglo XX, se adiciona la necesidad de la aplicación del lenguaje más riguroso en la descripción dado el caso complejo de las propiedades del espacio mediante el recurso matemático; y así se inserta en el trabajo geográfico lo cuantitativo (en el que vagamente se identifica y confunde lo abstracto con lo subjetivo), entre los años cincuenta y principalmente sesenta del siglo pasado.  Esa cuantificación se refiere esencialmente al método en el desarrollo del conocimiento del objeto de estudio, y no a éste como tal, pero resulta importante su análisis, para poder ver cómo, reflejado en él, se descubren las categorizaciones de las propiedades del objeto de estudio mismo (a la manera como, en la técnica, un desarmador con punta de estrías o una llave allen, nos adelantan el conocimiento de la naturaleza de la cabeza del tornillo).  Como método, es un recurso, tan valioso como cualquier otro que se propusiese; esto es, que, en el método, no se habla de absolutos.  Cuando el idealismo pragmático norteamericano vio los resultados del "cuantitativsmo", esta pragmática "tendencia de moda" desapareció, casi así como había empezado; y su omisión, luego de medio siglo, ahora habla del atraso de la Geografía por ese mismo lapso en ese punto.

 

Así, analizamos ahora aquí, el histórico trabajo sobre la aplicación matemática de la teoría de conjuntos a las distribuciones espaciales en geografía, de Michael F. Dacey: Algunas Cuestiones en Torno las Distribuciones en el Espacio, publicado en 1975 en la antología: "Nuevas Tendencias en Geografía", de Richard J. Chorey.

 

Aun cuando Dacey no define explícitamente su fundamento gnoseológico, una muy tenue crítica a los preceptos del pragmatismo parecieran distinguirlo de ello, pero sin que necesariamente pudiera ser así, sin poder precisarse de manera afirmativa su posición.  En todo caso, tratando una problemática práctica metodológica, aquí, más allá del reconocimiento objetivo o subjetivo de la realidad, se diluye un tanto la determinación gnoseológica; y para el caso de Dacey, es evidente un reconocimiento objetivo de la realidad objetiva (una posición dialéctico materialista).

 

Dacey va a tratar en este trabajo sobre el problema de las propiedades de las distribuciones espaciales, y desde el primer momento salta a la vista algo que luego él mismo va a exponer explícitamente: la ausencia de un cuerpo de teoría (una teoría del espacio geográfico), en el que el tratamiento de las distribuciones espaciales adquieran coherente y lógico sentido; reconociendo, a su vez, que ese cuerpo de teoría, en mucho, ha de elaborarse precisamente con estudios como el que él aquí nos presenta.

 

Sin más, Dacey plantea el problema bajo el capítulo que llama, “Definiciones”, en una lógica de procedimiento matemática.  Y es que nuestro autor aquí en análisis, expone el problema de las propiedades de las distribuciones en el espacio, precisamente echando mano de la matemática teoría de conjuntos; esto es, de una forma de descripción de los procesos espaciales.

 




Compartir este post

Repost0

Comentarios