Presentación del Blog

Crear una Cuenta o un Blog

Thursday 14 january 2010 4 14 /01 /Ene /2010 10:00

 Controversia Geográfica
como Consecuencia del Perímetro de la Tierra
Dado por Estrabón.  Artículo, 2010.

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri  

Espacio Geográfico”, Revista Electrónica
de Geografía Teórica 
http//espacio-geografico.over-blog.es/; 
México, 14 ene 10.

 

El problema realmente estaba planteado ya desde mediados del siglo II, con el mapa de Ptolomeo (98-168); pero la controversia no apareció sino con el avance del conocimiento geográfico, dado doce siglos después, al combinarse tanto un factor externo a la Geografía, como fue la aparición del libro de Marco Polo en 1298; como por un factor interno, dado precisamente por el valor del perímetro de la Tierra de Estrabón, del siglo I.  Esto es, por el avance del conocimiento geográfico dado en el curso de dos siglos completos, entre los siglos XIV a XV, si bien desembocó aún a principios del XVI.

 

Estrabón, como lo demostramos en artículo anterior, determinó el perímetro de la Tierra con un valor de 28,349 km; es decir, poco más e 10,000 km, que es un poco más de la cuarta parte del total del perímetro terrestre.

 

Aproximadamente un siglo después se tiene la Carta en Proyección Cónica Simple de Ptolomeo, la cual posee su canevá, pero no los valores correspondientes.  No obstante, en dicha Carta se representa desde el Meridiano de las Canarias, hasta las tierras de Cattigara en la parte oriental del Sinus Magnus, ubicado apenas hacia donde actualmente está la isla de Borneo.  Esto representa, en sus valores reales, unos 135º de longitud.

 

En esa Carta de Ptolomeo, el Mar Mediterráneo abarcaba 12 divisiones del canevá de su proyección, desde las Columnas de Hércules hasta las costas de Palestina, equivalentes al valor real de 40º de longitud.  Lo que, para efectos prácticos, cada división en el canevá de dicha proyección, significa 3º de longitud (con un rango de error de 4º).

 

Luego, de Zanzíbar a Borneo, el mapa de Ptolomeo comprende 22 divisiones, 66º de longitud; que en sus valores reales es de 75º de longitud.  Nuevamente, para efectos prácticos (con un error de 9º), los 3º de cada división también corresponden a esta otra distancia.

 

Si la división fuese cada 5º, la longitud del Mediterráneo sería de 60º (20º más de error, evidentemente falso).  Y la longitud de Zanzíbar a Borneo, sería, ya no de 66º como lo calculaba Ptolomeo, sino de 110º (con un aparente error de 40º).  Lo sorprendente, es que por toda la Edad Media hasta fines del siglo XV, se consideró que el valor del intervalo en el  canevá de la cónica de Ptolomeo, era de 5º.

 

Ello quiere decir que, en términos generales, en el mapa de Ptolomeo las distancias son correctas y proporcionadas.  Hasta ahí todo está bien.  Pero ¿por qué Ptolomeo no puso los valores de longitud correspondientes?  Ello no fue precisamente por ningún olvido: hacerlo, era simplemente poner en duda la autoridad de Estrabón, pues fácilmente se pueden deducir por dicho canevá con tales valores, los 5º entre Rodas y Alejandría, y de ahí en adelante, que el valor dado por Estrabón al perímetro de la Tierra, era erróneo.  Todo lo cual, habla del peso de la autoridad de este último.  Pero esta omisión y condescendencia de Ptolomeo para con Estrabón, dejó el dato histórico de un perímetro terrestre de una cuarta parte menos de su valor real.

 

La era oscura entre los siglos IV a VIII, son un vacío en el conocimiento del espacio geográfico.  Figuran en esta época, Cosmas de Alejandría, o Indicopleustes, que rechazando el modelo esférico de la Tierra, el cual declara falso, en el año 547 dibuja el espacio geográfico como el interior de un tabernáculo semejante al Arca de la Alianza.  Es la época de los conocidos como “mapas de T en O”, uno de los más famosos es el de Isidoro de Sevilla (560-636).

 

A partir del siglo VIII, con el surgimiento y expansión del Imperio Árabe, comienza a darse un resurgimiento del saber geográfico, con una cartografía peculiar conocida como Tablas de Peutiger (por el primer autor en estudiarlas, Konrad Peutiger, en 1508) o Itineraria Picta; que eran mapas de rutas continentales, básicamente comerciales, entre el mundo árabe y Europa; y de ahí que por mucho tiempo la cartografía árabe no aportara a la idea de la configuración del mundo.

 

Ello no ocurrió sino hasta mediados del siglo XII, con el mapa de Edrisi (1100-1165), al servicio de rey Roger II en Sicilia; mapa que en 1154 vuelve a la idea de una Tierra esférica (o por lo menos, ello, veladamente en su representación circular; pero cabe pensar en la esfericidad, dado lo curvilíneo de ciertas delimitaciones latitudinales), y en el cual Edrisi retoma la idea de las esphrágidas de Eratóstenes.

 

En ese mapa de Edrisi, el Océano Indico ya no aparece cerrado, como en el mapa de Ptolomeo, y en consecuencia, ello quiere decir que no se registra la región de Cattigara, habiendo un paso abierto del Índico a lo que sería el actual Océano Pacífico.

 

Y será hasta el inicio del siglo XIV, cuando el Imperio Otomano prácticamente cierra el acceso a las rutas de la seda y de las especias, que esa región de Cattigara; existente en Ptolomeo ya desde el siglo II; ausente en Edrisi en el siglo XII; pero nuevamente presente, ahora como una gran península en el extremo de Asia, con Andreas Bianco a mediados del siglo XV; que despertará una enorme controversia, de cuya solución derivará el nacimiento de la Geografía moderna.

 

Y el problema se abrió precisamente con Marco Polo (1254-1324), a su regreso de China en 1295, y la difusión de un pasaje de su libro de 1298.  Tres años después de su regreso a Europa, participa en una batalla entre Génova y Venecia, y a favor de ésta, y ocurre el afortunado acontecimiento de que es hecho prisionero por aquellos, lo que a su vez permite que en su celda, sin más qué hacer, dicte, en 1298, su Libro del Viaje.

 

Geográficamente aportará un dato de relevante importancia dada las dificultades incrementadas para la travesía por la Ruta de la Seda con la expansión de Imperio Otomano: esto es, que a su vuelta de China, lo hizo por mar, aprovechando el Paso de Basmán.  Con ello, resultaba entonces que Edrisi tenía la razón y se podría llegar al reino de la seda por mar.  Pero he aquí que, para entonces, principios del siglo XIV, aparece la llamada Escuela Cartográfica de Mallorca (en realidad Escuela Geográfica, pero distinguidos los términos por influencia de Estrabón), con geógrafos como Juan de Cariñaño (¿?-1340), con su mapa de 1311; y Angelino Dulcert, con otro semejante de 1339; hasta el llamado Atlas Catalán, de Jafuda Cresques y su hijo Abraham Cresques, de 1375; cartas que en común tienen el ser construidas mediante el criterio de rumbo y distancia en navegación de cabotaje (sin perder de vista la costa), considerando los puertos importantes, de donde recibieron su nombre de Cartas Portulanas.

 

Pero, al transitar a ese siglo XIV, Pedro d’Ailly (1351-1420) elabora su Mapamundi en el Imago Mundi (1410), con la teoría de Crates; con lo que comienza un viraje en la representación cartográfica, seguido por Andreas Bianco (1448), en cuyo Mapamundi monohemisférico con el punto cardinal oriente puesto hacia en norte convencional actual; por primera vez se representa; sin duda con una información venida de China pero mal interpretada por los geógrafos europeos; una gran península saliente de la región de Indochina. Y con ello se destapa un problema contenido por largo tiempo en todos los mapas objetivos, desde los primeros, tanto de Pomponio Mella como de Ptolomeo (excluyendo por lo tanto toda la cartografía de tipo teologal; esto es, algo, en este caso un mapa –si bien no una virtud– que tiene por objeto a Dios); por lo tanto, luego de un vacío del siglo II hasta el siglo XIV.

 

Y ocurrió el hecho fatídico para Europa: en 1453, finalmente, cae Constantinopla en poder turco, por lo que el paso a través del Mar Rojo fue ya imposible.  Andreas Bianco era asistente de Fra Mauro (1459), el cual hace su propio Mapamundi monohemisférico, con una presentación invertida o “de cabeza”, que exponía la idea opuesta a la de su asistente, omitiendo la representación de tal península, y aceptando la idea original de Edrisi, no registrando la región de esa gran península llamada Cattigara.

 

Todos los geógrafos siguientes van a continuar la idea de Andreas Bianco; y más aún, hacia el último tercio de ese siglo XIV, la Cartografía Portulana comenzará a ser reemplazada por el renacimiento de la Cartografía Proyectiva de los antiguos griegos con la Proyección Trapezoidal de Toscanelli (1397-1482); simultáneamente al hecho de que aparece el mapa de Teodosio Macrobio (1483), en el cual se plantea claramente el problema, ahí donde este traza la gran península en su mapa, y sobre ella una banda (con alguna leyenda), justo en donde se supone estaría el Paso de Basmán.

 

A los anteriores le siguen Nicolás Germanus y Henricus Martellus, que con sus Cartas elaboradas entre 1489 y 1492, representan claramente la existencia de tal “Cuarta Península” (luego de la de Arabia, de la India –deficientemente dibujada–, y de Indochina).

 

Finalmente, en el mismo año clave de 1492, previo a la partida de Cristóbal Colón al Oriente por la ruta de Occidente, aparece Martín Behaim (1459-1507), con su Globo Terráqueo (cuyo proyecto al parecer conoció Colón), con el que se sintetiza la controversia.  Esto es, ya no sólo si tal Cuarta Península existía o no, sino, como consecuencia, si el Paso de Basmán existía o no; pero más aún, si Asia tenía que “estirarse al oriente” hasta lo inaceptable para compensar las longitudes reales, dada la suficiente experiencia y mediciones ya para entonces, de los viajes a Taprobana..., o si –como alternativa casi impensable– el perímetro de la Tierra con el valor de Eratóstenes, explicaría toda esa situación.

 


 

Por Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - Publicado en: Historia General de la Geografía
Escribir un comentario - Ver los 0 comentarios
Volver a la página principal

Buscar

Calendario

April 2014
M T W T F S S
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        
<< < > >>
 
Crear un blog en OverBlog - Contacto - C.G.U - Remuneración por el programa "Gana con tu Blog" - Reportar un abuso - Artículos más comentados