Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • Espacio Geográfico.   Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

24 enero 2011 1 24 /01 /enero /2011 00:02

 “Discutamos México”…; Discutámoslo Entonces…

Tema: Desarrollo Sustentable (2/2).

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

http://espacio-geogrfico.over-blog.es/;

20 ene 11.

 

 

Biocombustibles: Demencialidad Absoluta del Capitalismo.

 

¿Acaso podrá tener futuro una humanidad en la que demencialmente sus alimentos básicos son usados como combustible para los automóviles?

 

En un reciente artículo, Fidel Castro también trata algo de estos asuntos, y como Julia Caravias, también se refiere a “la población de la Isla…, la cual vivía en equilibrio con la naturaleza”[1]; sólo que él está hablando, primero, de lo que era hace cinco siglos; y segundo, del modo de producción comunitario primitivo, sustituido a la conquista española por el sistema de producción esclavista.  Y no casualmente termina la exposición de estos antecedentes diciendo: “Para los que deseen entender no hace falta más”[2].

 

Luego del análisis histórico reciente, concluye, y dada su importancia, transcribimos en toda su extensión:

 

“En este momento la humanidad está enfrentando problemas serios y sin precedentes. Lo peor es que en gran parte las soluciones dependerán de los países más ricos y desarrollados, quienes llegarán a una situación que realmente no están en condiciones de enfrentar sin que se les derrumbe el mundo que han estado tratando de moldear en favor de sus intereses egoístas, y que inevitablemente conduce al desastre.

 

No hablo ya de guerras, cuyos riesgos y consecuencias han transmitido personas sabias y brillantes, incluidas muchas norteamericanas.

 

Me refiero a la crisis de los alimentos originada por hechos económicos y cambios climáticos que aparentemente son ya irreversibles como consecuencia de la acción del hombre, pero que de todas formas la mente humana está en el deber de enfrentar apresuradamente. Durante años, que en realidad fue tiempo perdido, se habló del asunto. Pero el mayor emisor de gases contaminantes del mundo, Estados Unidos, se negaba sistemáticamente a tomar en cuenta la opinión mundial. Dejando a un lado el protocolo y demás tonterías habituales en los hombres de Estado de las sociedades de consumo, que en su acceso al poder los suele atolondrar la influencia de los medios de información masiva, la realidad es que no prestaron atención al asunto. Un hombre alcoholizado, cuyos problemas eran conocidos, y no necesito nombrar, impuso su línea a la comunidad internacional.

 

Los problemas han tomado cuerpo ahora de súbito, a través de fenómenos que se están repitiendo en todos los continentes: calores, incendios de bosques, pérdidas de cosechas en Rusia, con numerosas víctimas; cambio climático en China, lluvias excesivas o sequías; pérdidas progresivas de las reservas de agua en el Himalaya, que amenazan India, China, Pakistán y otros países; lluvias excesivas en Australia, que inundaron casi un millón de kilómetros cuadrados; olas de frío insólitas y extemporáneas en Europa, con afectaciones considerables en la agricultura; sequías en Canadá; olas inusuales de frío en ese país y en Estados Unidos; lluvias sin precedentes en Colombia, que afectaron millones de hectáreas cultivables; precipitaciones nunca vistas en Venezuela; catástrofes por lluvias excesivas en las grandes ciudades de Brasil y sequías en el Sur. Prácticamente no existe región en el mundo donde tales hechos no hayan tenido lugar.

 

Las producciones de trigo, soya, maíz, arroz, y otros numerosos cereales y leguminosas, que constituyen la base alimenticia del mundo —cuya población asciende hoy, según cálculos a casi 6 900 millones de habitantes, ya se acerca a la cifra inédita de 7 mil millones, y donde más de mil millones sufren hambre y desnutrición— están siendo afectadas seriamente por los cambios climáticos, creando un gravísimo problema en el mundo. Cuando las reservas no se han recuperado totalmente, o solo en parte para algunos renglones, una grave amenaza ya está creando problemas y desestabilización en numerosos Estados.

 

Más de 80 países, todos ellos del Tercer Mundo, ya de por sí con dificultades reales, están amenazados con verdaderas hambrunas.

 

Me limitaré a citar estas declaraciones e informes… [y, suprimiendo esta parte por nosotros que transcribimos, remitiremos al lector a la fuente para sus detalles].

 

Los problemas son dramáticamente serios. No todo sin embargo, está perdido.

 

La producción actual calculada de trigo alcanzó la cifra de casi 650 millones de toneladas.

 

La de maíz, rebasa esa cantidad, y se acerca a los 770 millones de toneladas.

 

La soya podría acercarse a los 260 millones, de los cuales Estados Unidos calcula 92 millones y Brasil 77. Son los dos mayores productores.

 

Los datos en general de gramíneas y leguminosas disponibles en el 2011 son conocidos.

 

El primer asunto a resolver por la comunidad mundial sería escoger entre alimentos y biocombustibles. Brasil, un país en desarrollo, desde luego tendría que ser compensado.

 

Si los millones de toneladas de soya y maíz que se invertirán en biocombustibles se destinan a la producción de alimentos, la elevación inusitada de los precios se pararía, y los científicos del mundo podrían proponer fórmulas que de alguna forma puedan detener e incluso, revertir la situación.

 

Se ha perdido demasiado tiempo. Es hora ya de hacer algo”.

 

<<Es hora ya, de hacer algo>>…, pero qué.  Qué, que ante la disyuntiva de la extinción de la especie humana en medio de hambrunas, no pueda ser mas que la insurrección mundial generalizada contra el capital.

 

Y tendremos que concluir con Fidel Castro: <<Para los que deseen entender, no hace falta más>>.

 



[1] Castro Ruz, Fidel; Es Hora de Hacer Algo; en la Serie “Reflexiones del Compañero Fidel”; Granma Internacional Digital, 20 de enero de 2011.

[2] Ibid.

 



Compartir este post

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Educación
Comenta este artículo

Comentarios