Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

6 abril 2011 3 06 /04 /abril /2011 23:05

Ícono Geografía Teórica (Brújula)-copia-2El Aparato de Categorías Fundamentales en Geografía.  Ensayo, 2010. Resumen [*]

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

“Espacio Geográfico”, Revista Electrónica

de Geografía Teórica;

http://espacio-geografico.over-blog.es/;

La Tierra; 1 (φN, λW); oct 10.

 

Resumen.

 

Un análisis marxista de la Geografía, un análisis con fundamento gnoseológico en la dialéctica materialista, nos impone, como condición primera de toda condición: la consideración de un aparato de categorías fundamentales.

 

Un segundo aspecto básico desde el punto de vista de la dialéctica materialista cuya esencia es el análisis de las contradicciones, es que tales categorías han de darse por pares de contrarios.


 Un tercer aspecto esencial a considerar y tener presente con fundamento en el análisis marxista, es que tales categorías, en tanto conceptos, son un reflejo en el cerebro humano de la realidad objetiva.  Lo que ellas nos dicen, es lo que existe objetivamente en la realidad; sus relaciones dialécticas, expresan a su vez, las relaciones dialécticas de esa realidad objetiva, que en tanto tal, existe independientemente de nuestras ideas y voluntad.

 

De este modo, en cuarto lugar, las categorías expresan relaciones de causalidad; pero, además, forman en sí la lógica de una ciencia; de modo que sin ellas, no sería posible elaborar teoría alguna en este campo de conocimientos; o, dicho en sentido afirmativo, toda teoría, en este caso geográfica, se elabora tendiendo como fundamento necesario el conjunto de los conceptos esenciales de la ciencia, o sus categorías.

 

Así, al aplicar la metodología marxista a los fundamentos de la teoría geográfica, justo a esto, con estos fundamentos, es a lo que nosotros respondimos ya en 1981 cuando iniciábamos la elaboración de nuestra tesis de Licenciatura en Geografía: “Geografía: Fundamento de su Teoría del Conocimiento”.  El énfasis es obligado, porque antes que nosotros, el enunciado de esa categoría esencial: el espacio terrestre, o geográfico, ya estaba históricamente dada, sólo que, con la diferencia de que ello lo había sido con base en otros fundamentos gnoseológicos: el positivismo desde el siglo XIX, y sus variantes neopositivistas a lo largo del siglo XX; el estructural-funcionalismo; e incluso de la filosofía de la superestructura de los llamados “neomarxistas”.  Eso hizo la diferencia, ello dio la originalidad de la propuesta propia.  El método dialéctico materialista nos dio una vastedad incomparable de teoría, frente a lo que hasta entonces se había hecho prescindiendo de ella (aún a sesenta años de existencia de una geografía en el campo socialista, que, por definición, fue lo primero que debió haber hecho por sus propios geógrafos).

 

Vinculados a ese concepto esencial: el espacio, en particular, terrestre; brotaron de inmediato los conceptos fundamentales del mismo: lugar y situación, localización y distribución, extensión y límites, conexión y relación; y se integró, con ello, el aparato básico de categorías fundamentales del conocimiento geográfico.  Luego, conforme la investigación avanzó, se fueron incorporando otras categorías igualmente esenciales: simetría y asimetría, isotropía y anisotropía, isomorfismo y anamorfismo, variancia e invariancia, continuo y discreto, vacumm y plenumm.  Y apareció una nueva forma de ver y hacer la geografía.  Antes de nosotros en 1981 e incluso 1983 en que se presentó nuestra tesis, nada de esto estaba dicho, e infinitamente menos, planteado de esta manera.  Más bien, al contrario, al momento de exponerlo (I y II Simposios de Enseñanza de la Geografía en México, IX-XI Congresos Nacionales de Geografía en México, entre 1982 y 1987), se nos criticó y nuestra propuesta fue negada.  No obstante, para el segundo semestre de 1983, subrepticiamente, comenzó a aceptarse, empezando todos a hablar del “análisis del espacio”.  Una década después, la práctica histórico social demostró la veracidad e nuestros planteamientos y nos dio la razón: finalmente se “oficializó” el “espacio terrestre”, como objeto de estudio de la Geografía.

 

Se retomaron nuestras ideas, sin darnos crédito alguno, sin mencionarnos siquiera (no obstante las fuentes documentales de Tesis y Memorias de Congresos ampliamente conocidas), pero, cuales escribanos ignorantes, cuales copistas fraudulentos, no sólo tomaron las ideas y le pusieron su nombre; sino, en su ignorancia, en el manejo de lo no-propio, arrastraron las deficiencias, las limitaciones, los errores, incluso ya superados; aun cuando, para entonces, en la “proscripción”, correcciones ya no ampliamente conocidas.  Y esto constituyó, al final, una situación feliz: evidenció la trapacería.  A principios de los años noventa habíamos salido del escenario, aún no existía Internet, y mucho menos podía imaginarse, ya no se diga el correo electrónico, sino la aparición del Blog.  Y aún nosotros mismos tardamos en darnos cuenta de su misma revolucionaria utilidad; pero cuando finalmente ello ocurrió a mediados de 2009, la historia volvió a cambiar: esta vez, para completar, por nuestra parte, la revolución de pensamiento en nuestra ciencia; ya quedará la última palabra; ya en el misoneismo, o bien en el pensamiento ilustrado y progresista; del geógrafo mismo.

 

El “espacio geográfico”, reflexionado detenidamente como espacio geo – gráfico, es igual a la cartografía del espacio terrestre; pero esto no es otra cosa que la abstracción del espacio geográfico concreto; el que, finalmente, es sintetizado como “espacio geográfico concreto pensado”.  De ahí que nosotros, en un principio, enfatizáramos a esta escuela de pensamiento geográfico, como “espacial-cartográfica”. 


Compartir este post

Repost0

Comentarios