Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • Espacio Geográfico.   Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

3 julio 2011 7 03 /07 /julio /2011 23:03

Eje del Mal, 2001 G. BushEl Ejército Nacional Mexicano: Pifia Militar, o Simulación de Política de Estado.  Artículo, 2011.

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

“Espacio Geográfico”, Revista Electrónica

de Geografía Teórica.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

La Tierra, 1 (φN, λW); 07 jul 11.

 

Cuando el poeta Javier Sicilia acusa al gobierno de haber emprendido una guerra sin ninguna base, y por lo tanto contra todo principio militar de la acción de guerra, queda demostrado con tan sólo revisar estos principios del clásico teórico de la guerra, en la breve obra “El Arte de la Guerra”, de Sun Tzu:

 

1      “En esencia, el arte de la guerra, es el arte de la vida”:

 

Más de 40,000 muertos a principios de 2011, de los cuales entre 10,000 y 15,000 son personas inocentes, ominosamente llamadas “víctimas colaterales”.

 

2      “El supremo arte de la guerra es someter al enemigo sin luchar (el asunto no es destruir, sino ganar con el menor esfuerzo)”.

 

El Ejército Nacional Mexicano y su Comandante Supremo, desconocen este principio elemental de la guerra, y peor aún, parecieran actuar justo en sentido inverso.

 

Sun Tzu explica que, para emprender la guerra, han de considerarse una serie de factores, entre los cuales citamos:

 

3      "Factores (cuándo, cómo, dónde, unidad, proporción, capacidad)":

 

a)     "Político (armonía pueblo-gobernante bajo su liderazgo)".

 

¿Tiene el “Comandante Supremo” y su Ejército Nacional Mexicano, la mejor de la armonías con el pueblo que dice gobernar?

 

Evidentemente, no.  Más aún, es ilegítimo en el acto electoral fraudulento de 2006, justo razón por la cual, con motivos propagandísticos, emprende la “guerra al narcotráfico” (una guerra mercadotécnica).

 

4      "Ataque disfrazado de incapacidad para ello".

 

Los “Jerenales” o “Jenerales” (aún cuando generalmente, “General”, se escriba con “g”), del Ejército Nacional Mexicano, no tienen la menor idea de la acción bélica (esos “jerenales” con estrellitas doradas en la frente y lleno el pecho de pines y banderitas de colores, sólo saben reprimir estudiantes desarmados como en 1968, u obreros y campesinos inconformes como en un sinnúmero de ejemplos pudiéramos referir).  En su ignorancia militar, se lanzaron con todo, alegremente, en un discurso político de su absoluta capacidad para ganar esta guerra; se les advirtió que si no podían, lo que quedaría sería un vacío de poder…; y ahora, helo ahí…

 

Sun Tzu agrega que esa movilización a la guerra debe ser disfrazada de inactividad.  Y los “jerenales” llenos de pines en el “pesihio” y su “orgulloso Comandante Supremo” (aun cuando no se especifica “supremo qué…”), han hecho exactamente todo lo contrario con la militarización de las ciudades del país.

 

5      "Atacar cuando hay debilidad, y eludir cuando hay fortaleza".

 

El “Comandante Supremo…”, lo que sea, y su Ejército Nacional Mexicano pletórico de “jerenales” con su estrellitas dorada en la frente y atiborrados de pines de colores, se ve, pues es evidente, que, en su razón mercadotécnica, no hicieron la menor consideración del enemigo en una subestimación total de su fuerza y capacidad.  Cuando su “Comandante Supremo…” debió eludir el enfrentamiento, no sólo dada las fuerzas del enemigo, sino hasta no tener –como bien lo dijo Javier Sicilia–, puesto en orden sus propias fuerzas, infiltradas por ese enemigo.  Pudiera decirse que el “Supremo…” qué podía saber de acción bélica, pero justo para eso es que tiene ahí a sus “jerenales”, con sus estrellitas doradas en la frente y lleno el pecho de pines de colores.

 

6      "Cuanto más rápida la victoria, mejor.  Cuanto más tarde, mayor la desmoralización".

 

Cuatro años y medio de guerra…, más, por lo menos siete más que nos prometen (dado que seguramente creen que van a continuar en el poder, lo que pone en evidencia su intentona golpista), es lo que equivale a una “victoria rápida”.  Más aún, ni siquiera están ya hablando de victoria, pues están reconociendo que no se puede (los Estados Unidos mismos no han podido, como absurdamente lo ponen de ejemplo).

 

Evidentemente, los “jerenales” del Ejército Nacional Mexicano con sus estrellitas doradas y sus pines de colores, no tienen la menor idea de la teoría de polemos (y eso que lo digo yo, que sé menos aún del asunto); sabrán matar estudiantes que protestan contra el estado de cosas, u obreros y campesinos que se insurreccionan, pero eso es fácil, pues los agarran desarmados; pero en el asunto serio de la guerra, jamás han leído a Sun Tzu, como para entender que quizá cuatro años de guerra ya va siendo tarde y en esa medida la desmoralización generalizada (con “g”).

 

7      "Romper alianza mediante diplomacia".

 

Si los “jerenales” con sus estrellitas doradas en la frente y sus pines de colores es claro que no saben de teoría de la guerra en bruto, involucrar en ello la diplomacia… (¡¿?!).  “Romper alianza”… ¿cuál alianza, de quién con quién; romperla…, cómo romperla?  Ni la menor idea.  Cómo decirles que de lo que se trataba, era de empezar por aquí.

 

8      "Defenderse cuando no se puede derrotar.  Atacar cuando se puede vencer".

 

Cuando el poeta Javier Sicilia le decía al “Supremo…”, que primero debió poner orden en sus fuerzas, el poeta mismo sabe más que los ignorantes “jerenales” del “Supremo…”, que desconocen la existencia del libro “El Arte de la Guerra”, de Sun Tzu.

 

9      "No se enfrenta un combate que no se pueda ganar".

 

Pero, evidentemente, cuando los “jerenales” de estrellitas doradas en la frente y pines de colores prendidos por todas partes junto con su “Comandante Supremo…”, no hicieron la menor consideración de las fuerzas del enemigo, en la subestimación total, se lanzaron alegremente al combate, creyendo, precisamente, que lo podían ganar rápida y fácilmente.

 

Ni hablar, si hasta yo me doy cuenta de la torpeza de los “jerenales” de estrellitas doradas en la frente y pines de colores por todos lados, no queda más que una última reflexión: o el Ejército Nacional Mexicano es una enorme recua; o…, el Presidente de la República que funge como Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas y sus Generales y Mariscales de Campo, bien que saben lo que hacen simulando una guerra para aterrorizar a la sociedad, e imponerle medidas que coartan su libertad y derechos humanos.  ¿La “Cédula de Identidad”, es acaso un indicador de mayor, o de menor libertad de la sociedad?; ¿tal Cédula tiene acaso un microchip y una microantena GPS?; ese microchip ¿registra acaso los vacunados contra las repentinas pandemias actuales?

 

Todo ello, todo, de principio a fin, es operación del nazi-fascismo para el control de los individuos y eventual exterminio masivo (si no con enfermedades inducidas en vacunas, quizá en uno de los casi 100 Campos de Concentración que existen en Estados Unidos, desde Alaska a Puerto Rico, con capacidad, el mayor, para 40,000 prisioneros).  Esta es mi parte, la vuestra, lector?

 



Compartir este post

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Política
Comenta este artículo

Comentarios