Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • Espacio Geográfico.   Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

7 junio 2015 7 07 /06 /junio /2015 22:04

Estados-de-Espacio--Coloides.jpgEl Espacio Geográfico en la Teoría del Vacuum, de Luis Ignacio Hernández Iriberri: el vacuum y los estados de espacio básicos.  (7/...)

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

29 mar 13.

 

La “Tabla Mendeleieviana” de los Estados de la Materia: y, al final, una geografía de los elementos genésicos, tal cual la imaginaba el Dr. Carlos Sáenz de la Calzada Gorostiza, fue posible (tarea cumplida).

 

Hay aquí una moderna alquimia sorprendente: una “geografía de los elementos"; entendiendo por dichos elementos los actualmente llamados “estados de la materia”, y que en geografía los categorizamos como “estados de espacio”; tal como lo planteaba el Dr. Carlos Sáenz de la Calzada Gorostiza, fue posible.

 

Al tratar de fundamentar nuestra categoría de los “estados de espacio” para redactar el presente artículo, nos encontramos con todo esto en una lógica plenamente consistente con dicha categoría geográfica en nuestra teoría.

 

Al dirigir los estudios geográficos hacia la abstracción de los fenómenos tanto naturales como sociales, en la categoría más general de los estados de espacio, un primer asunto a resolver fue la clasificación básica que podríamos hacer de los mismos, y tomados por sus propiedades físicas más generales y esenciales, como masa, densidad, movimiento, etc, aparecían como los mismos estados de la materia.

 

Escolarmente sabemos que los estados de la materia  son tres: 1) sólido, 2) líquido, y 3) gaseoso; pero desde hace mucho tiempo, los años sesenta del siglo XX, habíamos escuchado de un autor soviético que hablaba hasta de siete estados de la materia.  Ahora, al tratar de precisar ese dato en función de nuestro interés por las características a asignar a los estados de espacio, de los Diccionarios de Física obtuvimos una clasificación en la cual se incluía al plasma, y tres formas de condensados (superfrío, superconductivo, y superfluido), y tentativamente se mencionaba la posibilidad de un estado superdenso.  Luego nos acordamos del estado coloidal, y nos quedaron ya no los siete misteriosos (que así lo fue para nosotros por mucho tiempo) estados de la materia, sino aún más.

 

Y al ahondar en su estudio, empezaron los problemas de las inconsistencias en la clasificación: primero, los coloides resultaron ser en más de una forma; y segundo, se descartaba al plasma como un estado diferente de la materia y se ubicaba como un coloide, de los cales algunos opinaban que no son estados de la materia diferentes, sino sólo agregados de transición ente un estado real y otro, y todo se complicó.

 

Luego, investigando más sobre los coloides, en el libro de La Física, editado por el Círculo de Lectores, 1985; nos encontramos una interesante Tabla de Clasificación de los Coloides, en ocho tipos, determinados tanto por le medio de dispersión, como por la fase dispersora (luego una tabla semejante la encontraos en la Red, en la cual se explica la existencia hasta de trece estados coloidales; y de ello nos saltó a la vista un problema mendeleieviano en ello: los “medios de dispersión”, corresponden a los tres estados básicos de la materia, que combinados mutuamente (cual alquímica tabla de los elementos genésicos), generan los coloides; pero, y he aquí el problema, esos estados básicos de la materia son tres (en ambas tablas), que combinados mutuamente deberían arrojar nueve coloides…, pero la tabal sólo menciona ocho.  El problema es mendeleieviano, porque justo de ello quedan tres casillas por llenar en esa lógica combinatoria.  Y no sólo no vemos nada que nos lo impida, sino que, aún más, ello nos permite identificar claramente un coloide.


Estados de Espacio; Coloides

"Tabla Mendeleieviana" de la Clasificación de los Estados de la Materia y sus Transformaciones: formas gnerales de tratar conlos Estados de Espacio.
["Clik" enla imagen para amplificar]

 

En una lógica combinatoria consistente, en los últimos tres cuadros automáticamente deben ir: gas + gas = plasma (nube de iones).

  

Puesto de este modo, cambió nuestro criterio; los estados de la materia, básicos, son sólo tres (sólido, líquido y gaseoso); pero sobre de ellos hay sólo dos variantes de la materia: la sustancia y el campo; pero de la mutua combinación genésica de esos tres estados, se generan nueve estados de la materia más, ahora llamados estados coloidales.

 

Hasta aquí, todos esos estados de la materia tienen un carácter mesoscópico, propio al ámbito geográfico.  Luego, más allá, incluso por procedimientos artificiales de laboratorio, es posible crear más estados de la materia, conocidos como condensados; algo que ya cae fuera de lo geográfico, pues tales estados, o son de laboratorio, o de otras regiones del Universo fuera del espacio geográfico; tales como los estados superdenso, superfrío, superfluido o superconductivo; y en ese razonamiento pudiéramos hablar hasta de dieciocho estados de la materia; y estos serían sólo los conocidos…

 

Y este análisis resultó ser de una extraordinaria importancia, no sólo porque se afirma que el plasma iónico es uno de los estados de la materia más abundante en el Universo, sino porque es el estado de la materia menos denso, y de hecho, cuya densidad tiende a cero, es decir, punto en el cual se tiene el vacío, lo que para nosotros ha de ser el estado de la materia diecinueve en la lista, vacío que como estado de la materia pudiera mencionarse como el primero, y el cual llena todo el Universo.  Así, pudiéramos decir que, lo que el plasma iónico es a la espuma de las olas al reventar, el vacío es a la vastedad de la “Mar Vacui”.

 

Y luego nos dimos cuenta que esto era por cuanto a los estados sustanciales de la materia, y había que agregar la tabla de los estados de campo de la materia (eléctrico, magnético, térmico, gravimétrico, lumínico, vacuo), mucho de lo cual nos parece quedar mesoscópicamente a la vista de los ojos de Argos en la cola del mítico pavorreal.

 

Mas, en este punto, traducido ello geográficamente en las categorías de espacio y de estados de espacio, se nos aparece un cuadro perfectamente clasificado de los mismos; una verdadera “Tabal de los Elementos” mendeleieviana en geografía, en donde el estado sólido cual la litósfera, el estado líquido cual la hidrósfera, o el estado gaseoso cual la atmósfera, si importar geográficamente en sus propiedades como fenómenos particulares, sino como medios de dispersión, se combinan con fases dispersoras, cualesquiera que estas sean, dando lugar a las transformaciones de los estados de espacio, en una transferencia continua de sus propiedades de espacio (de localización, distribución, límites, extensión, etc).

 

 

Por lo tanto, el problema del tratamiento empírico concreto y meramente cualitativo de los fenómenos en geografía, queda así superado.  De este modo, al final, una geografía de los elementos genésicos tal cual lo imaginaba el Dr. Carlos Sáenz de la Calzada Gorostiza, fue posible.

Compartir este post

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Filosofía de la Geografía
Comenta este artículo

Comentarios