Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • Espacio Geográfico.   Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

22 marzo 2015 7 22 /03 /marzo /2015 23:04

Modelo del Espacio Terreste en el Continuum, JCMN, 1995El Espacio Terrestre como el Continuum Einsteniano, en José C. Martínez Nava, 1995. (1/…).

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri,

http://espacio-geografico.over-blog.es/

29 ene 13.

 

Introducción.

 

La exploración consecuente de la teoría de las “fases” de Riábchikov (1976), la habría venido realizando el compañero José C. Martínez Nava, que, en 1995, con enormes dificultades, logró publicar su libro Geografía Integral, en el cual, si bien como un libro de texto para la educación media superior, formaliza su propósito de exponer los fundamentos teóricos de la teoría del espacio como el continuum einsteniano, contenida en los desarrollas de Riábchikov.

 

Su Geografía Integral es una obra compuesta por ocho unidades (o, como se dijera en la Antigüedad, formada por ocho libros), dedicando las tres primeras a los fundamentos teóricos e históricos de la geografía.  Un aspecto notablemente interesante dado en el tercer capítulo, titulado: “El Espacio Terrestre como un Sistema de Elementos”, está en que el autor retoma, como lo hace a su vez Riábchikov denominándolos “fases” (en alusión a las grandes fases evolutivas en la historia natural), y que, evidentemente, son los mismos elementos de los que habla el Dr. Carlos Sáenz de la Calzada, la idea de los elementos de Empédocles (tierra, aire, agua y fuego), sólo que , desde luego, no con la misma idea, sino como base de un conocimiento natural que se da en el ámbito de la geografía, y una complicación más que discutiremos más adelante.

 

El año 1995 fue ese año de la catástrofe económico-social en México, que destruyó todo cuanto hasta ahí se había hecho.  La obra Geografía Integral, fue una de las últimas cosas que compartimos, pero sin que para ello hubiera ya esos ricos coloquios de discusión teórica en la Sociedad Mexicana de Teoría e Historia de la Geografía (SMTHG), y quedó ahí , como todo, en espera de mejores tiempos para poder pensar…, sólo que éstos, en colectivo, ya nunca volvieron.

 

Dejamos de frecuentarnos enfrentando la adversidad como se pudiera, pero el paso de los años hizo sus estragos.  En el año 2007, cuando el que esto redacta estaba por entonces viviendo un proceso oscurantista, implicado en ello con motivo de nuestra titulación en una Maestría en Educación Superior, que nos significó nuestra liquidación laboral en la Universidad en que laborábamos, él ya había creado su Blog, que en su título refleja el profundo estado de ánimo ante una situación generalizada: “Un Soplo de Eternidad”.

 

Nos enteramos de su Blog hasta 2009, cuando nosotros creamos el nuestro y empezamos a sondear en la Red actualizándonos nuevamente en el campo de la geografía.  Lo que nos encontramos fue algo explicable, aun cuando en cierto modo, desalentador, no obstante absolutamente comprensible: en el compañero José C. Martínez Nava, la geografía misma había pasado a un segundo plano, como consecuencia de un cerrado e intolerante oscurantismo que se agudizó durante aquellos años.  De momento nosotros habíamos sentido lo mismo en aquellas primeras semanas de julio y agosto de 2009, al plantearnos sobre qué publicar en nuestro Blog.  Hasta que comprendimos lo que teníamos en las manos.  Pero ya no hubo un proceso de retomar las cosas nuevamente en forma colectiva (de ahí que lo que trabajábamos entonces para la reorganización de la SMTHG, ahora a través de la Red, quedó , a su vez, desplazado a un segundo lugar).  En cierto modo, luego de cuatro años, nosotros estamos publicando ya nuestros últimos documentos en la denso de una oscuridad que los hace ilegibles, ya no sólo porque no puedan leerse, sino porque no deben leerse, sino a consecuencia de ser condenados por la “oficialidad” institucional del “saber geográfico”, sin que se vea la presencia de ánimo en nadie para enfrentar la situación y dar continuidad a esta línea de pensamiento.

 

El infortunio en la falta de discusión de su Geografía Integral, no permitió ver un mayor grado de abstracción y generalización en sus categorizaciones, en un trabajo que había preparado desde el ámbito de la educación media superior, y eso nos impide hoy deducir conclusiones con mayor riqueza teórica, que, sin duda, y tal como nos aproximaremos a ello, está contenido en el fondo de su trabajo.

 

Haremos, pues, aquí, una aproximación crítica en el contexto de ese mediados de los años noventa, tratando de discutir la pate de mayor abstracción teórica en los términos en que entonces analizábamos esos problemas.

 

Concluyamos pues, esta primera entrega introductoria, comentando su Prólogo a la Geografía Integral; que a casi veinte años de su redacción (1995), ya apuntaba ahí que: <<aun no acabamos de salir del oscurantismo de la época medieval>>, cuando ciertamente, ello, esa expresión, no era sino el indicio de que así se vislumbraba el inicio de una nueva edad oscurantista; sin duda alguna, un preclaro pensamiento marxista, ya adelantaba el trágico escenario de esa densa oscuridad recrudecida de hoy (2013), por la cual, y no por más, no puede sino hacerse en la conciencia del que simplemente piensa, un panorama desolador que explica los ánimos.: “El fin del capitalismo –decía ya Martínez Nava en 1995–, fin que se ha extendido…, ha llevado a la bancarrota a la sociedad humana”[1]; y ello, refleja nuestro propio juicio, no sólo ha sido el fracaso del sistema capitalista, sino que con el derrumbe mismo de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), el fracaso es de la humanidad misma.  <<A los descubrimientos científicos –agrega–, nadie les hace caso, a nadie le interesan>> (y era apenas, 1995).

 



[1]        Martínez Nava, José C; Geografía Integral; Ediciones Especiales, SMTHG; México, 1995; p.3

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Filosofía de la Geografía
Comenta este artículo

Comentarios