Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

22 enero 2012 7 22 /01 /enero /2012 23:02

Cambio Climático Mundial; GráficaEl Fenomenismo en Geografía y la Síntesis.  Artículo, 2012.

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

“Espacio Geográfico”, Revista Electrónica

de Geografía Teórica.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

23 ene 12.

 

Hemos visto, pues, que la síntesis no es la simple combinación “alquímica” de cuya simple mezcla se obtiene algo nuevo.  La geografía fenomenista, que es tal por tener en el centro de su preocupación al estudio de los fenómenos (independientemente del error lógico de suplantación de tesis, por la cual entienden al espacio, ya por tales fenómenos, o bien como el simple escenario de los mismos), ante el problema de la síntesis como método, no supera la simple reunión mecánica de los fenómenos naturales y sociales, de donde, como síntesis, lo obtenido, es la geografía misma.

 

Lo primero que críticamente se hace evidente, es que en ello se queda como algo no superado, el análisis empírico de lo concreto real.  Esta situación no puede resolverse más que desde sus mismos fundamentos idealistas subjetivos, por los cuales, citando a Abbagnano al respecto, éste dice: “…como el procedimiento analítico está caracterizado por la presencia de datos…, el procedimiento sintético se puede caracterizar por la ausencia de tales datos y por la pretensión, que le es inherente, de producir por sí los elementos de sus construcciones[1].  Es decir, donde esa síntesis no es un proceso de abstracción o separación como reflejo de lo concreto dado en los datos del análisis de la realidad objetiva, sino que se produce por sí misma subjetivamente, en una construcción del pensamiento, de modo que la síntesis es una “unión de representaciones” (Kant).

 

Cuando el geógrafo de esta corriente de pronto afirma que la Geografía es la ciencia de un <<espacio socialmente construido>>, está respondiendo, precisamente, a la posición kantiana de lo que éste denominó como la síntesis pura o a priori, que precede al mismo análisis y tiene una función ordenadora.

 

Este hecho teórico es desconocido por el mismo geógrafo fenomenista  (aquí –con la fecha de este artículo– lo estamos exponiendo por primera vez), y con ello, si bien con fundamentos en el idealismo subjetivo kantiano, da fundamento lógico a su criterio de síntesis (es decir, en donde todo ocurre a partir de sus cabezas, de su pensamiento, y no de la realidad objetiva).

 

Ello está aún en el método de la ciencia de la modernidad, sólo que así, expuesto en términos idealistas (no es incluso “posmodernidad”.  Así fue retomado especialmente por Karl Ritter, con lo que se caracterizó por él toda esa geografía de la primera mitad del siglo XIX (y de la que Humboldt no se distanció gran cosa).  La segunda mitad de ese siglo con Ratzel, Richthofen, Davies, Kjellen, el problema de la geografía con ese fundamento gnoseológico se redujo al absurdo.  Con De la Blache y De Martonne, en la transición del siglo XIX al XX, se dio también la nueva transición que devolvió la geografía a su origen espacista, ya plenamente con Alfred Hettner, hacia el primer tercio del siglo XX.

 

Eventualmente, Fred K. Schaefer, a mediados del siglo XX, intentó restaurar el viejo orden fenomenista criticando el supuesto kantismo de Hettner, desde sus propias e inconsecuentes posiciones kantianas inconsecuentes, inmersas en el pragmatismo.  Y si el fenomenismo en geografía se continuó como el enfoque principal de la geografía a pesar del espacismo en el cuantitativo y regional hasta la década de los años setenta, fue porque aún no había madurado completamente aquella primera generalización teórica de las propiedades particulares del espacio en el espacio en sí, de Hettner, lo cual tocó consumar al autor de esta líneas al iniciar la década de los ochenta.

 

A partir de ahí, la historia de este Blog en que se publica este artículo, es la historia de esa lucha teórico-ideológica entre las dos corrientes esenciales del pensamiento geográfico en los últimos treinta años, particularmente escenificada en México.

 

La síntesis fenomenista en geografía de origen kantiana como el estudio de los fenómenos naturales en función de los fenómenos sociales en un espacio socialmente construido, difícilmente sostenible en la metodología de la ciencia de la modernidad, ha venido transitando al “paradigma del método científico de la ciencia de la posmodernidad”, dándose la libertad de prescindir de todos esos rigorismos de la lógica, pero no para su posición, sino, reductio ad absurdum, para hacer ver ya su absoluta inviabilidad.  Pero, más aún, en un momento histórico en el que la alternativa, ya no solo teórica, sino práctica, comienza a desarrollarse.

 



[1]        Abbagnano, Nicola; Diccionario de Filosofía; Fondo de Cultura Económica, México, 1966; (v. Síntesis), (subrayado nuestro)


Compartir este post

Repost0

Comentarios