Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • Espacio Geográfico.   Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

16 septiembre 2015 3 16 /09 /septiembre /2015 22:04

Elaboración de una Teoría en Geografía. La Gnoseología de Hettner en Tiempos de Hitler (7/)

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

http//:espacio-geografico.over-blog.es/

23 jun 12.

 

Hettner critica ese subjetivismo kantiano: “…este camino les llevó, al carecer de un conocimiento de la causa de la geografía, a definiciones que se encontraban en contradicción con la evolución histórica de esta disciplina…”, y en esa crítica, Hettner destaca con toda claridad el principio dialéctico materialista de historicidad.

 

Más aún, de acuerdo con ese principio de historicidad, Hettner habla del “sistema lógico de las ciencias”, que si bien pudiese ser por una posición positivista, ello se descarta, pues mientras que en Comte ese sistema lógico es estático, de un orden meramente mecánico de coordinación entre las ciencias, en Engels es producto del movimiento de la materia y de su desarrollo histórico en su incesante transformación, que dan lugar a un desarrollo y subordinación entre ellas.  Es en ese sentido que  lo expresa Hettner: “Por otro lado (frente a la diferencia subjetivista que Hettner llama filosófica), aparecen definiciones (de la Geografía), realizadas a partir  del desarrollo histórico de la ciencia (objetiva), pero que, en cambio, no tiene una posición sólida en el sistema lógico de las ciencias”; es decir, en ese desarrollo y subordinación entre ellas conforme su evolución y objeto de estudio, lo que Hettner expresa con toda claridad: “La labor puede considerarse como solucionada, sólo cuando se haya demostrado la justificación lógica de las ciencias en su desarrollo histórico y se haya determinado su relación con las restantes ciencias, así como la singularidad de sus métodos científicos”.

 

Todo ello con Kant no tiene nada qué ver, que no sea forzando demasiado los conceptos; incluso no tiene que ver ni con Comte, por más que con éste pareciera estar muy próximo.  Hettner no se expresa en esos pasajes ninguna posición gnoseológica fenomenológica ni trascendental kantiana, ni positivista comtiana, sino más bien, sorprendentemente, dialéctico materialista engelsiana.  Todo ello está en conexión con el problema de la clasificación de las ciencias, que tanto en Kant como idiográficas y nomotéticas, como en Comte según una empírica yuxtaposición y coordinación ambigua en abstractas y concretas, como es en Engels, en tanto un desarrollo y subordinación, es muy precisa; y en lo dicho, Hettner no ha expresado ni una categorización kantiana ni comtiana.

Para Kant, las ciencias se clasifican en idiográficas (de lo singular) y nomotéticas (de lugar), como una determinación externa a ellas, subjetivamente.  Para Engels se clasifican según el movimiento de la materia reflejada en ellas, es decir, objetivamente, por la naturaleza de su objeto de estudio.  Hettner no refiere la idea kantiana al hablar de ello, sino que, expone: “…para la ciencia en general, sólo puede ser decisiva las consideraciones internas, sólo el contenido de la ciencia como tal”, esto es, el objeto de estudio.

 

Cuando Hettner introduce en su texto los conceptos kantianos de lo idiográfico y nomotético, lo hace refiriéndose a Windelband y a Rickert, quienes así lo proponen, y, dice Hettner enfático acerca de tales nociones en Kant: “…se puede ser determinante por la clasificación y delimitación de las ciencias…, esto lo tengo que negar”.

 

Comte, en su clasificación de las ciencias, no introduce el principio de historicidad, y esto, finalmente, es definitivo para entender  la verdadera posición gnoseológica de Hettner: “Una clasificación realizada a partir de estos presupuestos –dice Hettner refiriéndose a los presupuestos kantianos–, resultaría en cualquier caso diferente a la distinción y delimitación real de la ciencia, tal y como la ciencia ha ido evolucionando históricamente.  Hettner concluye así su posición: “La verdadera distinción entre la ciencias se establece por los objetos de estudio”.

 

Y por si quedara alguna duda de la posición de Hettner, este deslinda explícitamente, a su vez, del mismo Comte.  Critica su clasificación empírica subjetiva que divide las ciencias en abstractas y concretas, las que califica de “no-metódicas”, lo cual es una negación de Comte.

 

Este deslinde explícito no sólo de palabra, sino con argumentos refutativos en Hettner, tanto de Kant como de Comte, es de fundamental importancia tenerlo presente, para poder entender luego, qué y cómo es que  Hettner rescata dialécticamente, lo que hay de positivo tanto en uno como en otro[*].

 

 

    Nahm, Gerardo; La Figura de Hettner y la Geografía Alemana en el Siglo XIX y Principios del XX; en GeoCrítica N° 70, Barcelona, julio, 1987; p.23.

    Ibid. p.24.

    Ibid. p.24.

    Ibid. p.24.

    Ibid. p.25.

    Ibid. p.26.

    Ibid. p. 26 (subrayado nuestro).

   Ibid. p.26 (que podría pasar por positivista, de no ser por el principio dialéctico materialista de historicidad).

[*]    La referencia descontextualizada precisamente de ello, es lo que hace de Hettner un kantiano o un comtiano, y de ahí la precaución.

Compartir este post

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Filosofía de la Geografía
Comenta este artículo

Comentarios