Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • Espacio Geográfico.   Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

17 abril 2011 7 17 /04 /abril /2011 23:01

Ícono EducaciónEstudiando la “Cuestión Escolar”.  Artículo, 2010 (1/)

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri

"Espacio Geográfico", Revista Electrónica

de Geografía Teórica.

http://espacio-geografico.over-blog.es/;

México, 27 may 10.

 

[Palacios, Jesús;

La Cuestión Escolar, Críticas y Alternativas,

Ediciones Coyoacan, Col. Pedagogía Nº 128;

México, 1ª edición, 1988; 1ª reimpresión, 2005].

 

 

Diez años antes a su primera edición en 1988, Jesús Palacios escribe en Sevilla la Introducción a su obra, La Cuestión Escolar, y en 1978 ya decía, <<la escuela está en crisis: ello es una evidencia...>>.  No sólo poco más de treinta años después, no hay quién no acepte que la escuela está en crisis.  Pero más aún, Jesús Palacios remonta tal crisis al fin de la II Guerra Mundial, y apunta que los antecedentes de tal crisis ya venían “muchos años atrás”; que, paradójicamente, en el contexto se remontan hasta mediados del siglo XVIII, es decir, al momento previo a la Revolución burguesa en Francia de 1789, en el proceso en el cual se está consolidando finalmente el sistema económico-social capitalista; incluso mencionando al barón Grimm, de 1763, en la discusión de si habría o no una crisis de la escuela ya mencionada desde entonces.  Y ello nos pone en el primer entredicho escolar: la crisis escolar, viene con el sistema económico-social capitalista mismo; y los momentos inmediatamente posteriores a las guerras mundiales de 1914 a 1918, y 1940 a 1945, sólo significan momentos particulares de crisis escolar en ese declive general económico-social.

 

Para analizar tal crisis escolar, el entredicho o la cuestión, escolar, Palacios explica su procedimiento: “...agrupar juntos a aquellos autores que participen de una misma filosofía...” (p.13); lo cual, en esencia, nuestro propio método de trabajo.

 

De ello, Palacios dice poder establecer, de hecho, por lo menos cuatro grandes grupos de la crítica escolar: 1) los reformadores; 2) el antiautoritarismo; 3) la crítica sociopolítica marxista; y 4) la posición latinoamericana.

 

No obstante, aquí vemos que se hace una diferencia en el método de clasificación filosófica entre lo que expone Palacios y lo que proponemos nosotros: 1) que Palacios cruza lo histórico y sociopolítico, muy débilmente con lo filosófico; frente a, 2) nuestra propuesta exclusivamente filosófica, en la que iremos ajustando los datos de Palacios.

 

En ese contexto, Palacios es enfático: la llamada “Escuela Tradicional”, es, en general, la anterior a la Revolución Francesa de 1789; en todo caso, la escuela misma del sistema capitalista, pero de su período inmediatamente anterior, de mediados del siglo XVII, en consecuencia, a mediados del siglo XVIII.  Esto es, el período en que rige la autoridad de la Didáctica Magna de Comenio, 1657; al momento de la crítica dada en el Emilio, o de la Educación, 1762, de Rousseau.  A partir de ahí, ambas escuelas corren paralelas en una lucha por hacer prevalecer la Escuela Nueva por sobre la Tradicional.

 

Esto es importante, porque la crisis escolar que Palacios remonta de nuestros días a la crítica de Rousseau, entonces, es la crisis permanente de la llamada “Escuela Nueva”, en sus diversas etapas de formación, desde sus antecedentes, hasta su formalización en 1921 y a nuestros días.

 

Antes de entrar en materia de análisis de dichas etapas, Palacios apunta una crítica a la “Escuela Tradicional”, a la que agregaremos el calificativo de histórica[*] (esa dada de mediados del siglo XVIII hacia atrás en la historia; en una tradición que se remonta al origen mismo de las escuelas, en la Escuela Palatina del Renacimiento Carolingio, con Alcuino, a partir del año 781), y acerca de esta, dice: “La escuela tradicional significa, por encima de todo, método y orden” (p.18).  Un método y un orden dado en función de atender a las necesidades centradas en el docente.

 

Luego de hacer esa aclaración necesaria como referencia de lo que la escuela nueva habrá de empezar por renovar y reformar, Palacios se adentra entonces al análisis de las etapas del desarrollo de la Escuela Nueva desde su “tradición renovadora”, “que nace y se desarrolla a fines del siglo XIX..., –por más que sus orígenes sean muy anteriores–...” (p.25); ubicando a Rousseau, como “el gran precursor”.

 



[*]      Que luego diferenciaremos de la “Escuela Tradicional” ideológica.

 



Compartir este post

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Educación
Comenta este artículo

Comentarios