Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • Espacio Geográfico.   Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

10 abril 2011 7 10 /04 /abril /2011 23:05


Ícono GeoeconomíaGeografía Económica y Política Mundial.  Tres Conferencias.  Monografía, 2006 (5/)
Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.
"Espacio Geográfico", Revista Electrónica
de Geografía Teórica.
http://espacio-geografíco.over-blog.es/
25 abr 11.

 

Didácticamente hemos tomado la Proyección Equirrectangular de Hiparco, ya para estudiar los elementos y propiedades de los mapas, ya porque –si bien el entendido descalificará el empleo de tal Proyección–, académicamente esta es suficiente para satisfacer la elaboración de un mapa con la consideración de las propiedades básicas de todo mapa rigurosamente hecho, si bien es cierto que el rango de deformación del mapa aumenta considerablemente en regiones cada vez más próximas a los Polos, como puede apreciarse de la siguiente gráfica (Lam.7).

 

El quinto elemento fundamental de todo buen mapa, es, en consecuencia, el que éste disponga de un Sistema de Coordenadas Geográficas; entendiendo por ello, el sistema de referencia dado por la intersección de Meridianos y Paralelos, con los valores marginales de Latitud y Longitud, y cuyos ejes de referencia son tanto el Ecuador, como el denominado Meridiano Central, convencionalmente establecido en 1867 en el meridiano que pasa por el Observatorio de Greenwich, y cuya continuidad en el hemisferio opuesto, el denominado Antemeridiano, sirve para fijar la Línea Internacional del Cambio del Tiempo (misma que al quedar ubicada prácticamente al centro del Océano Pacífico, con ello se pretende afectar lo menos posible administrativamente a los países del mundo (Lam.8).

 

Se entiende por Meridiano a aquellas líneas o semicírculos imaginarios perpendiculares al ecuador, los cuales describen círculos máximos (o sea, de igual perímetro que ecuador), y que unen ambos polos de la Tierra (Lam.9).

 

Asimismo, se entiende por Paralelo, a aquellas líneas o círculos imaginarios paralelos al ecuador, las cuales describen círculos cada vez menores conforme se aproximan a los polos (Lam.10).

 

Un par de paralelos especiales, son los llamados Trópicos, como los llamados Círculos Polares, los cuales se reparten simétricamente tanto en el Hemisferio Norte, como en el Hemisferio Sur.  Los mismos, representados incluso a trazo discontinuo en mapas y Globos Terráqueos, tienen por especial, el ser líneas determinadas por el punto de inclinación máxima del Eje de Rotación de la Tierra, en el cual los rayos solares inciden perpendicularmente sobre la superficie terrestre: esto es, a los 23º27’ de latitud, dando lugar a los Trópicos, siendo estos puntos alcanzados, uno, el 21 de junio en el Solsticio de Verano, cuando la Constelación de Cáncer está en el Cenit, dándole por esta razón el nombre al Trópico de Cáncer en el Hemisferio Norte; y el otro, el 21 de diciembre en el Solsticio de Invierno, cuando ahora es la Constelación de Capricornio, en el Hemisferio Sur, la que se localiza en el Cenit de la bóveda celeste, dándole el nombre al Trópico de Capricornio (Lam.11).

 

Simultáneamente a ese fenómeno que determina la posición de los Trópicos, es decir, en las mismas fechas, ocurre el que determina la posición de los Círculos Polares, pero ahora dado por el punto terrestre de tangencialidad de los rayos solares, a los 66º33’ de latitud (Lam.12).

 

Ambos paralelos especiales sirven fundamentalmente desde el punto de vista climático, pues la región ecuatorial entre ambos Trópicos, conocida como Zona Tórrida, es la zona del clima, por la misma razón, llamado tropical (con símbolo A).  Entre la línea de los Trópicos y de los Círculos Polares se distribuirán los climas templados (simbolizado por C) y más próximo a los casquetes polares, el clima frío (simbolizado con la letra D).  Finalmente, entre la línea de los Círculos Polares y los Polos mismos, se extienden los Casquetes Polares; el “Continente de Hielo” Glacial Ártico en el Polo Norte, y el “Continente de Hielo” Glacial Antártico en el Polo Sur (cuyo clima polar se simboliza con la letra E) (Lam.13).

 

A los paralelos corresponden los valores de latitud, como a los meridianos corresponden los valores de longitud.  Se entiende por Latitud, al ángulo con origen en el centro de la Tierra, entre el ecuador y algún punto en la superficie terrestre entre éste y alguno de los polos, y por lo tanto, cuyos valores quedan dados entre 0° y 90°, Norte o Sur (Lam.14).

 

Del mismo modo, se entiende por Longitud, al ángulo con origen en el centro de la Tierra, hasta un punto en la superficie terrestre entre el Meridiano de Origen (de Greenwich, o Central), y el Antemeridiano, y por lo tanto, cuyos valores quedan dados entre 0° y 180°, Este u Oeste del Meridiano de Origen (Lam.15).

 

De aquí se desprende un sexto elemento que debe contener todo buen mapa: la referencia de Orientación; la cual normalmente se representa con el símbolo de una aguja magnética, o la antigua Rosa de los Vientos.  A partir de la línea del ecuador, quedarán, tanto el Hemisferio Norte, como el Punto Cardinal Norte; así como el Hemisferio Sur y Punto Cardinal Sur; y a partir del Meridiano de Greenwich, quedarán, hacia Europa y Asia, el Hemisferio Este y el Punto Cardinal correspondiente; y hacia América, el Hemisferio Oeste y su respectivo Punto Cardinal (que en este caso, suele representarse con la inicial en inglés de West, a fin de que la “O” no fuese confundida con el número cero) (Lam.16).

 

Complementa la interpretación del mapa el conjunto de los restantes elementos: el mapa ha de contener, como séptimo elemento, una Simbología, es decir, un conjunto de símbolos marginales, que explican, ya mediante colores o figuras, lo representado en el mapa, ayudando a su interpretación; asimismo, como octavo elemento, el mapa habrá de contener nombres o datos en su interior, conocidos como Leyendas; deberá especificar, como noveno elemento, el Título, referido a la temática del mapa; y habrá de disponer, en un décimo y último elemento, de un Recuadro de Referencias, en el cual se consigna la autoridad responsable en la elaboración del mapa, lugar, y fecha de edición (Lam.17).

 


 

Compartir este post

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Educación en Geografía
Comenta este artículo

Comentarios