Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • Espacio Geográfico.   Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

10 abril 2011 7 10 /04 /abril /2011 23:18

Ícono GeoeconomíaGeografía Económica y Política Mundial. Tres Conferencias.  Monografia, 2006 (18/).

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

"Espacio Geográfico", Revista Electrónica 

de Geografía Teórica.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

20 jun 11.

 

Uso y Aprovechamiento del Recurso Natural Energético

 

La energía, ese “algo” capaz de producir trabajo, es en realidad, un derivado del uso y aprovechamiento de ciertos recursos naturales en bruto.

 

De los recursos naturales geológico-geomorfológicos tales como el carbón, el petróleo y gas, la actividad geotérmica, o el uranio, derivarán formas de energía calorífica o térmica, mecánica, eléctrica, y nuclear.  Lo mismo será de los recursos meteorológico-climáticos, tales como la radiación solar, la insolación, o el viento, de los cuales se obtiene tanto energía electrofotónica,  energía térmica, y energía eólica.  Luego están los recursos hidrográfico-oceanográficos, como las corrientes fluviales, de donde se obtiene la energía hidroeléctrica; o de la marea y oleaje, capaces de generar formas de energía correspondiente.

 

No todas esas fuentes de energía son aprovechadas por igual, más aun, varias de ellas aun se consideran fuentes alternativas de energía, entre las cuales últimamente se tiene dentro de éstas, la energía por hidrógeno, e incluso la energía por reacción de antimateria.

 

En esencia, el problema no parece ser la carencia de fuentes de energía o el “agotamiento” de las mismas como tales, en tanto energía, sino el agotamiento de ciertos recursos en sí, entre los cuales está particularmente el petróleo, el cual no sólo deriva en fuente de energía, ni esa es su utilidad principal hoy en día, sino que del petróleo lo principal son sus derivados mismos, en lo que se conoce como petroquímica secundaria, con lo que se fabrican toda clase de utensilios de plástico o que contienen esos petroquímicos, por ejemplo, en lo textiles.  El agotamiento del petróleo como recurso natural, tiene más implicaciones que la pérdida de una fuente de energía, que como tal, es ya hoy secundaria.

 

Esto que se nos presenta aparentemente en forma de una irracionalidad para cuya solución podría bastar un acto de conciencia, esconde detrás de sí, en realidad, un problema de orden económico-político ajeno a la conciencia y voluntad de los individuos: el que el carácter de la mercancía-petróleo, determina su uso y aprovechamiento; y si los precios de éste se mantienen bajos, el petróleo será usado indiscriminadamente como mejor alternativa energética en detrimento de sus otras posibilidades para la producción otros bienes materiales, e incluso sin miramientos respecto del perjuicio al ambiente (como ocurre con la firma del Tratado de Kyoto, el que precisamente la principal potencia capitalista, los Estados Unidos, no suscribe).  Por el contrario, si los precios tienden al alza, ello desalentará su uso para el capitalista que lo consume en calidad de energético, que automáticamente recurrirá a lo más económico.  Dicho en otras palabras, lo que ya de por sí nos parecía una irracionalidad, tiene su solución en lo que de hecho es una irracionalidad mayor.  Así es el sistema capitalista lo determina, pues, el uso y aprovechamiento de los recursos naturales tratados como mercancías, con todas sus consecuencias de depredación de la sociedad y la naturaleza.

 

Todo ello nos lleva al problema esencial respecto del uso y aprovechamiento de los recursos naturales: frente al fantasioso “cambio de filosofía de la vida” y toma de conciencia por los individuos y su acción como “sociedad civil” en Organizaciones No-Gubernamentales, está la necesidad de un cambio en nuestra organización social, en el cambio en el modo de producción, en el cual, los recursos naturales dejen de considerarse y ser, mercancías, valores de cambio, para ser tratados como lo que en esencia son: valores de uso, bienes materiales para la subsistencia de la humanidad.

 

En el siguiente apartado discutiremos, finalmente, esa problemática económico-social y política respecto de los recursos naturales. 

 

 


Compartir este post

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Educación en Geografía
Comenta este artículo

Comentarios