Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

13 noviembre 2009 5 13 /11 /noviembre /2009 09:18

Cliché Espacio Geográfico, Revista 2010

Geografía:
Fundamento de su Teoría del Conocimiento
;
La geografía en el mundo árabe
hasta el Renacimiento.

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri

 

Espacio Geográfico”, Revista Electrónica de Geografía Teórica. 
http://espacio-geografico.over-blog.es/; 
México, 14 ene 10.

 

 

d)  La Geografía en el  mundo árabe hasta el Renacimiento

 

Únicamente en el mundo del Islam, opuesto al catolicismo europeo, pudo sobrevivir la ciencia, a través de los llamados "comentadores de Aristóteles".

 

Entre los árabes y el mundo medio oriental; con una gran tradición en las matemáticas; la geografía pudo transmitirse en su escuela espacial-cartográfica, destacando sólo Macrobio hacia el año 400 en occidente y Hsi Chuang (436-466) en extremo oriente; para después de un periodo totalmente oscuro en el siglo VI, continuar con Anani Shirakatsi (s.VII), geógrafo armenio, los conocimientos que más tarde legan como una rica herencia a los geógrafos del renacimiento.  La escuela fenomenológico-historiográfica por el contrario, se pierde durante los primeros siglos de la Edad Media y sólo vuelve a parecer hacia el siglo IX en los trabajos referidos a los fenómenos de la superficie terrestre de Al-Kendi (800-879), filósofo aristotélico-neoplatónico y naturalista; Abu Sayd Al-Sirafi (s.IX-X), quien aporta una descripción de las costas del Océano Índico desde Zanzíbar hasta Cantón.

 

Esta cuarta etapa del desarrollo histórico de la Geografía, se inicia prácticamente un siglo después de la caída del Imperio Romano de Occidente (476 dne); después, apenas "el viajero y geógrafo más grande del siglo VI, Cósmas Indicopleustes, dice que la Tierra es plana, rectangular y que esta regada por los ríos salidos del paraíso"1.

 

La escuela espacial-cartográfica, después de Anani Shirakatsi en el siglo VII, continúa nuevamente su ascenso al rango de ciencia con Beda (ss.VII-VIII), inglés que se pronuncia por el hecho de que la Tierra es un esferoide, y con Chia Tan (730-805), geógrafo chino que construye un nuevo mapa de su país.

 

"Los árabes compilaron la ciencia griega; en el siglo VIII, en Bagdad, los clifas abasidas hacen traducir a Ptolomeo y su libro es llamado entre ellos Almagesto (“El Gran Libro"), protegiendo a los astrónomos"2.  Esto constituye de  hecho el más fuerte impulso a la ciencia en la Edad Media;  Abu Jafar de Jiva (primer cuarto del s.IX), es quien construye un mapamundi, quizá el primero después de seis siglos; al Juarizmi (s.IX), reconocido en la historia de la filosofa como matemático, astrónomo y geógrafo, contribuye al desarrollo de la geografía al aportar sus tablas de latitudes y longitudes.

 

En la época en que los vikingos recorren el noratlántico descubriendo Islandia, Groenlandia y Vinlandia, y resurge la escuela fenomenológico-historiográfica de la geografía con Al-Kendi y al-Sirafi, y continua  hacia el siglo X con Jacubi y su libro de países y mapas; Istajri (s.X, hacia el 950) de la escuela espacial-cartográfica, dibuja un mapamundi más; Abu Reiham Al-Biruni (973-1084), quien, aparte de ser astrónomo, es también  naturalista, y con ello parece ser el primer geógrafo de esta época en intentar responder a los intereses de las dos escuelas.  Sin embargo, la escuela fenomenológico-historiográfica consigue con Ibn Jurdadbih (s.X), una –quizá la primera– descripción del comercio en Europa central en esa época; y Zarkala (1000), de la escuela espacial-cartográfica, quien obtiene entre Toledo y Bagdad, la distancia angular de 51º30' de longitud; para que finalmente llegase El Idrisi (1100-1164), en la línea espacial-cartográfica, con quien se resume el saber geográfico hasta su tiempo, añadiendo al Almagesto los nuevos conocimientos reunidos en su "Libro de Roger" (en honor a Roger II de Sicilia).  El mapa de Edrisí se ha conservado y se puede ver en el la reconstrucción aproximada del mapa de Eratóstenes  (con los puntos cardinales invertidos).  Con Edrisí se abre a una quinta etapa en el desarrollo del saber geográfico; es incluso contemporáneo del filosofo neoplatónico y geógrafo Averroes o Ibn Rochd (1126-1198), el Aristóteles de la Edad Media.  Siendo éste para la escuela fenomenológico-historiográfica, lo que Edrisí para la escuela espacial-cartográfica.

 

La historia que corre paralela a esta cuarta etapa de la geografía, es la historia de la desintegración del feudalismo del medioevo pero esta etapa, contraria al marasmo heleno-romano que condujo al oscurantismo, preparó más bien el camino al Renacimiento.

 

Dicho camino, de la quinta etapa de la historia de la geografía, esta formado por una larga lista de pensadores pertenecientes a la escuela espacial-cartográfica encabezada por el Edrisí y en el siglo siguiente, por  Mateo Paris (1200-1259), quien complementa los criterios de precisión en el trazado de mapas, construye un mapamundi y elabora los mapas de rutas  que perfecciona las Tablas de Peutinger del siglo IV (Fig. 9), e Ibn Said (s.XIII), geógrafo andaluz que perfeccionó a Edrisi actualizando sus datos y añadiendo a cada toponimio sus coordenadas.

 

La escuela espacial-cartográfica progresa al pasar de los mapas murales de Herford y Ebsdorf (1280), a las Cartas Portulanas (Fig. 10), de Cariñaño (1300), Pedro Vesconte (1311-1357), y Dulcert (1339); Cresqués, conocido también como Jafuda (s.XIV-1375), hasta llegar a Paolo del Pozo Toscanelli (1397-1482), que es el máximo exponente del saber geográfico de este periodo, ya que, partiendo de la idea de la tierra esférica, indicó que podría llegarse al Oriente viajando siempre a Occidente, e hizo una proyección planisférica de un hemisferio para señalar la ruta del mediterráneo a las Indias; con él –así lo consideramos– se inicia el renacimiento de la Geografía.

 

A Toscanelli le son contemporáneos geógrafos de no menos monta: Buón del Monte (1400), con sus cartas portulanas; Andrés Blanco (1416), constructor de un Atlas; Claudio Clavo (1425), quien traza un mapa de Escandinava; Américo Vespuccio (1454-1512), quien partir de los viajes de Colón, traza el mapa de las costas orientales del "Nuevo Continente”; Fra. Mauro (1459), cuyo mapa es "considerado como el Clímax de la cartografía"3 previa a Colón, Nicolás y Marcelo Germano (1466), uno que construye una proyección trapezoidal, y otro un mapamundi actualizado con los descubrimientos  portugueses.  Ya en pleno Renacimiento, compartido con Leonardo da Vinci (1452-1519), Servet (1511-1553), Giordano Bruno (1558-1600),  Nicolás Copérnico (1473-1543), Galileo (1564-1642); están Martín Behaim (1492), que construye un Globo Terráqueo que actualiza el de la Antigüedad, de Crates, con los nuevos descubrimientos  (Fig. 11); Juan de la Cosa (1500), "cartógrafo" acompañante de Colon en su segundo viaje; otros constructores de proyecciones y mapamundis, Stabus y Werner (1500), así como Cantino, Caneiro (1502), Contrarini (1506), Waldseemüller (1507), y Piri Reis (1513), con su mapa Atlántico.

 

La geografía espacial-cartográfica que había heredado en todo su contenido la concepción aristotélica del espacio, llega a su máxima expresión con los trabajos de Pedro Apiano (1524), con su Cosmografía y su proyección (Fig. 12); Diego Rivero (1527), con su mapamundi (Fig. 13), y finalmente con Gerardo Mercator (1512-1594), con sus famosos trabajos de proyecciones (Fig.14), quien liberó a la geografía de la influencia de Ptolomeo (tras Mercator, la obra de aquel cesa de editarse), y Abraham Ortelio y Hondio, sus contemporáneos, famosos constructores de mapas.

 

En la época de éstos, el espacio geográfico aristotélico queda en lo fundamental, finalmente conocido, y con ello, la geografía de la escuela espacial-cartografita, reducida a su contradicción fundamental: el espacio como objeto de su estudio, tendría que desarrollarse en sus concepto como condición de existencia de esta concepción de la geografía, pasando de la noción bidimensional a la tridimensional.

 

Por su parte la escuela fenomenológico-historiográfico tiene como escasos continuadores después de Jurdadbih en el siglo X, a Ibn Rochd en el siglo XIII (1198-1272), filosofo bizantino, geógrafo e historiador de línea aristotélica en ciencias naturales; Ibn Khaldun (1332-1406), quien escribe una "Geografía Histórica", (en sentido amplio una geografía social), en donde explica el auge y la caída del imperio del Islam, analizando el papel de la ciudad en la economía regional; y Abu 1-Fida.



Deschamps, Hubert; Historia de las Exploraciones; Oikos-Tau, Col. Qué Sé?, Nº 27; pp.9-10.

Ibid. p.10.

Boorstin, Daniel J; El Espíritu Explorador; Editores Asociados; México, 1978; p.13.


 

Compartir este post

Repost0

Comentarios