Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

13 noviembre 2009 5 13 /11 /noviembre /2009 09:29

Cliché Espacio Geográfico, Revista 2010

Geografía: Fundamento de su Teoría
del Conocimiento
; La Geografía
en la Época Contemporánea;
la Situación Actual.

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri

 

“Espacio Geográfico”, Revista Electrónica de Geografía Teórica 
http://espacio-geografico.over-blog.es/; 
México, 4 feb 10.

 

 

4  La Geografía en la época contemporánea.

 

 

a)  La situación actual de la geografía

 

A partir del término de la segunda guerra mundial, es que puede hablarse con propiedad de la época contemporánea.  Tras ella todo cambia a sus formas actuales: la economía, la política, la ciencia y la técnica.  La época contemporánea reclama de la geografía nuevas aportaciones y ésta es capaz de satisfacerlas vinculada a los estudios económicos de planificación con un marco de referencia espacial, en donde el espacio es reducido a noción de distancia, capaz de minimizar los costos de insumo-producto del mercado nacional e internacional.

 

Sin embargo, la geografía tiene su propia historia, y su época contemporánea es señalada más generalmente a partir de los trabajos de Humboldt, Ritter y Reclús, que caracteriza toda la geografía de nuestro tiempo.

 

Pero todo esto, antes que demostrar que la geografía ha resuelto todas sus contradicciones, significa una agudización de las mismas, llevadas al extremo de su reducción al absurdo, pues hoy, para ser un buen geógrafo, prácticamente se requiere tener previamente otra especialidad, o bien derivar a ella.  Si todo esto hace del geógrafo contemporáneo un especialista requerido, su último enlace con un criterio eminentemente geográfico está en referir al espacio, al lugar y a su distribución, el fenómeno en que se ha especializado.  El problema es que todo especialista en dichos fenómenos está en capacidad de establecer tal referencia, auxiliándose de la geografía (es decir, del análisis espacial); e incluso el considerar las relaciones con otros fenómenos, auxiliándose de sus respectivas ciencias especiales.

 

Puede observarse de la lectura atenta del párrafo anterior, que está más claro en otros la definición del campo de estudio de la Geografía, que entre los geógrafos mismos.  Esto se aprecia cuando se ve en las primeras paginas de los trabajos de otras especialidades, el apartado referente a la "localización geográfica"; es decir, al lugar, distribución y relaciones de conexión del fenómeno a tratar, donde localización, lugar, distribución y relaciones de conexión, conceptualizan exactamente propiedades espaciales.

 

Por el lado espacial-cartográfico, esto puede apreciarse tomando por ejemplo la ponencia: "Procesamiento de Mapas por Computadoras", expuesta en el IV Congreso de Fotogrametría y Geodesia, de la que citamos: "el  BDC (Banco de Datos CENTENAL) es espacial.  Es decir, si se considera que es un banco de datos geográficos, es necesario describir la posición de cada característica del medio físico y humano..."[1].

 

Por el lado fenomenológico-historiográfico, esta misma consideración puede hacerse mediante los apartados bajo el concepto de fisiografía, en donde se remite nuevamente a la "descripción de la posición de cada característica del medio físico y humano", entendiéndose por posición, su lugar de distribución y relaciones.

 

Con el análisis de la geografía contemporánea, que puede resumirse en la cita de Paul Claval en su trabajo "La Nueva Geografía": "La nueva geografía ha nacido en una época de intensa fragmentación intelectual y se desarrolla en una atmósfera de agitación social.  A menudo desorienta a quien la aborda debido a la diversidad de sus aspectos y de sus orientaciones.  Algunos de quienes la practican invocan el neopositivismo lógico: durante la década de 1960 representaba la casi totalidad de los adeptos del Renacimiento.  Actualmente suele estar de moda el reconocimiento de un punto de vista fenomenológico.  En Francia es más corriente inclinarse del lado del estructuralismo"[2], todo lo cual no es mas que la extremización de su concepción en la época moderna que va del Renacimiento a la época humboldtiana, se llega finalmente a una conclusión: la Geografía es ciencia, como "todo saber", pero la geografía como ciencia, en los términos de ciencia como todo saber riguroso, exacto y sistemático, ceñida a la definición precisa de su objeto de estudio, ubicada correctamente en el cuadro de la clasificación de las ciencias y adoptando la metodología correspondiente, determinando sus postulados, sus principios, teorías y leyes, sus cuerpo conceptual o de categorías fundamentales y la definición de su carácter teórico-hipotético, aún no puede clasificarse como tal.

 

La Geografía no adquiere aún el rango de ciencia por más que se elaboren teorías justificadoras acerca de la existencia de "ciencias no sistemáticas" y se establezcan principios tan generales (que desbordan el marco de una disciplina de conocimientos particular), como el de "casualidad"; pues ninguna ciencia que se precie de serlo, es ajena a este principio, y su enunciado como principio geográfico es más bien una justificación de ésta como ciencia.  Sin embargo, para la geografía aun no han sido planteadas, como en toda ciencia que necesariamente ha de ser sistemática, sus leyes ni su cuerpo de categorías fundamentales, a partir de las cuales le pueda ser posible estructurar su propio sistema de teorías.  Nadie parece tener la posibilidad de plantear hipótesis en geografía, y en el concepto que Engels establece para la hipótesis, como “motor de la ciencia", resulta explicable el estancamiento de esta disciplina de conocimientos, que ha querido resolverse con el artificio (mera justificación), de la existencia de una geografía "pura” y una geografía "aplicada"; o bien "dinámica", "activa”, “útil”, voluntaria”, “constructiva” etc; como si la ciencia pudiera hacerse tan sólo por el placer de hacerla, en forma “pura”, como si la ciencia –como tal– pudiera ser “no-aplicada”, o “no-dinámica”, “no-activa”, “no-útil”, “no-voluntaria”, o “no constructiva”.

 

Resumiendo, la Geografía no ha alcanzado aun el rango de ciencia, pudiendo decirse que aun se encuentra en un estado   precientífico, de una disciplina de conocimientos de un saber general y formal.

 

Hasta ahora, utilizando las palabras de Kopnin en su Lógica Dialéctica, la Geografía no ha sido mas que una disciplina de conocimientos que "incluye tan sólo la selección y la descripción de los hechos reales que se refieren a un objeto determinado, no adquiriendo aún la forma de teoría científica.  La descripción no es más que un modo de enfocar la teoría, de preparar su creación, pero no es la teoría propiamente dicha.  Aristóteles había indicado ya que el conocimiento equivale ante todo, a describir las causas de los fenómenos.  La teoría ha de englobar además de la descripción  de un determinado conjunto de hechos, su explicación, el descubrimiento de leyes a que están supeditadas"[3].

 

                              La geografía a nada de esto se ha atenido, todo ello le ha sido dado por las ciencias especiales, cobijada por el argumento de ser una ciencia de conexión.  Pero contra este argumento, podemos decir, con Engels, en su Anti-Düring: "Desde el momento en que se presenta a cada ciencia la exigencia de ponerse en claro acerca de su posición en la conexión total de las cosas y del conocimiento de las cosas, se hace precisamente superflua toda ciencia de la conexión..."[4]; y parafraseando la continuación de su cita, podríamos agregar: de toda la anterior geografía no debe subsistir al final con independencia, más que la doctrina del espacio geográfico y de sus leyes.  Todo lo demás ha de quedar absorbido por las ciencias de la naturaleza y de la sociedad.


[1] Memorias del IV Congreso de Fotogrametría y Geodesia.

[2] Claval, Paul; La Nueva Geografía; Oikos-Tau, Col. Qué Sé? Nueva Serie Nº 129; Barcelona, 1979; pp.10-11.

[3] Kopnin, P.V; Lógica Dialéctica; Grijalbo; México, 1979: p.320.

[4] Engels, Federico; Anti-Düring; Grijalbo; México, 1979; p.188.


 

Compartir este post

Repost0

Comentarios