Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

18 septiembre 2011 7 18 /09 /septiembre /2011 23:06

De la Guerra, Clausewitz (Ícono)Golpes de Estado en México.  Golpe de Estado de la reacción Imperialista con victoriano Huerta.  Ensayo, 2011 (6/).

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

“Espacio Geográfico”, Revista Electrónica

de Geografía Teórica.

http://espacio-geografico.over-blog.es/; 31 oct 11.

 

El 25 de mayo de 1911 Porfirio Díaz entregaba su renuncia y el 31 del mismo mes se embarca a Europa.  Ocupó la presidencia entonces, interinamente (hasta noviembre de 1911), Francisco León de la Barra; y desde ese momento se fraguó la traición del golpe de Estado comandado por Victoriano Huerta.

 

El 4 de junio de 1911 regresaba al país el porfirista general Bernardo Reyes; diciendo haber “venido en paz”, solicitando entrevistarse con Francisco I. Madero, quien el 8 de junio entraba en la Ciudad de México, recibido por León de la Barra, que a su resguardo, la prensa servil al porfirismo insistentemente atacaba el prestigio de Madero.

 

En julio Madero sufre un primer atentado contra su vida, y después, en agosto, este parte a Morelos a Entrevistarse con Emiliano Zapata, siendo recibido allí por Victoriano Huerta, quien había sido enviado semanas atrás por De la Barra, en la idea de que Zapata entregara a éste las armas.  Luego se descubrió que se tramaba un nuevo complot para asesinar a Madero en ese recorrido que lo llevaría hasta Puebla, en medio de las provocaciones de Huerta a Zapata, quien se negó a entregar las armas, y con la intención de dividirlo de Madero.

 

Como consecuencia, Madero envió a De la Barra un memorándum diciéndole, entre otras cosas: ”Tengo pruebas plenas de que Bernardo Reyes sí está preparando una revolución…, conspira constantemente…, en caso de levantamiento, no será contra usted sino contra mi…  El ministro de Gobernación…, ha dicho que antes de dos meses estaremos en manos de Reyes…”[2].  Para más, con Madero y Zapata en pláticas en Cuautla, Huerta avanza sobre Yautepec, de donde Zapata pierde la confianza en Madero.

 

El 27 de agosto de 1911 se elige candidatos a la presidencia y vicepresidenca de la República, y en octubre se realiza las elecciones, quedando electos Francisco I. Madero y José Mª Pino Suárez.  Madero nombra un gabinete porfiriano, y para más, por un aparte Bernardo Reyes rompe con Madero, y por otra parte pide la rendición incondicional a Zapata rompiéndose las relaciones, lo cual llevó a que el 28 de noviembre de 1911 se firmara el Plan de Ayala desconociendo a Madero: y ahí comenzó la revolución.  El 13 de diciembre Reyes se levanta en armas en Nuevo León, donde había sido gobernador, y al cabo de un tiempo, sin seguidores, se entrega en rendición.

 

Es 1912 básicamente es la campaña de Huerta y Francisco Villa contra Pascual Orozco, suscitándose la desavenencia entre éstos, de donde a poco estuvo Huerta de fusilar a Villa, al que termina enviando prisionero a la Ciudad de México, encerrado en la cárcel de Santiago Tlalteloco; al tiempo que hacia mediados de año ya hay verdaderas batallas parlamentarias entre las facciones denominadas por un lado con el grupo de diputados liberales, los “Renovadores”, y por otro, con el grupo de diputados conservadores, el “Cuadrilátero”; al tiempo que está teniendo lugar la Conspiración de la Dulcería La Opera, con la intervención de los Estados Unidos, inconforme con la elección de Madero y Pino Suárez.

 

El 16 de octubre de 1912 se levanta Félix Díaz en Veracruz.  Fallida su intentona, es capturado y hecho preso en San Juan de Ulúa.  Para fines de diciembre, el 26 de este mes, Villa escapa de la prisión de Tlalteloco, enterado del complot de La Opera contra Madero, al que fue invitado a cambio de su liberación, y del cual el mismo Madero ya estaba enterado.

 

El 9 de febrero de 1913, en motín, se libera tanto a Bernardo Reyes preso a su vez en Tlaltelolco, como a Félix Díaz preso en la Penitenciería, simultáneamente a que una partida más de sediciosos toma el Palacio Nacional, el que poco después es recuperado por las fuerzas maderistas: había comenzado la llamada “Decena Trágica”.

 

Tras el fallido intento del porfirista Bernardo Reyes por recuperar el Palacio Nacional que habían retomado los maderistas, muere en su intento de la toma del mismo.

 

El 15 de febrero, Henry Lane Wilson, embajador de Estados Unidos en México, en una abierta intervención, pide la renuncia de Madero a la presidencia, y tres días después, el 18 de febrero, se reúnen 25 Senadores y otros Ministros, junto con Francisco León de la Barra en una casa particular, para que, con el pretexto del riesgo inminente de una invasión militar de los Estados Unidos (hecho que el Presidente de este país, William Taft desmiente), se le solicitara la renuncia a Madero.

 

Como consecuencia, ese mismo día 18 de febrero de 1913 tiene lugar, entonces, abiertamente, el llamado “Pacto de la Embajada” (de Estados Unidos), en el que participan conspirativamente, Rodolfo Reyes, hijo de Bernardo Reyes muerto tres días antes; Félix Díaz, sobrino de Porfirio Díaz; y Victoriano Huerta, con lo cual cristaliza el golpe de Estado.  Unas horas después es hecho prisionero José Mª Pino Suárez, y poco después el mismo Madero, quien, a cambio de su vida y la de sus seguidores, el 19 de febrero firma la renuncia a la presidencia, sucediéndole interinamente Pedro Lascuráin, quien se limita a transferir el poder a Victoriano Huerta.

 

De inmediato, Venustiano Carranza, gobernador de Coahuila, el 13 de marzo, desconoce a Huerta, y para el 26 de marzo de 1913 se firma el Plan de Guadalupe, iniciándose los combates unas semanas después entre las fuerzas huertistas y carrancistas, y seis meses después, para el 10 de octubre de 1913, la Cámara de Diputados es disuelta y los diputados hechos prisioneros, terminando todo vestigio de supuesta legalidad del régimen golpista de Huerta.

 

_____
[2]        Guerrero Ceballos, Rubén; Revolución Mexicana; Crónica Ilustrada; Fascículo Nº13, Editorial Documenta Americana; México; p.3.

Compartir este post

Repost0

Comentarios