Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • Espacio Geográfico.   Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

18 septiembre 2011 7 18 /09 /septiembre /2011 23:05

De-la-Guerra--Clausewitz--Icono-.JPGGolpes de Estado en México.  Golpe de Estado de Zuluaga-Comonfort.  Artículo, 2011 (5/).

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

“Espacio Geográfico”, Revista Electrónica

de Geografía Teórica.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

La Tierra, 1 (jN, lW); 24 oct 11.

 

El 9 de agosto de 1955 sale Antonio López de Santa Anna del país: triunfa la Revolución de Ayutla.  Juan Álvarez asume luego la presidencia, que posteriormente delega a Ignacio Comonfort.

 

Para fines de ese año y principios de 1856, se suscita una crisis ministerial con la renuncia de Lerdo de Tejada y cambios en los puestos de otros, que genera un rumor de golpe de Estado como propósito de Comonfort.

 

Desde mediados de 1856, el conservadurismo, aprovechando las diferencias entre los liberales, principalmente entre los extremismos radicales de Vidaurri y nuevamente las desavenencias entre el Congreso y el Ejecutivo por la discusión del proyecto de la nueva Constitución, los conservadores, a través del periódico El Omnibus, se atreve a sugerir el golpe de Estado a Comonfort.

 

Transcurre ese año en medio de pronunciamientos y acciones filibusteras y guerrilleras de la reacción conservadora, a lo que se sumaba la actividad de gavillas por todo el país, lo que lleva a decir a José Mª Vigil que: “La zozobra era tal, que tres ebrios gritando en la calle eran suficientes para alarmar una ciudad creyéndose víctima de una asonada”1, y para el 5 de febrero de 1857 se jura la Constitución y se decreta una amnistía.  Pocos días después, la insidia reaccionaria comienza a hablar de golpe de Estado al menor pretexto, fraguando; y no como denuncia, sino como propósito de crear desconfianza y división en el partido liberal.

 

Para abril de 1857, se hace una “misterioso” descubrimiento de una conspiración y golpe de Estado fallido de Miguel Miramón y Luis Osollos.  A poco se denunció otra conspiración; y el 3 de mayo, Mejía se levanta en armas en el norte del país.

 

Para mediados de año, ya en junio, conservadores y liberales coinciden en la necesidad de un endurecimiento del Estado; unos en forma de golpe de Estado desestabilizador y vía de derrota de los liberales; y otra como medio para contener la desestabilización.  Para fines de ese mes, Comonfort niega que la dictadura sea la vía y se opone a ello.  Pero para el 22 de agosto de 1857, en el periódico El Monitor Republicano, se hace un pronunciamiento editorial a favor de diferir el régimen constitucional, lo cual equivalió al llamado a un golpe de Estado.  Con ello se sondeaba la opinión pública al respecto, pero, a la vez, se dejaba ver suficiente motivo de alarma en la seriedad de los hechos.

 

El Congreso debía instalarse y empezar a sesionar a partir del 16 de septiembre de 1857, pero dada la inestabilidad política, no lo pudo hacer, y antes al contrario, ya para octubre se conceden facultades extraordinarias al Ejecutivo, del que de por sí se sospechaba, y no sin razón, pues ya habían suficientes pruebas, de pretender un golpe de Estado.

 

Finalmente se instaló y juró el Congreso para el 1º de diciembre, y para el 14 del mismo mes, se acusa al ministro de Hacienda, Manuel Payno, de conspirar contra la Constitución en conjura con Zuloaga, siendo todo ello cierto, volviéndose a denunciar la conjura para el día 16, incluso, dándose constancia de que el pronunciamiento estaba previsto para el día siguiente 17 de diciembre de 1857.

 

Benito Juárez era el Ministro de la Suprema Corte, que funcionaba a su vez, en su caso, como Vicepresidencia, y encargado administrativamente de actuar ante la conjura denunciada.  Juárez conocía perfectamente bien de ella desde antes, incluso invitado por el mismo Comonfort a sumarse a ella en el último momento, pero la dejó transcurrir por cálculo político, y, tal como estaba previsto, el 17 de diciembre de 1857 al amanecer, tiene lugar el pronunciamiento de Félix Zuloaga, haciéndose prisioneros a lo liberales y disolviéndose el Congreso, con lo cual se consumaba el golpe de Estado.

 



1       Vigil, José Mª; La Reforma; en “México a Través de los Siglos”, Tomo IV; Editorial Cumbre; México, 1967; p.215.

Compartir este post

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Política
Comenta este artículo

Comentarios