Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • Espacio Geográfico.   Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

29 junio 2014 7 29 /06 /junio /2014 22:04

Esfrágida TriclínicaLa Analogía: Primer paso en el Conocimiento Científico.  Artículo, 2012.

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

“Espacio Geográfico”, Revista Electrónica

de Geografía Teórica.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

18 jun 12.

 

Cuando pequeños infantes de menos de diez años de edad, se nos regaló un estuche de Química de “Juegos Mi Alegría”; comenzamos a experimentar poniendo unos gramos de sales en un pequeño plato de vidrio y mezclándolas con agua, observándolo por el lapso de varios días.  Nos convertimos, de pronto, en hacedores de regulares estados de espacio discretos.  Nunca hubiéramos podido imaginar que medio siglo después, estaríamos reflexionando  profesionalmente en el espacio en que estamos inmersos y en su diversidad cualitativa, justo, por analogía, a partir de aquellos mismos experimentos.

 

La analogía está en que ciertos segmentos del espacio terrestre, parecen tener la estructura de un cristal.  Y esta observación, ciertamente, no es nuestra, sino del mismo Eratóstenes en el siglo III ane, quien, a esta estructura objetivamente dada del espacio terrestre, les llamó, tanto plintias, piezas fundamentales o unidades morfológicas del espacio terrestre, como esfrágidas, o sea, “gemas”, entendibles ya sea como “joyas de la naturaleza”, en la idea de esos transparentes cristales de invariables ángulos, aristas y caras de refulgentes colores; o bien, sencillamente, ya como una estructura cristalina.

 

Una esfrágida (o sfrágida), o unidad morfológica del espacio terrestre (el segmento de una de las llamadas “zonas climáticas”), tiene la propiedad de ser homogénea, es decir, de tener las mismas propiedades en toda ella, ya de manera uniforme o bien en una variación isotrópica continua.  La esfrágida es una formación objetivamente dada, y en su estructura tridimensional, presenta siempre elementos estructurales como caras, aristas y vértices propios, o elementos naturales morfológicos, quedando determinada por su distribución física y el conjunto de estados de espacio.

 

En esos elementos morfológicos se distinguen la simetría como un operador interno que establece la relación de equivalencia entre ellos, con sus componentes dados como ejes, planos y puntos centrales de simetría.

 

Hay un par de leyes geométricas universales de las formas tridimensionales, estas son: 1) la ley de la “ley de la … de los ángulos diedros”, y 2) la “ley de equivalencia “, misma que se establece en <<la relación de los elementos morfológicos (caras, aristas y vértices) del espacio dado, respecto su estructura de simetría (ejes, planos y puntos centrales de simetría)>>; es decir, una ley que establece la relación entre las caras de la esfrágida (una o más), y, ya un centro de simetría, o un eje, un plano, o una arista, determinando por esto, el prisma de una zona.

 

En función de ello se establece un grado de simetría, por el conjunto de los elementos tridimensionales morfológicos coexistentes en un espacio dado, por su estructura de simetría.

 

Así, las propiedades fundamentales del espacio geográfico son. 1) la homogeneidad o heterogeneidad; 2) la isotropía o anisotropía; y 3) la simetría o asimetría, los distintos grados dialécticos entre ellas; de donde se puede tener desde un monoespacio, plenista homogéneo, isotrópico y simétrico; a un poliespacio, plenista heterogéneo, anisotrópico y asimétrico.

 

En 1981 afirmamos, finalmente, que el objeto de estudio de la Geografía era el espacio terrestre.  Recién en 2012, reflexionando sobre las categorías de síntesis y de abstracción y generalización en el método científico de la modernidad, descubrimos el proceso histórico, prácticamente ya en el siglo XX, por el que las categorías de “espacio” y “fenómeno”, atravesaron en su abstracción y generalización penetrando profundo en la esencia de ese espacio terrestre, y más aún, entendimos, por ello, la unidad del espacio dado en su misma diversidad, formada ésta por los componentes de los estados de espacio.

 

Siguiendo unos conceptos a otros, vimos en las estados de espacio a aquellos cristales que, a nuestra vista, se formaban en nuestros primeros experimentos de química d la infancia.  Surgió así la analogía, y este artículo lo hemos redactado trasladando “término a término” la teoría general de la cristalografía a las condiciones y categorías del espacio geográfico; y como puede verse sin dificultad, nada hay que impida tomar a lo uno por lo otro, y la diferencia en ello es sólo el grado de abstracción del espacio, que va de un espacio cristalino muy concreto tangible, medible física y directamente con un goniómetro, a un espacio terrestre que aún siendo objetivo, igualmente medible física y directamente con astrolabio, sextante o teodolito; y gnomon, brújula y giróscopo, para luego, mediante procedimientos matemáticos, entenderlo en un alto esfuerzo de abstracción.

 

De inmediato empezamos a desarrollar un modelo de aplicación, obteniendo el resultado de una exquisita simplificación de singular belleza, entendiendo cabalmente lo que la estética significa en la ciencia.

 


Compartir este post

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Filosofía de la Geografía
Comenta este artículo

Comentarios