Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • Espacio Geográfico.   Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

13 abril 2015 1 13 /04 /abril /2015 22:02

La Ciencia, el Método de la Ciencia, y la Formación del Geógrafo: el análisis y los métodos teóricos.  (8/10).

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

 

 

b)  El análisis y los métodos teóricos.

 

En la parte teórica, un primer recurso para el análisis, es la utilización de los métodos de relación causal.  En la investigación científica se trata, pues, de saber cuál es, entre un conjunto posible de causas, la causa real, misma que nos lleva a la esencia del fenómeno u objeto de estudio.

 

Los métodos de relación causal son cinco: 1) por concordancias; 2) por diferencias; 3) mixto  por concordancias y diferencias; 4) por residuos; y 5) por variaciones concomitantes.  Los tres primeros métodos son los más usados, no sólo porque en principio la búsqueda de toda causa se inicia por ahí y por lo que los tres métodos tienen en común, sino por su sencillez y evidencia en los resultados.  El método de residuos supone ya un control directo del fenómeno, es un método, por decirlo así, de laboratorio; y de la misma manera, y más aún, lo es el método de variaciones concomitantes.  Estos últimos pueden llegar a ser usados en ciencias sociales (en la aplicación de modelos de comprobación), pero son más comúnmente usados en los procedimientos experimentales en ciencias naturales.

 

Al iniciar estos apuntes de asesoría, plateamos un sencillo ejercicio en el cual aplicamos, precisamente, el método de concordancias.  Se trataba de saber cuál era la causa de una manera de ver e interpretar el mundo por el lector de estos apuntes.  Entonces establecimos como variables (conocidas como independientes), una serie de criterios que definen tanto al materialismo como al idealismo, y el lector, al seleccionar tales o cuales criterios a su libre juicio, establecería, en parte o en su totalidad, las concordancias con uno u otro sistema filosófico.  Cuanto más las concordancias corresponden al total de criterios dados para una u otra corriente de pensamiento, más claramente se evidencia la real manera de interpretar el mundo.  Una mezcla de criterios pone de manifiesto, o bien una evidente confusión de pensamiento, o ya la afinidad a un posición intermedia en la teoría del conocimiento.  Ahora, si bien se ve, lo que hay aquí, es un análisis comparativo.

 

Otro método teórico de la sistematización del conocimiento es el que se refiere a la consideración de los ciclos, las regularidades, progresiones y leyes del objeto de estudio.  Desde Galileo y Kepler, de manera práctica, o desde Bacon y Descartes, de manera teórica, la esencia de la investigación científica se basa .decía Bacon– en la certidumbre de sus leyes; de eso que ocurre objetiva e invariablemente en forma cíclica, con cierta regularidad o progresión, lo cual, estudiado y descubierto en su naturaleza, permite predecir los acontecimientos.

 

Estas leyes con evidentes en ciencias naturales, pero, contra lo que afirma la corriente de pensadores idealistas en el sentido de que en la sociedad no hay leyes objetivas, éstas se han demostrado fehacientemente desde mediados del siglo XIX por Marx y Engeles.  Ciertamente, su  comportamiento no es igual al de las leyes naturales; la sociedad imprime una fuerte determinación a condiciones variantes, no determinando el fenómeno con la misma exactitud que las leyes naturales; pero esas leyes sociales objetivamente existen, a tal punto que, basados en esos ciclos y regularidades, Marx pudo, primero, explicar la secuencia de los modos de producción económico-sociales precapitalistas en la historia; y, segundo, predecir el derrumbamiento del capitalismo y el surgimiento de la sociedad socialista; o bien, pudo explicar y predecir las crisis cíclicas del modo de producción capitalista.

 

En el método de la ciencia, es, pues, esencial, avanzar a la luz del conocimiento antecedente, y en la certidumbre de sus leyes ya descubiertas, que, en forma hipotético-deductiva, nos habrán de llevar al descubrimiento de nuevas leyes.  Y no hay dificultad en ver en todo ello el proceso del análisis cualitativo, y en ciertos casos, del análisis cuantitativo mismo.

 

De manera semejante, un tercer método teórico de la sistematización del conocimiento, está en la teoría.  La teoría es precisamente esa luz de conocimiento antecedente.  En la teoría se culmina el proceso de investigación científica, y la teoría se convierte en punto de partida de nuevos conocimientos.  La teoría es, así, el más importante indicativo del desarrollo y madurez de una ciencia.

 

La sucesión de teorías, sea la ciencia que sea, conforme más evoluciona, más van implicando métrica y matematización, de donde se da en ello el proceso del análisis cuantitativo pleno.

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Filosofía
Comenta este artículo

Comentarios