Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

17 marzo 2013 7 17 /03 /marzo /2013 23:03

Palacio-de-Mineria.JPGLa Institucionalización de la Ciencia Moderna en México: El Colegio de Minería y la Geografía.  Monografía, 2012 (1/5).

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

“Espacio Geográfico”, Revista Electrónica

de Geografía Teórica.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

23 abr 12.

 

En 1792, luego de veinte años de vicisitudes en la lent ay burocrática sociedad virreinal de Nueva España, finalmente se abre el Real Seminario de Minería.  Un siglo después, uno de sus preclaros egresados de mediados del siglo XIX, Santiago Ramírez, prepara y edita la obra: Datos para la Historia del Colegio de Minería, 1890; esa fue la primera edición…, y no hubo más; tuvo que transcurrir un siglo más, producto no más que de la ignorancia, en este lento y burocrático país llamado México, para que la Sociedad de Exalumnos de la Facultad de Ingeniería (SEFI), UNAM, hiciese la valiosa segunda edición, publicada en 1982.  Uno de cuyos mil quinientos ejemplares editados, nos hicimos –según la nota de adquisición que quedó entre sus páginas– en 1988, y que en su momento leímos sólo para darnos un contexto general haciendo algunas apostillas, pero como dejando para mejor ocasión su trabajo para extraer conclusiones, y lo cual, paradójicamente, no pudo ser sino hasta ahora, un tercio de siglo más, posterior a la segunda edición.

 

Santiago Ramírez declara su “incompetencia” para redactar una obra como la Historia del Colegio de Minería: “Mi absoluta y bien reconocida incompetencia en estudios de este género…”[1], dice éste de sí, pero si bien no ha de hacer una historia como tal, ciertamente con su título como: “Datos para…”; aun cuando no resulta ser precisamente el profesional de la Historia el que por regla general elabora un trabajo de historia de la ciencia; esa es una labor en alto grado especial, que prácticamente es sólo inherente al especialista en esa ciencia dada a historiografiar, se resuelva como se resuelva*; y Santiago Ramírez la resolvió exquisitamente, como Efemérides; y concluye, con esa misma exquisitez, en su Prólogo: “Después de todo lo expuesto se me presenta una cuestión que –lo confieso con ingenuidad– me considero incompetente para resolver: ¿tendrá alguna utilidad real el trabajo que en estas líneas emprendo?”[2].

 

Desconocemos, por supuesto, la posible utilidad que haya tenido en los campos de otras ciencias, pero su utilidad para la ciencia de la Geografía en México es absolutamente invaluable.  Desconocemos también si otros geógrafos teóricos e historiadores de la ciencia lo han trabajado y generalizado con alguna utilidad en estos últimos treinta años (y para esta monografía, no nos hemos impuesto una denodada búsqueda de fuentes); pero para nosotros, es hasta este 2012 que aquí lo hacemos.

 

La obra de Santiago Ramírez no sólo nos aporta el dato de que hubo un personaje de la historia llamado Joaquín Velázquez Cárdenas de León que hizo una importante contribución al conocimiento geográfico de México, sino, más importante aún, nos da el contexto histórico y cronológico en que se desenvolvió su vida y obra, sino su propia realidad, para entender, esencialmente, algo de extraordinaria importancia en la historia de la Geografía particularmente en México: las diferencias en el hacer de la geografía entre la geografía de Joaquín Velázquez Cárdenas de León, y la geografía de José Antonio de Alzate y Ramírez; lo que será determinante para comprender el desarrollo de la Geografía en México.

 

El Colegio de Minería, como primera institución de la ciencia moderna en México, recibió, como afirma Santiago Ramírez, un vigoroso impulso de su fundador Joaquín Velázquez Cárdenas de León, el cual falleció en 1876, mucho antes de que, en 1792, el Colegio abriese sus puertas como la institución educativa que ideó; y de ahí que, como lo expone el autor de esta inapreciable obra, “la historia del Colegio de Minería es, pues, la Biografía de un muerto…”[3]; si bien Santiago Ramírez a su vez asocia la idea, al proceso decadente que a su vista, como partidario del conservadurismo, sufría el Colegio de Minería a lo largo del siglo XIX conforme asumía posiciones liberales.



[1]        Ramírez, Santiago; Datos para la Historia del Colegio de Minería; Sociedad de Exalumnos de la Facultad de Ingeniería (SEFI), UNAM; México, 1982; p.12.

*        La historiografía de la Geografía resuelta por nosotros, el autor de esta Revista de Geografía Teórica, se da como “análisis crítico de la historia”.

[2]        Ibid. p.15.

[3]        Ibid. p.11


Compartir este post

Repost0

Comentarios