Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • Espacio Geográfico.   Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

20 julio 2010 2 20 /07 /julio /2010 08:01

La Evaluación Ético-Esteticista

en el Aula Universitaria Durante un Curso.

  Tesis, Maestría en Educación Superior, 2007 (1)

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

“Espacio Geográfico”, Revista Electrónica

de Geografía Teórica;

http://espacio-geografico.over-blog.es/;

México, 19 jul 2010.

 

Agradecimientos

A mi compañero de labores, y más aun de ideas, y amigo que fungió como revisor de calidad de este documento, al Dr. Daniel Leones Reyes, primer crítico de este trabajo; y junto con él, mi agradecimiento al Lic. Leopoldo Ferreiro Morlett, agudo observador en la crítica marxista, lo mismo que al Lic. Víctor Manuel Romero Medina, pieza fundamental en el severo juicio de estilo; todos ellos, en su momento, participantes vivos del “franciscano” “Coloquio de San Jerónimo”. Sus observaciones y comentarios han sido invaluables, mas lo que haya quedado dicho en este documento a pesar suyo, no debe atribuirse sino a mi necedad y obcecamiento.

 

A quienes no puedo sino deber todo cuanto haga, a mis hijos: Gea, Nut, y Mar y a sus abuelos y tíos, entre ellos, a mi hermana Irma, pedagoga: bien dicho a nombre de todos lo que pongo en su pensamiento: cierto, vuestro hermano ha perdido la razón.  Sea también, por definición, a mis otros hijos, los académicos: mis estudiantes.  Y entre éstos, de manera particular a los protagonistas de esta historia: a mis discípulos Marlyn Vázquez Aceves y Gustavo Salgado Delgado; y con ellos, a mis alumnos del ya legendario Comité del “Círculo  Cultural Leyendista”: Iliana López Eguiza, Keila Judith Andrade Sernas, y Adriana Gutiérrez Díaz, personajes vivos de la narrativa; y a mis instructos todos (hasta a los que con razón me odiaron; y con ellos, una disculpa a todas aquellas “almas torcidas” que ahora vagan por la vida luego de pasar por el laboratorio de mi ignorancia)

 

Por último, a las más altas autoridades de esta Universidad Internacional: al Ing. Javier Espinosa Romero; respetuosamente, a la Sra. María Eugenia Olalde Fajardo, lo mismo que al Arq. José Manuel Muñoz Gómez.  Y complacido in miríficus, al Ing. Jorge Iván Díaz Aguilar; y con él a los profesores, Lic. Rodolfo Ricaño Uribe, Lic. José Adalberto.Gama Arrollo, y Lic. Santiago Castillo Jiménez, satisfecho de compartir con profesionales del más alto nivel.   Al amplio Consejo de siete Revisores, a todos los cuales vaya mi agradecimiento por sus observaciones y cuestionamientos, frente a los cuales se puso en evidencia la solidez de esta tesis; en particular, a la Dra. Alicia Batllori Guerrero, mi reconocimiento a su ética profesional; a la Mtra. Margarita Villanueva Nava, cuyos cuestionamientos en clase dieron lugar a muchos de los puntos esenciales de esta tesis; y a la Dra. Alicia Valencia Reyes, quien antes que contradecir obligándonos a la posible refutación, sencillamente preguntó, “por qué se había hecho así”, siendo suficiente la aclaración.


En especial, para terminar, a Fidel Castro Ruz, al pueblo cubano, y a su Sistema Educativo –última llama de la ilustración y la utopía hecha realidad–, en sus cuarenta y cinco años de heroica resistencia al imperialismo, en nombre de la humanidad.

 

Finalmente, sea mi más infinito, eterno, y profundo agradecimiento; encadenado con los aherrojos de Hefesto y abrazado cual Peritoo en las llamas del Infierno; a la bellaza de la mujer, dada lo mismo en Era que en Perséfone, ambas en sus reinos validadas de sí mismas, maravillosos espíritus, el de aquella en su propio ser, el de ésta, abismal, en el oscuro y mítico Inframundo.  Sea, desde el destino de un Teseo.

 

Luis Ignacio Hernández Iriberri.

Septiembre de 2006.

 

 

“El tránsito de una moral

fundada en la costumbre y la tradición

a una moral reflexiva;

o también, de una moral heterónoma, suprahumana,

a otra, autónoma, humanista,

se pone de manifiesto en la necesidad

cada vez mayor

de una justificación racional

de las normas y los actos morales”

 

Adolfo Sánchez Vázquez.

 

 

Contenido General

 

 

Prólogo

Introducción

 

I   Cap.            Fundamentos Teóricos           

 

1  Análisis de lo concreto

2  Fundamentos metodológicos

3  “Didáctica Concreta”

 

II  Cap. Crítica al Fundamento Psicologista de la Evaluación           

 

1  Formas de la evaluación educativa y la pedagogía científica.

2  La evaluación psicologista en el aula: del “cientificismo” al oscurantismo.

3  El fundamento filosófico-sociologista de la educación y la evaluación, frente al fundamento psicologista.

 

III Cap. Fundamentos de la Evaluación Ético-Estética.           

 

1  La humanización del ser humano: la formación ético-estética, en la realización progreso moral y científico del vinculo Maestro-Discípulo.

2  La formación de la personalidad y la educación ético-estética.

3  La formación de la personalidad en la cual se expresa la realización social humana, resuelve la contradicción <<condicionamiento mercantil-ética profesional docente>>.

 

 

IV Cap. La Evaluación Ético-Esteticista en el Aula Universitaria Durante un Curso.

 

1  La evaluación ético-estética es evaluación cualitativa formadora de la personalidad.

2  La evaluación ético-estética en la solución de la contradicción <<condicionamiento mercantil-ética profesional docente>>, contribuye a la desalienación del trabajo concreto.

3 La extracción de virtudes del educando por propia exteriorización, y la realización social humana.

 

 

V  Cap.  La Evaluación Ético-Estética, y la Reapropiación del Trabajo Concreto.

 

1  Generalidades de la Síntesis

2  Síntesis de la comprobación teórica; verificación de la hipótesis: el desarrollo científico y moral.

3  Síntesis de la comprobación empírica; verificación de la hipótesis: elevación del nivel académico.

 

Conclusión.

Apéndice: Protocolo de Comprobación.

Bibliografía.

Índice de Ilustraciones.

Índice de Nombres.

Índice de Conceptos.

 

 

 

Prólogo

 

“Una sociedad es tanto más rica moralmente cuanto más posibilidades ofrece a sus miembros para que asuman la responsabilidad personal o colectiva de sus actos...  En este sentido, el progreso moral es inseparable del desarrollo de la libre personalidad...  Índice y criterio del progreso moral es..., el grado de articulación y concordancia de los intereses personales y colectivos”.

 

Adolfo Sánchez Vázquez.

 

 

 

 

Al respecto de la riqueza moral, dice Titarenko, <<un importante indicador del progreso moral es el aumento de las posibilidades de la moral para influir favorablemente en el proceso de liberación social y el perfeccionamiento espiritual del individuo>>.  Qué tanto todo lo anteriormente dicho es así en el lugar y tiempo que constituyó el escenario de esta investigación, es pues, una respuesta necesaria: y aquí, en esta institución educativa como en ningún otro lugar, una moral positiva dada en una mayor libertad, pero que a la vez se enriquece al imponernos mayores responsabilidades, influye favorablemente en el proceso de liberación social y perfeccionamiento espiritual del individuo.  Normas en otras partes reguladas externamente, adquieren aquí carácter plenamente moral en tanto aceptadas por convicciones propias y cumplidas en lo íntimo.  No casualmente nuestra propia práctica docente nos ha permitido generalizar teóricamente esa experiencia en este escrito.  La magia ha sido precisamente, dada la fuerza misteriosa de artes ocultas a la vista del seglar, por la cual se realiza ese progreso moral inseparable del desarrollo de la libre personalidad.

 

Ciertamente, ese desarrollo no ha de ser sino emancipación, sino libertad; mas nada de ello ha de ocurrir sino con apego a la conciencia de la necesidad.  La utopía, el mayor anhelo, amalgamado con una realidad humana enajenada, desfigurada en el proceso de alienación, es el resultado de esta tesis; esto es, precisamente, donde esa mezcla da como resultado: la conciencia de la necesidad; como aquello que dialécticamente media entre la mutua confianza plena entre estudiante y docente, como sólo lo puede ser en sus calidades de discípulo y maestro; esto es, como aquello que dialécticamente media entre la realización social humana, o su negación.

 

La lucha de las ideas entre la oscuridad y la luz, entre la fantasía y la verdad, entre la ignorancia y la ciencia, ha sido fuerza de la razón para revelar lo oculto.  Se perdió la ilusión y el encanto de la magia, pero con ello, a su vez, se disipó la inconciencia acerca del necesario desarrollo moral de la personalidad, el cual ahora es, con un poder heraclesiano.

 

 

Luis Ignacio Hernández Iriberri

Cuernavaca, Mor; 26 julio 2006.

 


Compartir este post

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Tesis y Monografías
Comenta este artículo

Comentarios