Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

20 julio 2010 2 20 /07 /julio /2010 09:05

Ícono EducaciónLa Evaluación Ético-Esteticista en el Aula Universitaria Durante un Curso.  Tesis Maestría en Educación Superior, 2007 (65)

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

“Espacio Geográfico”, Revista Electrónica

de Geografía Teórica.

http//:espacio-geografíco.over-blog.es/;

México,   04 abr 11.

 

 

V  Cap.  La Evaluación Ético-Estética,

y la Reapropiación del Trabajo Concreto

 

 

 

 

1  Generalidades de la síntesis


 

                         Queremos, en el apartado de este capítulo, referirnos a algunas generalidades que, veremos, son finalmente elementos de relevante importancia, que redondean en forma de síntesis todo lo antes dicho, por cuanto tiene que ver con ese segmento riguroso del pensamiento general, que ya en toda su vastedad y formas cosmovisibas, integraría una ideología: el marco teórico.

 

El relativismo y subjetivismo posmodernista, la validación (ya sea que por ello se entienda “legitimidad institucional o de poder”, o bien, que los argumentos del documento en su conjunto no entren en contradicción consigo mismos), como forma de legitimación de la verdad subjetiva, más que la veracidad entendida como la verdad objetiva; esto es, la pleitesía a la “verdad subjetiva” y por lo mismo el subjetivismo, la “realidad virtual” y el simbolismo; más que la lógica, la verdad objetiva y la objetividad del pensamiento; y todo ello en nombre del utilitarismo, del pragmatismo, de la inmediatez, todo ello en nombre de una supuesta funcionalidad, eficiencia y efectividad, es ahora el reino en la discursividad actual; todo ello en nombre del “nuevo paradigma de la ciencia”, que no es otro que un viejo paradigma que se creía ya bien olvidado: el paradigma medieval de los “Estados del Arte”*.

 

Tales “Estados del Arte”, de antiguo, las “Siete Artes Liberales” (el Trivium más el Cuadrivium); la Summa escolástica; hoy, en la New Age, en la nueva Edad Oscurantista, ciertamente, una larga lista de lo que bien pudiéramos llamar por sus determinaciones: “Artes Neoliberales” (“ciencia” utilitarista).

 

Pareciera que esta propuesta de la Evaluación Ético-Estética; síntesis de toda una teorización acerca de las relaciones educativas en lo bello creativo y el deber ser moral, que a la vez incide en la solución de una contradicción económico-política que permite recuperar el trabajo concreto y cristalizar así el progreso moral y científico en la relación Maestro-Discípulo, pudiera ser independiente de cualesquier paradigmas de la ciencia, y sin embargo, es precisamente todo lo contrario.  De ahí que, de manera semejante, la cultura posmodernista, que es un determinante esencial en la manera de ser y de pensar del estudiante universitario actual, se refleje en el problema de la evaluación.

 

Detrás de ese relativismo posmodernista arbitrario, se encuentra la validación de cualquier “saber”, que tienen que ver incluso con la llamada “ciencia oculta”, el esoterismo que hoy se infiltra en la sede de la ciencia, la Universidad; concepto de “validación”, que suple sutilmente al concepto de “veracidad” o “verificación”, mismo que tiene que ver, por su parte, con el rigor lógico demostrativo inherente precisamente a la ciencia.

 

La evaluación ético-estética en el aula universitaria por autocompromiso, formadora de la personalidad y con ello de la realización social humana, niega todo ese subjetivismo y esa anticientificidad, en tanto que dicho subjetivismo promueve la difusión del oscurantismo (de la ignorancia, de la indiferencia ante el verdadero proceder científico).

 



* “Estados del Arte”, calificativo genérico con esa tendencia mediavelaista, dado a las Memorias de los Congresos Nacionales de Investigación Educativa (1983, 1993, 2003), que explícitamente refieren los  “Estados de Conocimiento” sobre una serie de temáticas en ese campo de investigación, uno de los cuales sería el que es objeto de estudio en esta tesis: la evaluación.  Al respecto, como lo más próximo a nuestro tema, encontramos sólo dos trabajos: uno, titulado “Evaluación del Aprendizaje” (en Estados de Conocimiento, Cuaderno Nº8, 2º Congreso Nacional de Investigación Educativa, 1992); y otro, titulado sencillamente “Evaluación de la Educación” (Idem, Cuadernos Nº17).  Ambos, es evidente, ajenos a las particularidades de nuestra temática, uno por por su filiación psicologista, y otro, por su generalidad.  Los siguientes Congresos no trataron la temática en específico.


Compartir este post

Repost0

Comentarios