Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • Espacio Geográfico.   Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

5 julio 2010 1 05 /07 /julio /2010 08:04

    Las Experiencias Socialistas en el siglo XX.

  Ensayo 2005 (4/4)

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri

“Espacio Geográfico”, Revista Electrónica de Geografía Teórica;

http://espacio-geografico-over-blog.es/;

México, 15 jul 10.

 

 

Así pues, dada la docena de parámetros anteriores (relacionados ahora al pie de la tabla mostrada a continuación), podemos, entonces, valorar tanto las concordancias que confirman el sistema socialista y a la vez, respecto de la teoría, nos muestra las posibles causas de las fallas de dicho sistema económico-social en su experiencia en el siglo XX; y a su vez, nos permite ver el grado en que una u otra experiencia fue o no consecuente con dicha teoría socialista.

 


Experiencia Socialista

Condiciones Esenciales del Socialismo

Grado de Socialismo

1

1

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

 

1

URSS

1

1

 

1

1

1

1

1

1

1

1

1

11

2

China

1

1

 

1

 

1

1

 

1

 

1

 

7

3

Corea del Norte

1

1

 

1

1

1

1

1

1

1

 

 

9

4

Cuba

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

12

5

Viet Nam

1

1

 

1

 

1

1

1

1

 

1

1

9

6

Camboya

1

1

 

 

 

1

 

 

 

 

1

 

4

7

Angola

1

1

 

 

 

1

 

 

1

 

1

1

6

8

Europa del Este

1

1

 

1

1

1

1

1

1

1

 

1

10

9

Yugoslavia

1

1

 

1

 

1

1

1

1

1

 

1

9

10

Albania

1

1

 

1

1

1

1

1

1

 

 

1

9

 

Concordancias:

10

10

1

8

5

10

8

7

9

5

6

7

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1

Abolición de la propiedad privada

 

2

Extinción de las clases sociales

 

3

Extinción del Estado

 

4

Industrialización con nueva tecnología

 

5

Planificación Geoeconómica

 

6

Socialización de la tierra agropecuaria

 

7

Elevación del bienestar material y cultural de los trabajadores

 

8

Elevación constante de la productividad del trabajo

 

9

Distribución de la riqueza socialmente generada con arreglo a las capacidades individuales y al trabajo de cada cual

 

10

Movimiento obrero como dirección

 

11

Movimiento revolucionario de origen

 

12

No “Reeducación” forzada

 

 

 

Entonces, según el análisis de la Tabla de Concordancias, considerada la experiencia socialista por país, resulta que Cuba, la URSS, y los países de Europa del Este, en ese orden, fueron los más consecuentes en la aplicación del socialismo en su forma teórica ortodoxa; si bien es cierto que aquí podría exceptuarse a los países de Europa del Este, liberados en la II Guerra Mundial.  Y que países como Camboya, Angola o China, en donde incluso pudiera exceptuarse a Angola afectada por sus condiciones de guerra civil permanente; fueron los menos consecuentes en la ortodoxia teórica socialista.

 

Pero, considerada la aplicación de las condiciones esenciales del socialismo, se tiene ahora que la abolición de la propiedad privada, el proceso de extinción de las clases sociales, y la socialización de la tierra agropecuaria, fueron las condiciones aplicadas más consecuentemente, quizá se pudiese decir, necesariamente por definición.  Sin embargo, la aplicación de la planificación geoeconómica, el movimiento obrero como dirección del proceso socialista, y la consideración de un movimiento revolucionario de origen (no como resultado de las consecuencias de la II Guerra Mundial), fueron los aspectos menos considerados.  Y ello corrobora la ortodoxia de los fundamentos teóricos de la instauración del socialismo.

 

 

Pero el punto clave en la aplicación de las condiciones esenciales del socialismo, estuvo en el necesario proceso de extinción del Estado.  El Estado, antes que entrar en un proceso de sustitución por una acción de mayor extensión y contenido democrático, de autogestividad, el proceso ocurrió a la inversa: el Estado se fortaleció, y una consecuencia de ello fue su necesaria burocratización; incluso en Cuba, en donde, no obstante, ese proceso de participación democrática fue (o sigue siendo) más amplia y consecuente.  Y si en un caso se corroboraba la ortodoxia de los fundamentos teóricos de la instauración del socialismo, en este otro caso se explica la gran autoridad moral de Cuba ante los pueblos del mundo, y su resistencia frente al imperialismo norteamericano.

 

Los casos de Cuba y la URSS habrán de ser profusamente estudiados para extraer las lecciones para las futuras experiencias socialistas del siglo XXI (como por defecto, lo habrán de ser los casos de Camboya y China); y, por lo demás, con el gran significado de Cuba para los países de América Latina.

 

El error esencial del fortalecimiento del Estado, podemos decirlo ahora, fue algo que no podía dejar de ocurrir, y no como consecuencia de la agresión imperialista, sino como resultado de un equívoco teórico.

 

El colectivo de autores del Manual de Economía Política de la Academia de Ciencias de la URSS, anotan al respecto: “El Estado es necesario como órgano para defender a los países del socialismo contra las agresiones imperialistas de los países del campo capitalista, como órgano para salvaguardar al régimen socialista contra cualquier clase de intentos de restauración del capitalismo por parte del imperialismo y de sus agentes” (Op. Cit. p.449).

 

Esto es, que en vez de confiar en el pueblo, en el verdadero Estado socialista de las masas organizadas del proletariado para todo efecto de defensa, a estas se les sobrepuso el aparato del Estado, fueron desplazadas y se les puso bajo su tutela; de donde la burocratización de Estado se daba por definición.

 

Hacer del proletariado organizado el verdadero Estado socialista, en nada significará el “debilitamiento del Estado” socialista, sino todo lo contrario: pero en ese proceso, lo suplantará por la organización autogestiva.  Cierto es que una idea de Estado no sólo se debilitará, sino entrará en franca agonía.

 

Pero aquí vino una definición esencial; en el Manual… se afirma: “El Estado sólo agonizará con el triunfo total del comunismo” (Op. Cit. p.449).  O dicho de otra manera: el Estado estará ahí hasta que triunfe el comunismo, y sólo en el curso de éste, el Estado agonizará.  Hay ahí una evidente contradicción.  Y podemos preguntarnos: ¿acaso no será que el proceso que encamine al triunfo total del comunismo; o sea el socialismo; hará agonizar, en ese proceso al Estado, de modo que el comunismo se definirá, precisamente, por la no-existencia de éste, por la suplantación autogestiva de la sociedad?  Es decir, exactamente lo contrario a lo dicho en el Manual…  No es que el Estado agonizará con el triunfo del comunismo, sino que el triunfo del comunismo, será como resultado de la agonía del Estado.  He ahí, pues, una de las causas de la derrota de la experiencia socialista del siglo XX.  Cuando hubo que defender la revolución socialista en la URSS, el pueblo sólo estuvo expectante, y el Estado socialista en esas condiciones, desligado del pueblo, se aniquiló a sí mismo.

 

 


 

Compartir este post

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Política
Comenta este artículo

Comentarios