Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

18 marzo 2012 7 18 /03 /marzo /2012 23:04

El Por Qué del Dónde 4La Geografía como Ciencia.  Ensayo, 2010 (4/).

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

“Espacio Geográfico”, Revista Electrónica

de Geografía Teórica;

http://espacio-geogrfaico.over-blog.es/;

26 jul 10.

 

Del valioso trabajo de Josefina Gómez Mendoza, Julio Muñoz Jiménez, y Nicolás Ortega Cantero: El Pensamiento Geográfico (Alianza Editorial, Madrid, 1982); recogemos las definiciones dadas del objeto de estudio de la Geografía, en aquellos autores que explícitamente lo aportan, o en algunas excepciones cuando se muestra la identidad de la Geografía ya en la Geomorfología, en la Ecología o en la Fisiografía.

 

 

El Objeto de Estudio de la Geografía:

 

1845

Alejandro von Humboldt (1769-1859)

La distribución y unidad en las relaciones entre los fenómenos.

1850

Karl Ritter (1779-1859)

El Todo.

1883

Ferdinand von Richthofen (1833-1905)

Corográfica, General (fenómenos), y Corológica, de la superficie terrestre.

1885

Pedro Kropotkin (1842-1921)

Leyes del desarrollo de la Tierra, de la distribución y modificaciones de la superficie terrestre

1887

Halford J. Mackinder (1861-1947)

Variaciones locales de la interacción sociedad-medio.

1906

Willim M. Davis (1850-1934)

Geomorfología. Relaciones naturaleza-sociedad

1909

Emmanuel de Martonne (1873-1955)

Los fenómenos en sus relaciones en la distribución en la superficie terrestre.

1910

Jean Brunhes (1869-1930)

Relaciones naturaleza-sociedad

1913

Vidal de la Blache (1845-1918)

Localización, los lugares.

1920

Sigfrid Passarge (1920)

El paisaje

1923

Harlan H. Barrows (1877-1960)

Ecología Humana

1927

Alfred Hettner (1859-1941)

Corología de la superficie terrestre; o de la superficie terrestre como espacio según sus diferencias regionales.

1931

Carl O. Sauer (1889-1975)

Diferenciación de áreas de la superficie terrestre.

1939

Richard Hartshorne (1899-?)

Corografía de secciones espaciales de la superficie de la Tierra

1941

Daniel Faucher (1941)

Las Regiones

1948

Henri Baulig (1877-1962)

Método o manera de considerar los fenómenos y sus relaciones con la Tierra

1949

Hans Bobek (1903)-Josef Smithüsen (1909)

El espacio lito-bio-atmosférico de la superficie terrestre.

1953

Fred K. Schaefer (1904-1953)

Leyes del espacio (geoeconómico)

1957

Maximilian Sorre (1880-1962)

El paisaje de una región

1962

William Bunge (1928...)

Superficie terrestre y los fenómenos de significación humana

1962

Etienne Juillard (1962)

Regionalización y ordenación del espacio

1965

Jean Tricart (1920-2003)

La Epidermis de la Tierra

1969

David Harvey ()

Leyes del desarrollo de la Tierra

1972

Geroges Bertrand (1972)

El paisaje

 

 

Veinticinco geógrafos extraídos directamente de la obra citada, entre 1845 y 1972; unos diecisiete –con cierto rango de incertidumbre–, en una definición geográfico fenomenista; y la diferencia de unos ocho, en una definición geográfico espacista.  La incertidumbre está en que quizá sólo dos: Hettner (1927) y Etienne Juillard (1962), fuesen lo más consecuentes con la definición de la Geografía como ciencia del espacio (corográfica, de diferenciación regional y ordenamiento del espacio).

 

Pero, como quiera, en todos (en realidad excepto uno) prevalece la constante de por lo menos una categoría del espacio, cuando no la categoría esencial misma de espacio: distribución, corografía, superficie terrestre, relación, localización, paisaje, o región.

 

El problema esencial de la Geografía, pues, estaba ahí, pero en ese siglo XIX, no había aún elementos suficientes para resolverlo; y no los hubo incluso aún hasta fines del primer cuarto del siglo XX, luego de que en filosofía se hiciera extensivo el método dialéctico materialista y el análisis de las contradicciones; del conocimiento amplio de los trabajos al respecto del espacio en la física relativista de Albert Einstein, de 1905 y 1916.  Y es la influencia de ello, vinculado a Kant, lo que explica a un Hettner; y ya no se diga a un Schaefer (1953), con posterioridad a la II Guerra Mundial, y al “cuantitativismo” (principalmente geoeconómico) con dejos positivistas; o a un Etienne Juillar (1962), en su definición concreta del objeto de estudio de la Geografía como la regionalización y ordenamiento del espacio.

 

Más aún, explicará nuestra propia aparición en escena a principios de los años ochenta del siglo XX, vinculada ahora al análisis marxista de la teoría de la Geografía y del espacio como su objeto de estudio.  Nada hay en el desarrollo de la Geografía que sea arbitrario, y mucho menos de aparición mágica o por “genialidad” espontánea alguna.  Es un desarrollo objetivo, determinado por las condiciones materiales objetivas de cada momento histórico.  Lo que a nosotros nos tocó aportar, lo nuevo, y lo propio (por más que los plagiarios de ideas pretendan despojarnos del mérito para justificar su hurto alegando que el concepto de espacio ya estaba ahí; y asunto que nosotros nunca hemos negado, sino por el contrario ha sido uno de los argumentos demostrativos esenciales), fue la interpretación teórica bajo el análisis marxista o dialéctico materialista, que no estaba hecho, hasta entonces (y al parecer, ni aún ahora, y quizá ahora menos), ni por lo propios geógrafos soviéticos o cubanos.

 

Lo que metodológicamente hicimos nosotros, a semejanza de Marx con la categoría mercancía en El Capital, fue considerar, en nuestro caso, al espacio como esa categoría fundamental de la cual, analizando todos sus vínculos y relaciones, puede deducirse la teoría del espacio geográfico o terrestre, y con ello, el fundamento de una Geografía científica.

 

En dicha teoría, los fenómenos no están ya como tales; sin duda, como se estableciera incluso en la dialéctica idealista de Kant, ellos determinan las propiedades relativas del espacio; dichos fenómenos considerados en sus propias leyes, son objeto de estudio de sus especialistas respectivos; pero en la teoría del espacio, tales fenómenos no representan otra cosa que estados discretos de espacio en un espacio relativo (¡respirad, no hay razón alguna para el horror vacui!, –…“e pur se move”).  Pero están claras ahora dos cosas: 1) sin una definición sin ambigüedades del objeto de estudio, no era posible avanzar en una real ciencia de la geografía; y, 2) sin el desarrollo de una teoría del espacio geográfico, tampoco.

 

Por lo pronto, en función de ello, de ese objeto de estudio así definido, y de la teoría del desarrollo y subordinación de las ciencias de Engels, le hemos podido dar a la Geografía un lugar sin contradicciones en el cuadro general de la clasificación de las mismas.  En otro artículo nos hemos referido a esa clasificación, y aparte nos referiremos a la teoría del espacio geográfico.  Por lo pronto, concluiremos este artículo sobre la Geografía como ciencia, estableciendo lo que desde el fundamento de la geografía fenomenista era imposible: el despliegue de la Geografía como ciencia, en función del método científico general; desde el problema planteado, la tesis sostenida y la hipótesis establecida y verificada, hasta, en particular refiriéndonos aquí a la “joya de la corona” del método científico, con el experimento y la medición; y, finalmente, el establecimiento de las teoría y leyes geográficas que de ello derivan.

 


Compartir este post

Repost0

Comentarios