Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • Espacio Geográfico.   Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

28 abril 2011 4 28 /04 /abril /2011 23:07

Cuadrante SolarLa Geografía en Alfred Hettner.  Ensayo, 2011 (7/). [*]

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

“Espacio Geográfico”, Revista Electrónica

de Geografía Teórica.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

La Tierra, 1 (jN, lW); 19 may 11.

 

Finalmente, Hettner tiene que abordar un complejo problema en el que se ha de poner a prueba todo el sistema: el orden, o la estructura interna de la Geografía misma con arreglo a una lógica.

 

Examina lo que desde el primer momento él llama, “las ramas de la Geografía y su relación con las ciencias naturales”.  Y luego va enumerando la geografía matemática y geofísica; la geografía de la corteza terrestre y la geología; seguido de la geohidrografía en un concepto por sí solo, pero que contiene la idea de la “geografía de la hidrósfera”; y, siguiendo la misma idea, la geografía de la flora y de la fauna; e inmediatamente, sin hacer de ello un capítulo aparte (un aparente error de estructura del trabajo, pues el capítulo que trata lo ha titulado “en relación con las ciencias naturales”), en el mismo rasero, como si lo humano fuese parte de la naturaleza, pasa al tema de la geografía humana, y finalmente de la geografía histórica; para, ya como su V Capítulo, pasar al análisis de lo que él titula “La Geografía Estética…”.

 

Consecuente con su tesis central, dice Hettner: “Si la geografía es la ciencia corológica de la superficie terrestre, tiene relación tanto con todos los objetos posibles de la naturaleza orgánica como de la inorgánica, así como los de la vida humana; pero no por ellos mismos, sino sólo en cuanto a que sean partes constitutivas de los diferentes lugares de la tierra”[34].  Y esta es la explicación más esencial para entender a la Geografía, no como ciencia de los fenómenos, sino como ciencia del espacio.  Para Hettner, esto último consistirá en analizar, “los diversos espacios y lugares terrestres según el modo en que se desarrollan los tres dominios inorgánicos de la naturaleza y su equipamiento con plantas, animales, seres humanos y creaciones humanas.  Los hechos geográficos son las relaciones del espacio”[35].

 

Y aquí salta a la vista que no ha habido ningún error estructural en su trabajo al no poner capítulo aparte a lo humano, sino es que, precisamente, ello es para Hettner, uno de “los tres dominios inorgánicos de la naturaleza”[*].

 

No obstante no va ser ello la principal limitación que comentaríamos en el pensamiento geográfico de Hettner; al final, desde su punto de vista corológico por el que los fenómenos no son tratados como tales, sino sólo por cuanto son –dice Hettner–, “partes constitutivas de los diferentes lugares de la tierra”, ese es un problema totalmente secundario.  Lo esencial en esa crítica a Hettner, está en su noción de la estructura interna de la lógica de esta ciencia, puesta de manifiesto en cuanto éste pasa a examinar cada una de las ramas de la Geografía, lo cual, en una idea sintética, se expresa, respecto a la geografía matemática y geofísica, en cuanto a que: “La primera concepción de los objetos geográficos –que no obstante no proporciona un conocimiento independiente, sino que efectúa servicios auxiliares–, es la de sus relaciones espaciales como tales, o dicho de otra forma, en la pura concepción geométrica de la superficie terrestre sin tener en consideración el contenido…”[36].  Y si bien ello es cierto por cuanto a que sean ciencias auxiliares, la falla en la lógica de la idea, está en que, al mismo tiempo, sean “ramas de la Geografía”.  Hettner, al plantear la lógica interna de esta ciencia, hace nuevamente una concesión al pensamiento fenomenista.

 

Aquí Hettner consideró sólo dos ciencia antecedentes, o como él denomina, de “la antesala de la Geografía”; luego pasa a las ciencias derivadas, empezando por las relativas al aspecto litosférico de la corteza terrestre: la Geología y la Morfología (luego denominada Geomorfología).

 

Explica cómo la ciencia geográfica ha superado de dos manera esta  concepción geomorfológica como la esencia del ser de la Geografía: 1) a través de una extensión del contenido de la concepción, por lo cual, cuanto más el geógrafo profundiza en el fenómeno geomorfológico, más se aproxima a ser un geólogo y no un geógrafo; y 2) por medio del estudio causal, esto es, que cuanto más ahonda en el fenómeno y en la aplicación de la metodología para el conocimiento de sus causas, más se especializa en dicho fenómeno, perdiendo de vista el contexto corológico que implica la consideración de los demás fenómenos del espacio.  El problema en ello, y que justamente Hettner no logra resolver al haber hecho esta concesión fenomenista, es cuando, primero, el geógrafo ha de estudiar el fenómeno, pero entonces, precisamente, sin extenderse en el contenido, ni adentrarse en la investigación causal; y esa superficialidad la comenta Hettner trágica y contradictoriamente sin su solución cuando, refiriéndose a los geólogos, narra: “Han censurado diversas e innegables superficialidades existentes en el trabajo de los geógrafos, deficiencias que tiene su origen en la escasa preparación geológica de muchos geógrafos a la hora de consagrarse a dichas cuestiones”[37].  Y al respecto, narra cómo los geólogos acuñaron, a decir de él, “el no precisamente delicado chiste según el cual la geografía no sería la ciencia de la superficie terrestre, sino la ciencia superficial de la tierra”.  Pero he ahí, que tal ironía es aplicable a todos los casos de esa pretendida geografía fenomenista; y razón por la cual omitiremos el innecesario análisis de las restantes “ramas” de la Geografía según Hettner.

 

Así, Hettner estableció las bases para la solución del problema esencial de la Geografía como ciencia, pero no alcanzó a dar solución aún a aspectos esenciales, dada las limitaciones aún existentes en la noción del espacio mismo.

__________________

 

 

[34]    Ibid. p.47.

[35]    Ibid. p.47.

[*]    Subrayado nuestro; y esto, confiando en que la traducción sea correcta; para lo cual hay suficientes elementos para la duda, dado que antes Hettner a distinguido entre naturaleza inorgánica y naturaleza orgánica, y, en todo caso, pareciera ser que, para Hettner, lo humano caería dentro de la naturaleza orgánica.

[36]    Ibid. p.48.

[37]    Ibid. p.51. 

 


Compartir este post

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Filosofía de la Geografía
Comenta este artículo

Comentarios