Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • Espacio Geográfico.   Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

28 abril 2011 4 28 /04 /abril /2011 23:09

Sextante y CatalejoLa Geografía en Alfred Hettner.  Ensayo, 2011 (9/). [*]

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

“Espacio Geográfico”, Revista Electrónica

de Geografía Teórica.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

La Tierra, 1 (jN, lW); 26 may 11.

 

 

La teoría de la estética es un ámbito de conocimientos en el cual se ha avanzado enormemente y muy rápido, apenas hacia el último tercio del siglo XX; hecho que nos lo hace saber un connotado autor en la materia, como lo es el Dr. Adolfo Sánchez Vázquez.

 

Aún en los tiempos en que Hettner produce el material aquí analizado, en la Unión Soviética se elabora apenas esa teoría en el marco del movimiento cultural del llamado Realismo Socialista, que, por supuesto, choca en una posición diametralmente opuesta con el ámbito intelectual de Hettner de la Alemania de fines de los años veinte y principios de los treinta, en que, por lo opuesto, se encamina vertiginosamente al movimiento cultural del Suprematismo nazi.

 

En ese contexto es que Hettner inicia este capítulo diciendo: “Además de una geografía teórica existe una geografía estética, junto a una geografía entendida como ciencia existe una geografía entendida como arte”[41].  Y, en una sutileza que fácilmente pasa desapercibida, en el concepto positivista de  que “una cosa existe junto a la otra”, Hettner se distingue del concepto de la estética dialéctico materialista, por el cual una geografía teórica y una geografía estética, son indisolublemente lo mismo, pues en una geografía entendida como ciencia, está, al mismo tiempo, en ella misma, un geografía entendida como arte.

 

Esta sutileza pudiera parecer irrelevante, pero, no obstante, dará toda la diferencia de concepción sobre el espacio geográfico.  Hettner, citando a Kriegk en sus Escritos Sobre una Geografía General, 1840, recoge el siguiente pasaje: “Las descripciones del geógrafo carecen de verdadero contenido y de su más distinguido atributo si el mismo no es capaz de hacer concebir al paisajista y al poeta el carácter estético de las regiones”[42].  Ello lleva a decir a Hettner que: “Esta situación indica que en el campo de la geografía existen ciertos defectos; la síntesis ha sido demasiado marginada por la investigación y más allá de la abstracción de contenidos y el examen de causas, la observación directa ha perdido mucho terreno”[43].

 

Es decir, que en ello había un doble defecto: 1) la marginación de la síntesis y, por lo tanto, el quedarse permanentemente en la casuística del fenómeno y sus causas; y, 2) el abandono de la observación directa.  Y en la discusión acerca de los fines prácticos de ello, es que Hettner se pregunta si existe una geografía como arte, y si existe, en qué relación se encuentra con la geografía científica.

 

Hettner aclara que cuando se habla de la geografía como arte, no se está expresando el arte de las descripciones geográficas, no se está reduciendo ese arte a la poiética del paisaje, sino que es el arte de la exposición como método.  “No sólo se puede hablar de un arte de la exposición –dice Hettner– cuando se realiza la descripción de un paisaje, sino también cuando se trata de una investigación puramente científica”[44].  Y ese arte de la exposición, continúa Hettner, debe distinguirse de la geografía como estética, la cual se refiere, por su parte, a la valoración de la belleza del paisaje en la integridad de todos sus elementos.

 

Ahora bien, cuando se habla del arte de la exposición, aun cuando Hettner no lo menciona así, en realidad de lo que se habla es del método científico de exposición, de la creatividad que se opera en ello, que puede ir desde la bella prosa descriptiva positivista, hasta el riguroso silogismo en el proceso hipotético-deductivo.

 

Así la estética y el arte en geografía, se refiere a esa parte esencial del conocimiento científico en el que en sí mismo hay belleza, en un arte que no significa otra cosa que creatividad, y como tal, productividad.  Si algo insospechado es capaz de cuestionar profundamente a la Geografía como ciencia y su papel social, eso es, justamente, su valoración estética.  Por ello, habremos de valorar qué tanto el hacer geográfico, en la medida de su contribución real al progreso social, se convierte en realización social humana.  Y así, cuando esa productividad y contribución emana de las “ciencias geográficas”, o ciencias especiales que integran esa concepción de la Geografía en los tiempos de Hettner, resulta cuestionable, entonces, si es la Geografía como tal la que aporta, o lo es cada una de las ciencias especiales por su parte.  En todo caso, ese aspecto práctico y concreto del papel social de la Geografía, es un punto a responder, y del cual Hettner se encargará en su último capítulo-

 

El problema que destaca, pues, es, primero, separar la ciencia de la geografía (la geografía teórica como la refiere Hettner), de la geografía estética y como arte, y luego juntar una y otra, consecuentemente en esa clasificación de la estructura heterogénea de la Geografía que dicho autor ha dejado asentada.

 

En una concepción dialéctica en donde en la geografía como ciencia está contenido su carácter estético y su creatividad misma, y no hay que juntar mecánicamente lo que no está separado, ello corresponde consecuentemente por su parte, a esa clasificación de la estructura homogénea de la Geografía, a la que Hettner no llegó.

 

Finalmente, en un VI Capítulo, Hettner se va a referir a la geografía práctica, y a lo cual nos referiremos en un próximo y último fascículo.

 

 

 __________________________

[41]    Ibid. p.68.

[42]    Ibid. p.68 (Op. Cit. p.225)

[43]    Ibid. p.68.

[44]    Ibid. p.69.

 

 


Compartir este post

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Filosofía de la Geografía
Comenta este artículo

Comentarios