Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

8 febrero 2010 1 08 /02 /febrero /2010 09:04

Cliché Espacio Geográfico, Revista 2010


La Geografía en la Teoría del Desarrollo
y Subordinación de las Ciencias de F. Engels.
  Ponencia al I Congreso Latinoamericano
de Historia de las Ciencias y de la Tecnología
(La Habana, Cuba, 1985) (4/4).

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri

 

“Espacio Geográfico”, Revista Electrónica de Geografía Teórica
http://espacio-geografico.over-blog.es/;
México, 18 feb 10.

 

 

De los Comentarios Preliminares.
Segunda parte. Parte final.

 

                              Luego de aquellos primeros comentarios iniciales, lo segundo a comentar es ahora la ubicación de la Geografía en el Cuadro de la Clasificación de las Ciencias, en su versión 2010; veinticinco años después, sin que, por supuesto, nadie le haya hecho caso, o que en la posibilidad de ello, le haya entendido.

 

                              Esta ponencia se publicó poco después en la revista “Elementos”, de la Universidad Autónoma de Puebla[*], gracias al apoyo de otro compañero marxista que conocí en el Congreso.  Dicha revista llegó, por su lado, a manos de compañeros de físico-matemáticas del mismo centro de labores, y no pasó, ni podía pasar, de ahí.

 

                              Así es que, sólo conmigo mismo, idéntico a mí mismo, allí donde me quedé hace veinticinco años, lo retomo, y lo avanzo un poco más.

 

                              El cuadro de la ponencia, o en su versión de 1985, está correcto al ubicar las líneas “A” y “B” correspondiente a la ciencia de las relaciones entre el ser y el pensar, y de las ciencias básicas, acerca de las formas generales de movimiento de la materia (energía-vida).  El problema del error se presentó en las siguientes dos líneas.

 

                              “Al desarrollo multifacético –decimos en el trabajo– y a la subordinación, que va de la Filosofía, Astronomía y Matemáticas, a la Física, Astrofísica y conocimientos geofísicos generales, hasta llegar a la cosmografía, Topografía y Geodesia; le sigue la Geografía...”; esto es, en ese momento, en un error elemental, subordinamos incorrectamente la Geografía, tanto por la forma de movimiento de la materia como, sobre todo, por sus momentos históricos, a la Geofísica.

 

                              En consecuencia, decimos ahí: “Por dicho cuadro se aprecia que la Geografía es una geociencia física, así como matemática en su forma geodésica, directamente...”; lo cual, “por el cuadro”, evidentemente es así, pero no lo es “por el reflejo objetivo de la realidad objetiva que se estudia”.  Y en consecuencia: “así como las formas de movimiento transitan de unas a otras, así también los reflejos de esas distintas formas de movimiento de las ciencias, expresan los tránsitos de unas ciencias a otras”, y como ahí mismo lo expresamos, queda mal representado.  Y lo fue así, dada la limitación aún en el concepto de espacio geográfico; particularmente incluso, por la falta de claridad aún en los conceptos de forma de existencia de la materia, o forma de movimiento de la materia; incluso la falta de discusión en ello del concepto de "sustratos portadores".

 

                              Así, uno de los más valiosos pasajes, es este, en el cual Engels, a nuestro entender, nos da la dialéctica del espacio en esa condición teórica lógico dialéctica, por la cual el espacio no sólo es ser, en su condición indisoluble de forma de existir como un continuo, sino que; además, precede, teórica y lógico-dialécticamente, al ser en tanto forma de movimiento de la materia expresada en algún estado discreto de la misma: “Tales formas de movimiento –decíamos ahí–, quedan referidas en su mayoría, a su existencia terrestre, donde esa existencia tiene tanto una forma continua (primariamente geometrizada), como una forma discontinua o discreta (primariamente física), que es llamada por Engels como premisa o condición de existencia...”.

 

                               Pero, más aún, ese estado continuo condición de existencia, “a su vez contiene las especies de sustratos portadores de las formas de movimiento de la materia”; esto es, lo referido el resto de las ciencias particulares inscritas en la línea “E” del cuadro.  Por lo que, en esta parte el mismo está correcto.

 

                              El problema del equívoco se centró, pues, en las líneas “C” y “D”; es decir, en la relación entre las formas continuas generales de existencia de la materia (o de las transiciones continuo-discretas de los movimientos de la materia), y las formas discretas particulares plenas de movimiento de la materia (reflejo de los sustratos portadores del tipo de movimiento), dadas en las ciencias derivadas.    “Así –volviéndonos a citar y ahora en el punto clave–, en tanto que para Engels se va del cielo a la Tierra; y a ésta respecto a su estructura interna, respecto a su origen y evolución; y de la naturaleza inorgánica de la Tierra a su superficie; nosotros hemos querido no seguir necesariamente ese proceso que es reflejo de las etapas históricas de la naturaleza analizadas por él, puesto que a la consideración del cielo, de la mecánica celeste o astronomía, que es la consideración del ser; debe seguir la consideración inmediata del existir: del espacio, ya como recipiente de todos los objetos materiales, ya como la cualidad posicional del mundo de los mismos”; primero, ya en la Cosmografía; y después en la condición de existencia del movimiento geológico.  Y esta última parte, alude ya sólo a la dialéctica entre el ser y el existir yendo de lo general a lo particular y viceversa, mal vista en el cuadro en su versión de 1985, aquí sí, por simple arreglo de la forma del cuadro, que por una parte no separa a la Cosmografía de la Topografía y Geodesia, y por otra parte, no ubica a las geociencias como lo que precisamente son: ciencias de empalme, históricamente posteriores al la Geografía, y metodológicamente subordinadas a ella.

 

                              Así que, arreglado el cuadro de “aquel sujeto no sólo herético y blasfemo para con Engels, sino confuso y parco de miras” de 1985, ahora, el mismo cuadro, nos queda así:

 

La Geografía en el Cuadro de la Clasificación de las CIen 

La Geografía en el Cuadro de la Clasificación de las Ciencias, según la teoría del desarrollo y subordinación de las mismas, de F. Engels (versión 2010).

[Fuente: Hernández Iriberri, Luis Ignacio; http://espacio-geografico.over-blog.es/]

 

 

                              Lo esencial en él es, pues: 1) que hemos agregado la calsificación de las formas de movimiento de la materia; 2) hemos ampliado y ordenado más correctamente las ciencias de empalme y geociencias; y, 3) hemos agregado algunas ciencias más vinculadas al conocimiento geográfico históricamente dado.  En una caracterización distinta de la fila “C”, separando la Cosmografía de la Geodesia, y ubicando correctamente a las geociencias como ciencias de empalme que son.  El cuadro de la clasificación de las ciencias opera así, más correctamente, cual Tabla de los Elementos de Mendeleiev, pudiendo predecir incluso lo que ha de ir en los cuadros vacíos, reforzando la lógica objetiva del mismo y precisando no sólo la ubicación de la Geografía, sino, lo principal, sus relaciones con las demás ciencias; de modo que de ello derive una correcta apreciación tanto de sus fundamentos metodológicos, como el hecho, a su vez, de cómo ella es fundamento en la metodología de otras ciencias.

 

                              Consumatum est, lo que desde entonces queríamos demostrar, finalmente ha quedado demostrado.  El cuadro anterior con la explicación de sus fundamentos, puede simplificarse de la siguiente manera (dejamos sobreentendido el que, al paralelo de las "Ciencias de la Tierra", en el campo de lo social, se subordinan aquellas ciencias sociales con una base metodológica geográfica):

 

 Ubicacion-de-la-Geografia-en-su-Sector.jpg

Ubicación de la Geografía en su Sector Particular del Cuadro de la Clasificación de las Ciencias, según la teoría del desarrollo y subordinación de las mismas, de F. Engels (versión 2010).

[Fuente: Hernández Iriberri, Luis Ignacio; http://espacio-geografico.over-blog.es/]

 

                             Ahora, sin duda, vendrán con gran autoridad los viejos geógrafos, los geógrafos fenomenistas; como, a su vez, con gran confusión y pesadumbre los nuevos geógrafos, a decirnos: <<¡¿Y los suelos; y las asociaciones de vegetación; dónde quedó entonces la historia, y la economía...; por todos los cielos, qué aberración..., y lo social..., dónde quedó lo humano...?!>>.

 

A lo que, veinticinco años después, no podemos sino responder que: ahí; ahí mismo, ya en su desarticulada y divulgativa geografía fenomenista; o bien en su calidad de “estados discretos de espacio”.  No está mal su preocupación, todo ello es espacio, estados de espacio; en esa ubicación en el cuadro de clasificación de las ciencias, ello metodológicamente se satisface como condición de existencia de las formas discretas o sustratos portadores de las formas de movimiento de la materia, objeto de estudio de otros especialistas.  No está mal; ...en tanto se entienda eso complejo que es la teoría del espacio, esencia, categoría fundamental históricamente dada del conocimiento geográfico (cuando se entienda esto, desaparecerá “la angustia por la pérdida de su vasto saber enciclopédico”, o "el cargo de conciencia" por el "revolucionario compromiso" de la Geografía con la sociedad).

 

Cuando los geógrafos hayan delimitado bien, cuando asimilen bien los fundamentos teóricos, entonces harán una geografía por entero al servicio, ya no sólo de la educación y la cultura en cápsulas o videodocumetales, sino de la producción y la solución a las verdaderas necesidades sociales.  Entonces será una geografía verdaderamente comprometida con la sociedad, y profundamente humana.



[*]  Hernández Iriberri, Luis Ignacio; La Geografía en la Teoría del Desarrollo y Subordinación de Federico Engels; en "Elementos", Revista de Ciencias Exactas, Naturales y Aplicadas, Nº 6, Año 2, Vol 1, enero-marzo, 1986; Universidad Autónoma de Puebla, México, 1986; pp.43-46.
http://www.elementos.buap.mx/num06/pdf/43.pdf 



Compartir este post

Repost0

Comentarios