Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

10 junio 2010 4 10 /06 /junio /2010 08:06

Cliché Espacio Geográfico, Revista 2010

La Historia de la Geografía en México.

  Elementos de Juicio para el Análisis Crítico.

  Ponencia, I Congreso Mexicano de Historia de la Ciencia

y de la Tecnología, México, 1988 (6/7)

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

“Espacio Geográfico”, Revista Electrónica de Geografía Teórica;

http://espacio-geografico.over-blog.es/;

México, 28 jun 10.

 

 

12  El duodécimo período, de 1877 a 1916, está cifrado por las actividades de las inicialmente llamadas “Comisiones Exploradoras”, que educidas a una por razones presupuestales, pasaron a llamarse solo “Comisión Geográfico Exploradora”, con Agustín Díaz, Julio Alvarado, José Moreno, y Ángel García.  Dicha Comisión contaba con su Sección de Historia Natural, con Fernando Ferrari Pérez.  Este período de la historia científico-geográfica en México, coincide aquí con todo un ciclo político: el porfiriato.

 

Junto con las actividades de la Comisión Geográfico Exploradora, de medular importancia, sobresalen también dos hechos más; la primera reflexión sobre la historia misma de esta ciencia en México, en los: “Apuntes para la Historia de la Geografía en México”, de Manuel Orozco y Berra, de 1881 (documento que a poco más de un siglo no ha sido superado), y esa geografía fenomenológica llevada a su extrema expresión; a tal punto incluso, internacionalmente, que el contradictorio concepto con que fueron citados los dos primeros congresos internacionales de Geografía; convocados como congresos de “Ciencias Geográficas”; trata de rectificarse en el tercer congreso de 1881, convocado ya como “III Congreso Internacional de Geografía”.

 

Saber geográfico este, que se expresaba en las “Cartillas para la Enseñanza” de esos años, y en los trabajos como los de José N. Robirosa: “Cuadro Pintoresco de la Distribución Geográfica de las Plantas de México”; o de Mariano Bárcena: “El Volcán de Colima”, ambos de 1887; un año después de que se había creado la “Comisión Geológica de México”, y posteriores a los cuales se forma la “Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales”, lo cual revela la mayor especialización de las ciencias, y con ello un empobrecimiento proporcional de este saber geográfico.

 

En este derrotero surgen trabajos de una pretendida geografía especializada –no obstante con notables contribuciones científicas–, como el trabajo de Domingo Orvañanos: “Ensayo de Geografía Médica y Climatológica de la República Mexicana”, de 1890.

 

En 1898, se crea la “Comisión Geodésica Mexicana”, la que tomará en sus manos el proyecto cartográfico de México, con mejores fundamentos que los hasta entonces manejados por la “Comisión Geográfica Exploradora”.  Hasta arribar, en 1912, al “I Congreso Científico Nacional”, en cuya Sección 8ª de Geografía, Historia y Arquelogía; Pascual Ortíz Rubio presenta sus: “Apuntes Geográficos del Estado de Michoacán”; Pedro C. Sánchez, el trabajo geodésico: “La Medida del Arco de Meridiano 98ª W de Greenwich en la República Mexicana”; o el de Luis C. Espinoza: “Método para la Formación de Croquis de Territorios de Gran Extensión”; y finalmente, el de Ángel Anguiano: “Cartografía y Geodesia.  Estudio Crítico Sobre la Carta Geográfica de la República Mexicana.  Medios que Deben Emplearse en su Ejecución”.

 

13  De 1917 a 1939, transcurre el décimo tercer período de esta historia.  Los trabajos que la Comisión Geográfico Exploradora había venido realizando hasta 1914, son continuados a partir de 1918 por la Dirección de Estudios Geográficos y Climatológicos, posteriormente transformada en Dirección General de Geografía y Meteorología, de la Secretaría de Agricultura y Ganadería, con las notables personas de Pedro C. Sánchez y Ricardo Toscano, principales protagonistas de este período; junto con Miguel y Enrique Schultz, Jesús Galindo y Villa, Joaquín Gallo, Alberto Escalona Ramos, José Luis Osorio Mondragón, Gilberto Loyo, Ramón Alcorta Guerrero, y Ramiro Robles Ramos, quienes fortalecen los estudios de geografía, primero en la Facultad de Ingeniería, como en la Escuela Nacional de Altos Estudios, más tarde Facultad de Filosofía y Letras (1926), en donde los estudios de Geografía se imparten en materias aisladas destinadas a la formación para la enseñanza, hasta 1935, en que se crea el Departamento de Geografía en esta Facultad.

 

Los primeros trabajos de estos autores, ya a estas alturas, de una supuesta geografía “especializada” en alguna “ciencia geográfica”, se refiere a estudios geodésicos, meteorológicos, antropogénicos, económicos y políticos, principalmente.

 

Así, de Miguel Schultz, su: “Curso General de Geografía.  Geografía General y Especial.  Física y Política de las Diversas Naciones y Países, con Excepción de México” (1917); de Enrique Schultz, sus: “Geografía Astronómica”, “Geografía Política” y “Geografía Económica” (1914); de Gilberto Loyo: “La Política Demográfica de México” (1935), “Población y Desarrollo Económico” (1963).  Pedro C. Sánchez, Director de la Comisión Geodésica Mexicana, que hizo la medida del meridiano de 98º W, y su “Estudio Sobre Climatología”; de Ricardo Toscano: “Geodesia”, “Meteorología Descriptiva y Dinámica” (1940); de Jesús Galindo y Villa: “Historia Sumaria de la Ciudad de México” (1925); de Joaquín Gallo sus: “Elementos de Mecánica Celeste” (1926), “Apuntes de Cosmografía” (1927), y “Apuntes de Meteorología” (1928); de José Luis Osorio Mondragón: “Algunas Rectificaciones Importantes a la Geografía de la República Mexicana, y la División Regional de su Teritorio” (1925), y su: “Breves Apuntes de Geografía Humana en su Rama Social y Económica” (1927); de Alberto Escalona Ramos: “Una Interpretación de la Cultura Maya Mexicana”, “Geopolítica y Geoeconomía” (1959); y, finalmente, de Ramón Alcorta Guerrero, su: “Antropogeografía y del Estado” (1944), y “Cuatro Siglos de Cartografía Tabasqueña” (1951).

 

En 1921, se celebra el “I Congreso nacional de Geografía y Exploraciones Geográficas”, y un año después se crea la “Unión Geográfica Internacional”, a la cual México se asocia desde el primer momento.

 

En 1928, se crea el “Instituto Panamericano de Geografía e Historia”, que presidió Pedro C. Sánchez.

 

Internacionalmente, esa lucha entre conceptos de “congresos de ciencias geográficas” o “congresos de geografía”, muestran la lucha entre una tendencia desmembradora que ha interpretado a la Geografía fundamentalmente como una ciencia enciclopédica, como un agregado de ciencias especiales, o “ciencia de síntesis de un sistema de ciencias”; y una tendencia integradora, unitarista, que a la fecha ha trabajado sin mucho éxito.

 

La lucha entre estas tendencias se agudizó a tal punto, que en el VII Congreso Internacional de Geografía de 1899, surgió la propuesta concreta de considerar a la Cartografía como ciencia aparte, que se integraba al sistema de ciencias que formaba la Geografía.  Esta propuesta se aprobó sin cumplirse, y se repitió en el VIII Congreso Internacional de 1900, sin mayor fortuna; y otro tanto ocurrió en el IX Congreso Internacional de 1908, no obstante que se exigió el acatamiento del acuerdo.

 

14  Para 1939 y hasta 1942, se da el brevísimo período décimo cuarto.  Su cortadura se da por el solo hecho de que el Departamento de Geografía, radicado hasta entonces, y prácticamente desde 1917, en lo que ha sido la Facultad de Filosofía y Letras, pasa por esos escasos años, a la Facultad de Ciencias.  Sin duda la solución a sus problemas teóricos, se veía en recordar los tiempos del Establecimiento de Estudios Mayores de Física y Matemáticas de un siglo atrás y sus logros.  Sin embargo, se nos ha explicado (Vivó, Correa, 1976), que en ese lapso no se inscribieron nuevos alumnos a los estudios de Geografía; pero la reubicación estaba reflejando una crisis de identidad agudizada.

 

Finalmente, en este período se efectuaron los siguientes segundo y tercer congresos nacionales de Geografía.  Después de este tercer congreso realizado en 1942, el cuarto congreso ya no se efectuaría sino hasta veintitrés años después, en 1965.

 



Compartir este post

Repost0

Comentarios