Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • Espacio Geográfico.   Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

10 junio 2010 4 10 /06 /junio /2010 08:03

Cliché Espacio Geográfico, Revista 2010

La Historia de la Geografía en México.

  Elementos de Juicio para el Análisis Crítico.

  Ponencia, I Congreso Mexicano

de Historia de la Ciencia y de la Tecnología,

México, 1988 (3/7).

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

“Espacio Geográfico”, Revista Electrónica de Geografía Teórica;

http://espacio-geografico.over-blog.es/;

México, 17 jun 10.

 

 

Otros elementos de juicio para un análisis crítico de la historia de la Geografía en México, se refiere ya no a la teoría de esta ciencia, sino a la teoría de la ciencia de la historia de la ciencia, y al problema de la periodización de la historia de la Geografía, en este caso particular, de México.

 

No negamos las determinantes económico-sociales o externas para el desarrollo de la ciencia; la ciencia nace de la necesidad social; pero tampoco las sobrevaloramos por encima de las determinantes internas o de su propia lógica.  La dialéctica de su desarrollo –a nuestro juicio–, se finca en la unidad y lucha de estos opuestos.

 

Aún más, distinguimos de las relaciones internas, en su lógica, dos niveles necesarios en el quehacer o investigación científica, dadas las diferencias y desfase entre el movimiento del conocimiento y el movimiento social.

 

La respuesta de la ciencia al movimiento social, a sus necesidades, se concreta en la investigación aplicada; ya que las necesidades sociales nunca se plantean sino en la medida en que se pueden resolver (Marx).  No obstante la lógica de la ciencia o movimiento del conocimiento, va siempre más allá de la investigación aplicada, y define el nivel de la investigación fundamental o básica, que podrá o no responder a las necesidades sociales del futuro; de donde se sigue que la viabilidad de dichas investigaciones básicas, dependerá a su vez de las necesidades sociales futuras, y los resultados de la investigación aplicada.

 

Por otra parte, respecto del problema de la periodización de la historia de la Geografía en México, ubicamos siete posibles criterios: 1) de la periodización económico-social, apegada al criterio de la sucesión de los modos de producción; 2) de la periodización siguiendo los acontecimientos políticos; 3) de la periodización respecto de la historia de la cultura; 4) de la periodización en función del desarrollo de las ideas y teorías propias de la ciencia; 5) de la periodización en función de los métodos generales de la sistematización del conocimiento; 6) de la periodización en función de los logros aplicados; y 7) de la periodización –que finalmente nosotros asumimos en nuestro esquema–, con base en la expresión concreta de la dialéctica interno-externalista expresada en los puntos anteriores.

 

Hemos decidido excluir en este ensayo la época indígena, que supone una investigación más profunda, pues disponemos de información tal que nos haría inclinarnos tanto por un desarrollo geográfico científico de muy alto nivel, incluso superior al traído por el hispánico, pero que amerita aún mucho de trabajo de fundamentación, como el inclinarnos por un muy pobre desarrollo, dadas las evidencias más comunes y accesibles.

 

A continuación, de cada período a partir del siglo XVI, tomaremos los autores y las aportaciones geográficas en sus obras más representativas, en la exposición de las dos formas del quehacer geográfico de que aquí hemos hablado.

 

*

 

A nuestro juicio, la periodización de la historia de la Geografía en México a partir del siglo XVI, se nos presenta de la siguiente manera:

 

1  Desde 1506 a 1521 en que se empieza a tener, visto desde una visión hispánica, un conocimiento geográfico de nuestro territorio, a través de las exploraciones que continúan la búsqueda del paso a la “Mar del Sur” (descubierto desde 1513 por Vasco Nuñez de Balboa, cruzando el Istmo de Panamá), siendo esto lo que motiva teórico-geográficamente estas exploraciones en aras de lograr demostrar la completud del Globo Terráqueo.

 

De Vicente Yañez Pinzón y Juan Díaz de Solís (1506), que conocen las costas de Quintana Roo; luego de Francisco Hernández de Córdoba (1517), que bordea la Península de Yucatán; Juan de Grijalba (1518), que en cabotaje continua el recorrido de Champotón a Veracruz; Antonio Álvarez de Pineda y Hernán Cortes (1519), que repiten el recorrido, y este último inicia la incursión territorial con fortuna; Diego Camargo, y Lucas Vázquez de Ayllón (1520), quienes llegan, el primero hasta la desembocadura del Pánuco, y el segundo hasta los 32º N.

 

2  Un segundo período se da de 1521 a 1531, en el que ya Elcano, en 1522, completó el periplo de Magallanes, y en 1526, Guevara ha bordeado toda América del Sur llegando a Tehuantepec; al mismo tiempo que se da una actividad exploradora en el Atlántico, en el Pacífico y en el interior del territorio.

 

En el Atlántico, con Esteban Gómez (1525); en el Pacífico con Álvarez de Saavedra y Cerón (1527), y Diego Hurtado de Mendoza (1528); en el continente, con Cristóbal de Olid, en Michoacán (1522); los Montejo en Yucatán (1526); Nuño de Guzmán y sus capitanes Oñate, Ibarra, Chirino, Del Mercado, desde el Pánuco hasta el centro de México.

 

Exploradores a quienes les mueven inquietudes como las de “Las Siete Ciudades”, “Cibola y Quivira”, “La Sierra de la Plata”, “La Fuente de la Eterna Juventud”, o la colonización de la “Isla” de Santa Cruz o “Cálida Fornox”.

 

El conocimiento geográfico en este período comprende las dos primeras Cartas de Nueva España de 1527 y 1519, de Diego Ribero.

 

3  El siguiente período, el tercero, va de 1531 a 1541, en el que se explora tano las costas del Pacífico novohispano desde Tehuantepec hasta los 40º de latitud norte, como la parte norte del territorio hasta Arizona y Nuevo México.

 

Con Alonso López de Ávila y Hernán Cortés (1531-1535); Fortún Ximenez y Hernando Grijalva (1533); Francisco de Ulloa, Marcos de Niza y Vázquez de Coronado (1539); y finalmente Hernando de Alarcón y Domingo del Castillo (1548), a su vez por tierra hasta los 40º de latitud norte.

 

Esta actividad geográfico-exploradora que pudiera considerarse de carácter regional, respondía a esa hambre y sed de conquista territorial del Imperio Español, movido por los afanes de riqueza de sus protagonistas.  En la conquista de tan vastos territorios quedó contenida por esos diez años, la inquietud por los viajes a las originales tierras  de la especiería.

 

El conocimiento geográfico en este período se resume, finalmente, en la Carta del Pacífico de Domingo del Castillo, de 1541.

 

4  Un cuarto período se tiene de 1542 a 1576; aun cuando los últimos diez años del mismo son de una marcada transición de una forma de expresión del conocimiento geográfico a otra; es decir, de la expresión cartográfica, a las relaciones descriptivas.  Dicho período se caracteriza por la apertura y continuación de los viajes a Oriente.

 

Desde 1542 con Ruy López de Villalobos; a la vez que se seguía ascendiendo de latitud hasta los 42º N con Juan Rodríguez Cabrillo (1542), y Bartolomé Ferrelo (1543); y se intentaba nuevamente –después de las fallidas expediciones de Pedro de Narváez, de 1528– la expedición a la región norte del Atlántico, con Hernández de Soto en 1543, y más tarde de 1559, con Tristán de Luna y Arellano Bidema y Ángel Villafaña, que expedicionan a la Florida; o con Francisco de Ibarra en 1554, que explora el centro de Nueva España.

 

El conocimiento geográfico se va condensando, por último, tanto en la Carta Hemisférica que muestra completa a la Nueva España, de la “Colección de Ramucio”, de 1556; como en las contenidas en la “Geografía de Ptolomeo”, editada por Moletio en 1562, y, finalmente, en la Carta de Nueva España de Porcachi, de 1576.

 

Finalmente se tiene la expedición de Miguel López de Legazpi, y Andrés de Urdaneta, de 1564 y 1565 a las Filipinas, encontrándose por este último la ruta de retorno a Acapulco.

 

A partir de aquí, hay un período de transición caracterizada por la primera descripción geográfica: las “Relaciones de las Cosas de Yucatán”, de Diego de Landa, de 1566, y el arribo a estas tierras de Francisco Hernández (1570), con quien se inician las investigaciones científicas especializadas.

 



Compartir este post

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Ponencias Congresos
Comenta este artículo

Comentarios