Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

10 junio 2010 4 10 /06 /junio /2010 08:01

Cliché Espacio Geográfico, Revista 2010

La Historia de la Geografía en México.

  Elementos de Juicio para el Análisis Crítico.

  Ponencia, I Congreso Mexicano de Historia

de la Ciencia y de la Tecnología,

México, 1988 (1/7).

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

Espacio Geográfico”, Revista Electrónica de Geografía Teórica;

http://espacio-geografíco.over-blog.es/;

México, 10 jun 10.

 

Comentario Preliminar.

 

Desde siempre, habíamos estado moviéndonos en la historia general de la Geografía, pues era necesaria una comprensión, no sólo desde sus orígenes universales, sino de su visión de conjunto.  Pero, luego de 1987, una vez consolidado nuestro planteamiento teórico de la Geografía como ciencia del espacio terrestre en un fundamento nuestro muy particular dado en el concepto de espacio físico objetivo, y no, como hasta entonces estaban dadas otras consideraciones, de un concepto de espacio “humanizado”, o “social” subjetivo; teníamos que pasar, necesariamente, a las mismas consideraciones del análisis general, pero ahora para el caso particular de la historia de la Geografía en México.

 

Dejamos para otra ocasión la historia de la Geografía en su origen mesoamericano, y partimos, convencionalmente, del siglo XVI.  En un paralelismo general, hablar de la geografía mesoamericana, era hablar de la geografía de Anaximandro.  Pero en aquel entonces nos interesaba ya no tanto la historia por la historia, sino el proceso de estructuración de la Geografía como ciencia moderna y su situación en México.

 

El extenso ensayo que preparamos como base de la ponencia al I Congreso Mexicano de Historia de las Ciencias y de las Tecnología de 1988, es una manifestación directa de esa preocupación por entender ahora la situación de la Geografía en México en su desarrollo como ciencia moderna.  Dicho extenso ensayo, por supuesto, no lo leímos, nos apoyamos en él para una disertación libre.  Toda la información contenida en él, no es resultado de una investigación personal de fuentes directas, de archivo, etc; sino de lo dado por una cierta cantidad de estudios en que se aporta a la historia de esta ciencia, y en algunos incluso se intenta un poco más formalmente la misma.

 

Hasta ese momento –y nos parece que a casi un cuarto de siglo aún sigue siendo así–, una Historia formal de la Geografía en México no existe aún; se ha dispuesto sólo de unos cuantos trabajos a manera de “apuntes”, de aproximaciones en ensayos más o menos extensos girando en uno u otro tópico; y de ahí que no sólo por nuestro procedimiento particular de partir de lo desconocido a lo conocido, sino porque resultaba una necesidad historiográfica general, tuvimos que elaborar este ensayo centrado en resolver la periodización de la Historia de la Geografía en México, como primer paso para entenderla en su desarrollo como ciencia moderna; por supuesto, en el entendido de que tal periodización habría de modificarse a la luz del estudio en detalle; como tal es el caso del Siglo de la Ilustración, que visto ahora, bien puede o debe dividirse en dos etapas, una por cada mitad del mismo.  Por lo demás, curiosamente, presentado en lo que fue, a su vez, el I Congreso Mexicano de Historia de la Ciencia y de la Tecnología, luego de casi un cuarto de siglo, desde 1964, en que tuvo lugar el I Coloquio Mexicano de Historia de la Ciencia.

 

Es en ese sentido donde radica el valor de este ensayo.  Luego, no sólo no pudimos avanzar en el análisis, sino que, no proponiéndonos hacer investigación propia de la historia de la ciencia –todo un campo de especialización en el hacer de la geografía teórica–, sino sólo abrevar de los aportes, resulta que los trabajos de historia de la Geografía en México tampoco se han hecho profusos; se han centrado en el estudio de etapas o personajes muy puntualizadamente, perdiéndose la visión de conjunto de la cual extraer las regularidades generales y más esenciales que a nosotros como especialista en geografía teórica en el campo no tanto de su historia, como de su filosofía, finalmente es lo que nos interesa rescatar.

 

De ahí que, a partir de este trabajo, desconozcamos que tanto se haya avanzado y por quién, si es que lo ha habido, en el análisis de la historia de la Geografía en México vista de conjunto.

 

Como quiera, echamos esta base para el análisis posterior que, en todo caso, ahora puede ser retomada.  De ella, llama la atención particularmente la caracterización de la última de las dieciocho etapas en que dividimos el desarrollo de la Geografía moderna en México; la etapa que en ese momento, hace otros veinticinco años, llamábamos “etapa contemporánea”, y que comprendía de 1980 en adelante (hasta ese momento, a 1988); es decir, esa década que ahora, sin lugar a dudas, con la distancia en el tiempo que permite ver con más certeza las cosas, la declaramos enfáticamente como la “década de transición”: pero, ya desde entonces, la definíamos como una etapa de transición, de la necesidad de cambio inmersa en la negación de la negación; lo cual reflejaba nuestra conciencia objetiva de los hechos. 

 


Resumen.

 

Existe en México, e internacionalmente incluso, una marcada ausencia sobre trabajos de historia de la Geografía, y esto es debido a la falta de criterios para abordarla, pues de principio existe dificultad en lo que habrá de considerarse o no para historiar como geografía; por ejemplo, si ello involucra o no, o en todo caso, de qué manera, a cosmógrafos, cartógrafos, naturalistas, exploradores, cronistas o estudiosos de lo social.

 

Presentamos este documento como esquema y lineamiento general para la investigación de la historia de la Geografía en México, sobre la base de precisar el objeto de estudio de esta disciplina de conocimientos, y definir dos corrientes de pensamiento, de las cuales la actualmente predominante; incluso internacionalmente desde el siglo XVII; concibe a la Geografía como un sistema de ciencias, de tal modo que no discrimina sobre aquello que le es propio y aquello que retoma auxiliarmente de otras especialidades; en oposición al concepto de geografía como ciencia relativa a lo espacial, en donde se identifica lo propiamente geográfico y aquello que, o bien le es auxiliar, o bien en ello encuentra sólo una aplicación.

 

Por otra parte, exponemos nuestro criterio para la historiografía de esta ciencia, diferenciándolo de otras que en lo fundamental nos han parecido unilaterales.

 

Finalmente, exponemos la periodización de esta historia y sus protagonistas principales y más representativos, desde el siglo XVI hasta el momento actual, considerando su obra y clasificándolos en una u otra corriente del pensamiento geográfico, de acuerdo con sus aportaciones a esta materia.

 

Evidentemente, la historia de la Geografía en México no comienza en el siglo XVI, pero hemos omitido el período indígena por la implicación de su mayor grado de dificultad, y sólo nos referiremos a ello de manera generalizada, considerando que la ciencia mexicana, finalmente, se compone de las aportaciones de la convergencia de la ciencia novohispana y todo el proceso de rescate que ya desde esta última se empezó a hacer de aquella, y que todavía está, en gran medida, por hacerse.

 

Existe en México –e internacionalmente incluso– una marcad ausencia de trabajo sobre historia de la Geografía, particularmente de historia crítica y no meramente enumerativa, y, como consecuencia de ello, un enorme retraso teórico en esta disciplina de conocimientos.

 

A los geógrafos se nos presenta un círculo vicioso, en el que débiles elementos de juicio teóricos, no permiten un análisis crítico de la historia de esta ciencia, y a falta de un análisis crítico de su historia, no se esclarecen los fundamentos teóricos de la misma.  Esta situación se agudiza en nuestro país.

 

Las fuentes que explícitamente tratan sobre la historia de la Geografía en México, son, además de escasas, a manera de breves ensayos.

 

El documento más amplio es el trabajo de Manuel Orozco y Berra: “Apuntes para la Historia de la Geografía en México”, de 1881.  Treinta años después, Isidro Rojas redacta su ensayo: “Progresos de la Geografía en México, en el Primer Siglo de Nuestra Independencia”, de 1911; en el que aborda los antecedentes desde la Colonia, pero se centra precisamente en el siglo XIX.  De igual modo está el amplio trabajo de Alejandro de Humboldt: “Cristobal Colón y el Descubrimiento de América.  Historia de la Geografía del Nuevo Continente y de los Progresos de la Astronomía Náutica en los siglos XV y XVI”, de 1833; es decir, en donde se trata sólo sobre los orígenes en el período de la Colonia.  Luego se han publicado los trabajos de Jorge A. Vivó Escoto: “La Geografía en México: Aspectos Generales de su Evolución”; y de Ángel Bassols Batalla: “Etapas en el Desarrollo de la Investigación Geográfica en México”, publicados ambos precisamente en las Memorias del I Coloquio Mexicano de Historia de la Ciencia, de 1964; organizado bajo los auspicios del Dr, Enrique Beltrán.

 

Aproximaciones a estudios que explícitamente tratan sobre la historia de la Geografía en México, son los capítulos relativos a la geografíaa en las obras de Éli de Gortari: “La Ciencia en la Historia de México”, de 1963; y de Elías Trabulse: “Historia de la Ciencia en México”, de 1985.

 

En 1983, a veinte años de este I Coloquio, y tras casi cincuenta años de existencia de lo que es el actual Colegio de Geografía como institución, tuvimos ocasión de sustentar la primera tesis sobre aspectos de la historia y teoría de la Geografía, dándonos lugar ahora para aplicar los criterios de dicha tesis, al análisis de la historia de la Geografía en México.

 

La premisas teóricas que como elementos de juicio nos permitan abordar un análisis crítico de la historia de la Geografía en México, son: 1) que históricamente han existido dos vertientes generales del pensamiento geográfico; una sobre el estudio del espacio; y otra sobre el estudio de los fenómenos en el espacio, entendido como lugar, región o territorio; 2) que la Geografía es una disciplina de conocimientos acerca del espacio y no de las relaciones naturaleza-sociedad, ni de la planificación; 3) que la Geografía es una ciencia única, íntegra y en desarrollo, y de ninguna manera una síntesis de un sistema de ciencias; 4) que, por lo tanto, ni deviene segregada de la filosofía, ni de su seno se ha separado nunca ninguna ciencia especial que diera lugar a su disgregación; 5) que es en torno a la teoría del espacio que ha de darse la unidad de esas dos grandes manifestaciones del quehacer geográfico: el fenomenismo, y el análisis espacial; 6) que en razón de lo anterior, es en consecuencia una disciplina de conocimientos físico-matemáticos; 7) que, como tal, es una ciencia natural, en tanto que del conocimiento de una parte de la naturaleza inorgánica, como lo es el espacio, y no ciencia social de síntesis de un sistema de ciencias; 8) que no ha dado coherencia a un sistema teórico-metodológico, el cual ha desarrollado necesariamente a lo largo de su historia, aún no plenamente rescatada; 9) que en la dialéctica de su desarrollo, la histórica contradicción “espacio-naturaleza/sociedad”, no es una contradicción antagónica, sino una contradicción en cuya solución, tanto la sociedad; parte de la naturaleza misma, su estadio más desarrollado y avanzado; como lo que conocemos como la naturaleza en sí, son manifestaciones de los posibles infinitos estados de espacio.

 

De ahí que presentamos este trabajo como esquema y lineamiento general de investigación, sobre las bases de precisar la unidad de la Geografía en torno a un objeto de estudio: el espacio; y definir sus dos corrientes de pensamiento (no ampliamente reconocidas aún), de las cuales la actualmente predominante, mundialmente incluso desde el siglo XVII; opuestamente, concibe la historia de la Geografía como la historia de un sistema de ciencias, de tal modo que no discrimina sobre aquello que le es propio, y aquello que retoma auxiliarmente de otras especialidades.

 

Tal pareciera que después de veinticinco años, tras los trabajos citados presentados en el I Coloquio Mexicano de Historia de la Ciencia, estamos repitiendo lo ya hecho, pero en cierto modo a ello nos obligan dos razones: las propuestas para la historia de la Geografía en México hechas tanto por el Dr. Jorge A. Vivó, como por el Dr. Ángel Bassols, no nos satisficieron; y, en segundo lugar, ellos mismos no las desarrollaron.

 

Abordamos pues, estos elementos de juicio para un análisis critico de la historia de la Geografía en México, desde una consideración de los problemas teóricos de esta disciplina de conocimientos, y las dificultades de su historiografía, parte de lo cual es el problema de la periodización, sobre lo que a su vez también nos detendremos.

 

Finalmente, referiremos este esquema, sobre la base de los aportes y exponentes del saber geográfico en estas tierras, citados por Humboldt, Manuel Orozco y Berra, Alfredo Chavero, Francisco del Paso y Troncoso, Isidro rojas, Miguel Sánchez Lamego, Éli de Gortari, Jorge A. Vivó, Ángel Bassols, Elías Trabulse, y otros rescatados por el autor de este ensayo.

 

*

 



Compartir este post

Repost0

Comentarios