Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • Espacio Geográfico.   Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

22 mayo 2011 7 22 /05 /mayo /2011 23:01

Ícono Filosofía-copia-1La Ley de Identidad en la Geografía.  Artículo, 2011.

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

“Espacio Geográfico”, Revista Electrónica

de Geografía Teórica.

http://espacio-geografíco.over-blog.es/

La Tierra, 1 (φN, λW); 23 may 11.

 

Durante el IX Encuentro Nacional de Estudiantes de Geografía en México a principios de los años noventa, que tuvo lugar en las instalaciones de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, siendo nosotros ya egresados hacía un década, nos interesó, no obstante, escuchar los trabajos de la nueva generación en la Mesa de Trabajo sobre “Teoría de la Geografía”.  Escuchamos seis ponencias, y en una tras otra, se expuso una idea constante: la propuesta era abandonar este campo de estudios, dado que –se dijo textualmente– “sólo los confundía más” (sic).

 

Es decir, que un campo de estudios destinado a esclarecer, resultaba que sólo los confundía más.  He ahí el problema esencial de la Geografía desde entonces; es decir, ya no es el de su objeto de estudio, sino el de una asimilación racional de lo que es la ciencia.  Y no es que el geógrafo requiera de un profundo conocimiento de filosofía para resolver esa problemática teórica; es que el geógrafo desconoce incluso, de la lógica formal más elemental.

 

Hace ya casi dos años, cuando “volvimos a las andadas”, lo primero que hicimos fue revisar el estado del concepto de espacio geográfico luego de quince años[*], e hicimos ver, primero, que se aceptaba ya, sin más, aquello que veinte años atrás había sido resultado de un enorme trabajo teórico, sobre el cual se decía que “confundía”; y, segundo, que en esos enunciados se argumentaba el absurdo de la conceptualización del espacio geográfico, por errores elementales de lógica.

 

Comentaremos ahora aquí, una ley esencial de la filosofía, aplicada a la teoría de la Geografía: la Ley de Identidad.  Ábrase cualquier libro de Lógica Formal, de ser un buen libro de Lógica, invariablemente traerá un capítulo acerca de ésta.

 

En el libro de Lógica que disponemos, dice ahí: “La ley de identidad puede expresarse por medio de la fórmula “A es A”, en la cual, la variable lógica A denota un pensamiento cualquiera”[1].  Esto es, entonces, por la cual podemos decir que: “la Geografía es la Geografía” (aguárdese un poco, hay una razón de ello en esta explicación).

 

El texto continúa: “En la ley de identidad se expresa que un pensamiento es idéntico a sí mismo si los objetos que refleja no se transforman en el momento en que lo utilicemos o si podemos abstraernos de sus cambios”[2].  Esto es, que ahí donde dice condicionalmente que: <<si los objetos que refleja no se transforman en el momento en que utilicemos ese pensamiento>>, es decir, si la extensión sobre los objetos que dicho pensamiento abarca, se mantiene la misma.  O dicho de otra forma, si la extensión del concepto se mantiene el mismo.

 

Pero es justo esto último, lo que nos permite ver en la ley de identidad que, en tanto no se modifiquen la extensión, pueden usarse pensamientos de distinto contenido, esto es, por lo que: <<A es A’>> (por representarlo convencionalmente así).

 

Volviendo al caso de la Geografía, ciencia del estudio del espacio, podemos decir entonces en apego a la ley de identidad, que: “La Geografía es el espacio”; más estrictamente aún, para saltar de la pura igualdad a la identidad como tal: “la Geografía es el espacio, y sólo es el espacio” (a manera de A es A y sólo A).  La condición ha sido, pues, que la extensión se mantenga invariable, y el contenido no se transforme al establecer esa identidad; y la historia del pensamiento geográfico, nos corrobora, en este caso, que así es.

 

Con esos elementos podemos hacer ya la crítica, entonces, a ese pensamiento geográfico perezoso de aquellos años noventa y anteriores, que “se confundía más” con la teoría.

 

La ley de identidad aplicada entonces al pensamiento geográfico fenomenista, implicaría que: “La Geografía es los fenómenos, y sólo los fenómenos” (y da lo mismo no obstante las vueltas que le demos al asunto con el concepto de relación o elaborándolo en términos funcionales); y desplegada la idea, se enfatiza el absurdo al observarse la alteración en extensión y contenido entre el concepto “Geografía”, y el concepto “fenómenos”; es decir: “la Geografía es la Geología, y la Geomorfología, y la Meteorología, y la Climatología, y la Hidrografía, y la Oceanografía, y la Edafología, y la Loxenografía, y la Ecología, y la Antropología, y la Historia, y la Economía, y la Sociología, y la Polítología, y sólo es… (idem…)”, y por sólo referir esas ciencias básicas, relativas a esos fenómenos básicos, pero la lista acaba siendo el Todo.

 

Dicho en otras palabras, al aplicar la ley de identidad en la geografía concebida como ciencia de los fenómenos, esa identidad de esta ciencia se altera totalmente, de modo que la Geografía acaba siendo cualquier cosa, menos, precisamente, Geografía.  O, dicho también de otro modo, ciertamente un tanto más filosóficamente, en donde la Geografía acaba siendo el Todo, equivalente a ser la Nada.

 

En la geografía fenomenista, su clasificación interna de conocimientos está dada por las clases de fenómenos que integrarían su cuerpo de teoría, los cuales son todos de distinta extensión y contenido, razón esencial por la cual esta vieja idea de la Geografía estaba equivocada, resultando un absurdo en el pensamiento científico, incapaz de conducir al conocimiento nuevo acerca de algo.

 

Por lo contrario, en la geografía espacista, hoy ya simplemente geografía, su clasificación interna de conocimientos está dada por las clases de conocimientos relativos a su objeto propio de estudio, el espacio, integrando éstos su cuerpo de teoría, siendo los cuales, todos, de igual extensión, y de categorías semejantes al espacio terrestre por su contenido.

 



[*] Ver en este mismo Blog el artículo seriado en veinte fascículos: “El Concepto de Espacio Geográfico en la Red Internacional”.

[1] Goski, D.P-Tavants, P.V; Lógica; Editorial Grijalbo, México, 1968; p.307.

[2] Ibid. p.307.

 



Compartir este post

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Filosofía
Comenta este artículo

Comentarios