Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

14 septiembre 2014 7 14 /09 /septiembre /2014 22:03

Modelo de KeplerLa Metodología de la Investigación en Geografía Aplicada, Desde…: Aplicando el Método Científico de la Modernidad.  Investigación, 2012 (15/…)

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

“Espacio Geográfico”, Revista Electrónica

de Geografía Teórica.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

30 abr 12.

 

Aprendemos en geografía el método científico por analogía, semejante a los casos de Galileo y Kepler; es decir, no el “gran problema”, no la “gran incógnita”, sino un caso ingenuo, hasta ahora explicado por una falsa asociación del “sentido común”.

 

No parece haber el caso de la afirmación aristotélica respecto de Galileo (y si la ha habido, fue para la “gran incógnita”: el espacio respecto de los fenómenos).  Más bien, más que el caso deductivo galileano, es posible que sea el caso inductivo kepleriano: la explicación de algo y la propuesta (ya dada ingenuamente o por darse); el registro de datos más que por observación propia (caso de Galileo), por acumulación dada por otros (Tycho), y su empleo en la argumentación de la propuesta (Kepler).  Semejante al “misterio” de la distancia a los planetas; cuál es aquí el “misterio” y la forma ingenua de explicarlo, si es que lo hay.

 

Una forma ingenua de explicar algo , tratando de hacerlo por falsas asociaciones del “sentido común”, es la síntesis del “espacio socialmente construido”, a partir de la interacción de los fenómenos naturales y sociales.  La “síntesis del espacio socialmente construido”, es equivalente a la incógnita de la distancia entre los planetas, y la explicación en “los radios de las esferas tangentes a los vértices de los sólidos perfectos circunscritos”, es semejante aquí a las soluciones geoeconómicas, o geobiológicas, o de “ecología humana”; incluso desde el concepto mismo de “Geografía Humana”, “Geografía Económica”, “Geografía Política” y “Geografía Física”. Estos son nuestros “sólidos perfectos”.

 

Pero ni la distancia a los planetas describían “planos de esferas”, sino elipses; ni éstas estaban determinadas por la geometría de los “sólidos perfectos”, sino por el cuadrado de la distancia (r2); y, de la misma manera, aquí, ni el espacio es algo “socialmente construido”, sino el vacuum; ni ello está determinado por la interacción entre los fenómenos naturales y sociales como tales, de modo que se nos imponga la tarea del estudio “geográfico físico”, o “geográfico biológico”, o “geográfico económico”, o “geográfico político”, y luego la síntesis como la Totalidad ritteriana; sino la geometría y movimientos de los estados de espacio y la síntesis como el conocimiento nuevo de sus propiedades espaciales particulares.

 

Kepler presuponía que los planetas se movían en órbitas circulares perfectas; es decir, establecía una regularidad invariable, o como tal, una ley empírica acerca del objeto estudiado.  Luego, con los registros de las observaciones mínimas de Tycho, descubrió que no había tales órbitas circulares perfectas (y la ingenua teoría de las esferas tangentes a los sólidos perfectos desapareció), y esa ley empírica se transformó en ley teórica.  Así, aquí, ya no sólo presuponemos, sino sabemos que el espacio está estructurado respecto de la masa terrestre en zonas; y por ello conocemos de la ley empírica de la zonalidad planetaria, ahora, una ley teórica.  De manera semejante, otro tanto ocurre con la ley empírica de la sectorialidad de los fenómenos”.  Pero luego, con la abstracción y generalizaciónque ha venido desde De la Blache, Hettner, Riábchikov Sáenz de la Calzada y Martínez Nava, hemos descubierto que tales leyes empíricas no se referían a los “fenómenos” en el espacio, sino a loas propiedades del espacio en sí mismo; y esas leyes, de empíricas, se han convertido en teóricas.  Mas el grado de su enunciado teórico, ha de estar en función de las medidas y generalización o expresión matemática de sus relaciones cuantitativas.

 

Riábchikov buscaba la síntesis en las relaciones cuantitativas dadas en los balances de energía; pero nosotros creemos que no sería por el “Elemento Fuego” lo esencial, sino por el “Eter”, es decir, por el espacio mismo y sus propiedades.  Y el problema es encontrarlas, definir cuáles y cómo.  Hasta el momento sólo podemos hablar de longitud, superficie, volumen, densidad, velocidad, tiempo, masa…, y sus expresiones matemáticas de relaciones funcionales como las relaciones cuantitativas más generales y simples, eminentemente espaciales.

 


Compartir este post
Repost0

Comentarios