Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

31 agosto 2014 7 31 /08 /agosto /2014 22:03

1927 Galindo y Villa Jesús; Geografía BiológicaLa Metodología de la Investigación en Geografía Aplicada, Desde…: De lo que en el Estudio no es Geografía.  Investigación, 2012 (13/…).

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

Espacio Geográfico, Revista Electrónica

de Geografía Teórica.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

16 abr 12.

De lo anteriormente dicho, se concluye que la Barranca de Amnalco tiene una compleja estructura en sí misma, que se aprecia con toda evidencia en lo más sensible a los cambios en esas correlaciones: su vegetación propia, pero de lo cual no se sigue el que haremos un estudio “geobiológico” o de “geografía biológica”, y menos aún botánico o biológico. (acerca de lo cual técnicamente no sabemos nada, ni por el haz ni por el envez; pero asunto que no nos preocupa en lo más ínfimo, pues no somos ni biólogos, ni botánicos, sino geógrafos, y acerca de ello, dejemos que también el biólogo nos explique).

 

Por lo inmediato, prescindiremos de la consideración general de la estructura de la barranca, para analizar sólo un sector cualquiera (circunstancialmente será el que se ubica justo en la parte media de la extensión a considerar de toda la barranca), en una cierta longitud y transversalidad, lo que nos dará más elementos para entender la complejidad de la estructura en su conjunto.  Esa oportunidad de explorar la barranca justo en su punto medio, nos la da el paseo por el Parque “Porfirio Díaz”.

 

Por una escalinata en el lado poniente, se desciende unos 7 m hasta la base del Puente, y ahí comienza un bello andador a lo largo de la ladera oriental.  Desde ahí, el río fluye a unos 20 m de profundidad.

 

Tenía unos cinco años que no había vuelto a pisar ese parque, y nos sorprendió sentir que el encañonamiento y las áreas de esparcimiento eran más estrechas de lo que recordábamos, quizá debido a que hubiese más vegetación.

 

La última vez había una serie de identificadores al pie de cada planta con sus datos técnicos, y de ellas ya sólo vimos una que apenas y se podía leer.

 

En este punto, la elevación sobre el nivel del mar en la parte superior del puente, es de 1561 m, y aquí podemos decir que la estructura lítica está formada por rocas sedimentarias de conglomerado, con roca de origen basáltico, formando tobas de origen basáltico y brecha con guijarros de entre (:::), cuyos sedimentos comprenden prácticamente el espesor de la profundidad de la barranca en este sector, de unos 20 m.

 

Acerca de la turbiedad del agua, aprovechamos para medirla, observando que, en el punto más próximo del andador al torrente de agua del río, a unos 2 m, había sumergida una moneda que brillaba y se distinguía claramente a la luz del Sol a las 13:00 h (y trataremos de darle seguimiento bajo las mismas condiciones, de permanecer ahí).

 

Se observa una caída de un lado de la barranca, y un flujo considerable emanando de una tubería en el lado opuesto, sin que de momento podamos precisar si son aguas limpias o de drenaje urbano; pero esta es la condición esencial de presión sobre el ambiente de la barranca.

 

Es pues, un presión social por urbanización, a tal punto que en el extremo sur del Parque, en el bordo poniente de la barranca, al redactar esta líneas, se está construyendo una unidad habitacional de 40 departamentos.

 

Hasta aquí, esta narrativa ya va siendo más geográfica al estilo de la geografía fenomenista, y en ocasiones, como en la descripción litológica, “hasta parece que sabemos” del tema; y quisimos presumir de más sapiencia erudita tomando los datos de las placas identificadoras de la vegetación que alguna vez existieron, pero he aquí que nos quedaremos en la misma ignorancia que si las hubiera habido.

 

En principio, no importan esos términos de “conglomerado”, “brecha”, o “toba”, etc; pero echando mano de ellos en fuentes que nos dan cuenta de qué es eso y en qué consiste su origen, evidentemente que nos daremos una idea más precisa del movimiento de ese espacio.  Pero lo importante aquí, es no creer que se sabe de geología  o geomorfología, y menos aún creer que en eso consiste el conocimiento geográfico.  Para nosotros, esos son sólo los antecedentes que cualifican los estados de espacio por sus sustratos portadores, y nos permite entender su dinámica, ya paleogeográfica, o bien social, como un poderoso factor activo de modificación u “organización del espacio”.  Todo ello constituye el análisis del fenómeno-causa, a partir del cual, lo que geográficamente nos interesa, es la explicación del fenómeno-efecto, dado en el conocimiento del espacio.

 

No sólo es a los geógrafos a los que nos ha ocurrido esa “transvasación” de una ciencia a otra, en la que, siendo geógrafos, nos asumimos “geomorfólogos”, o “meteorólogos”, o “ecólogos”, o “ecónomos”, o “sociólogos”, con un conocimiento descriptivo de tal o cual fenómeno, que creemos suficiente como para decir que sabemos de ese asunto.  Ese caso le ocurre también a los profesores normalistas, que especialistas en la pedagogía y didáctica de una ciencia, se dicen especialistas en la misma.

 

El Dr. Carlos Sáenz de la Calzada se refería a estos profesionistas como “tránsfugas de la ciencia”.  Y es que, ciertamente, resulta “facilito” estudiar lo que aún hoy institucionalmente se entiende por Geografía, y luego aparecer como cualquier especialista que se quiera.  O estudiar docencia para la Enseñanza Básica, y todavía de una manera “más facilita”, aparecer “hasta como geógrafos”.

 

Se hacen inevitables estas reflexiones dad la confusión aún existente (generada precisamente por esa “geografía habilitada”, formadora de los “especialistas en la ciencia que se quiera, así como por esos geógrafos de carrera que así se lo creen, habilitándose en lo más impensable)…  Pero volvamos a lo que estábamos.

 


Compartir este post

Repost0

Comentarios