Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

19 julio 2010 1 19 /07 /julio /2010 08:09

Los Métodos

de la Teoría del Conocimiento en Geografía.

  Curso, Universidad de Guadalajara, 1985 (9).

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

“Espacio Geográfico”, Revista Electrónica

de Geografía Teórica,

http://espacio-geografico.over.blog.es/;

México, 16 ago, 2010.

 

La segunda etapa, la del Renacimiento a la Ilustración (ss.XV-XVIII), está caracterizada por el método científico del análisis, desvinculado a de la síntesis, reflejándose ello en la clasificación de las ciencias, no viéndose así mas que la separación entre ellas sin más vínculo posible que su suma mecánica.

 

Esta segunda etapa se caracteriza también, en un sentido progresista, por la introducción del principio subjetivo de clasificación, desarrollado por Francis Bacon en el siglo XVI, quien dividió todo el saber en:

 

1      Historia (memoria)

2      Poesía (imaginación)

3      Filosofía (razón).

 

destacando el papel del pensamiento abstracto en la metodología, poniendo de relevancia la memoria, la imaginación y la razón, como lo señala Kedrov.

 

La Geografía en la clasificación de Bacon, se identifica como “historia mixta”…[a].

 

Curiosamente, Diderot en el siglo XVIII en la etapa cimera de la Ilustración, utilizó el mismo esquema; y ubica a la Geografía como “matemática mixta”, es decir, entonces, la matemática aplicada a…, y ahora, a la localización y distribución en la superficie terrestre[b]; siendo parte ya no de la historia (memoria), sino de la filosofía (razón).

 

Entre estas dos científicas filosofías vivió Bernardo Varenio (s.XVI), y su obra, Geografía General, basada en su propia clasificación de las ciencias, influido, como puede deducirse, muy directamente por Bacon.

 

Y aquí hemos tenido que cambiar completamente nuestro texto de origen; estaba completamente equivocado en la valoración de Varenio.  En realidad, no fue sino hasta que comprendimos el sentido de “lo mixto” en el siglo XVI, que pudimos entender el trabajo mismo de Horacio Capel en su estudio preliminar al de Varenio (pudiéramos decir, siguiendo a Capel, de Kekerman-Varenio) y a este último mismo que ubicábamos en la línea de la geografía fenomenista, pero que, entendido “lo mixto” como “lo uno que es aplicado a lo otro”, tenemos que hacer una reconsideración, pues así, para Varenio, como se desprende explícitamente de su trabajo, la Geografía es –dice él–, una “matemática mixta”; esto es, una matemática aplicada; y ello es eminentemente geografía espacista.  Lo que si no está explícito en Varenio –e históricamente no podía estarlo–, es el hecho de que, entonces, todo el sistema de la Geografía dado en la clasificación de las ciencias que él hace, no es el de una Geografía “ciencia de la relación entre los fenómenos naturales y sociales” (como se confunde a nuestro juicio por el mismo Capel), sino el de una Geografía, “ciencia matemática aplicada la especialidad de todos esos fenómenos”.

 

La tercera etapa, está caracterizada por clasificaciones formales, primero por Saint Simon, con base a la coordinación de lo general a lo particular; y después la coordinación de los abstracto a lo concreto, entre otras, de Spencer.  Todo lo cual sirvió de fundamento para la clasificación de las ciencias de Augusto Comte hasta fines del primer tercio del siglo XIX:

 

1      Matemáticas.

2      Astronomía.

3      Física.

4      Química.

5      Biología.

6      Sociología.

 

El paso siguiente consistió en romper con el principio de coordinación, y sustituirlo por el de subordinación.

 

Se siguieron aquí dos tendencias, una sobre la base idealista, y otra sobre la base materialista.

 

En el primer caso, confluyen Kant y Hegel; y en el segundo caso, Herzen, y posteriormente Engels.

 

Entre estos últimos se formuló el principio de desarrollo y subordinación de las ciencias.

 

Dicho principio comprende toda una teoría que será fundamental discutir en el siguiente apartado, en función de la cual, y considerando a la Geografía como “ciencia mixta” (y a este concepto no como lo aplicado, sino como la mezcla), cuyo objeto de estudio son las relaciones de los fenómenos en la superficie terrestre, se la coloca dividida en dos geografías: una en las ciencias naturales inmediatamente después de la Geología, y otra en las ciencias sociales, tras la Historia, la Arqueología, la Etnografía, y antes de la estadística económico-social.

 

Puede deducirse, en resumen, que, primero, las clasificaciones de Al Farabi e Ibn Jaldun son eminentemente geograficocéntricas, pues ellos como geógrafos no la ubican como ciencia particular, sino pretenden (por lo menos tácitamente así habría que interpretarlo), que todo subsistema es precisamente geografía.

 

Sólo Francis Bacon, no siendo geógrafo, no incurre en el error geograficocéntrico, y procura ubicarla como ciencia particular en el sistema de las ciencias.

 

No obstante el principio subjetivo de su clasificación, los criterios que sigue para la ubicación de la Geografía, significan un avance, ya que nos permite encontrar los vínculos reales de la Geografía con el resto de las ciencias, y, sobre todo, precisar su objeto de estudio y método, evaluando sus contradicciones cuando se compara con el criterio de Diderot.

 

El problema de la clasificación comtiana, hacia el último tercio del siglo XIX, con Engels, sin embargo, ofrecerá otras soluciones.

 



[a] Modificamos la continuidad de este párrafo por lo que años después entendimos.  Para Bacon, la “historia mixta”, no sería como lo entendemos literalmente hoy, como “la mezcla” tanto la historia de la naturaleza como de la sociedad; sino entendiendo por “lo mixto”, como lo era en el siglo XVI, como “la historia aplicada a…”, en este caso, la naturaleza.

[b] Aquí hacemos este último agregado al texto original que habíamos redactado en 1985.  En realidad, el verdadero significado del concepto de “lo mixto”, no lo entendimos sino muchos años después, y estudiando más detenidamente la obra de Varenio, antecesor en un siglo al mismo Diderot.

 



Compartir este post

Repost0

Comentarios