Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

20 octubre 2013 7 20 /10 /octubre /2013 22:02

Mar--5-Uff.jpg“Periquín Plumero”: una ética nicomaqueana en su tema más escabroso, como más esencial.  La emancipación de la feminidad. (10/…)

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

http://espacio-geogrfico.over-blog.es/

abril 13.

 

3  Entrega y Posesión.

 

a) La emancipación de la feminidad.

 

En los términos en que hemos venido tratando este tema, si en general por emancipación femenina entendemos la conciencia que lleva a la liberación de la subordinación y sujeción.  Luego entonces, es algo que compete sólo a lasa relaciones sociales, pero se contrapone a los criterios que hemos dado acerca de las relaciones biosociales, en donde la subordinación (sumisión), como la sujeción (posesión), son naturales.

 

Dicha conciencia en las relaciones sociales que llevan a la liberación, está inmersa, entonces, en el asunto de la lucha de clases sociales (la lucha entre la burguesía y el proletariado, y para nada como conflicto de la feminidad contra la masculinidad, convertido en lucha del “feminismo” contra el “machismo”),  Nada de eso está aquí en discusión.

 

Por lo tanto, a lo que nos debemos referir aquí, es a la emancipación de la feminidad, en el ámbito de lo natural biosocial, que, como hemos visto, a su vez, alude a la conciencia que lleva a la liberación, pero, hemos visto, en donde se forma una paradoja dialéctica, en la que esa liberación se opera por su contrario: la entrega por propia voluntad, que cuanto menos restringida, y por lo tanto más expresada como esclavitud que deifica al alter ego, cuanto más esa conciencia de la necesidad, y, en consecuencia, tanto más liberadora.

 

En las relaciones biosociales, que como hemos expuesto presuponen la profunda conciencia ético-estética, esa emancipación ocurre por vía de todo aquello que mutuamente hace y afirma tanto la masculinidad como la feminidad.  En estas relaciones naturales, la emancipación es aquello que realiza, o hace real, en este caso, a la feminidad.

 

Como puede verse, entonces, el proceso de la llamada emancipación de la mujer, que por siempre se ha tomado en un solo aspecto, el de las relaciones sociales, no sólo expuesto así contribuye a confundir esa lucha, sino que ha creado otro problema de profunda gravedad: la fractura de las relaciones biosociales.  Se hacía necesario, pues, hacer una síntesis de esta teorización, tanto para entender las condiciones de necesidad que bajo el régimen capitalista actual, de profunda mezquindad, de egoísmo e individualismo que niega toda posible relación ético-estética, ya no se diga en las relaciones sociales, sino en las mismas relaciones naturales biosociales que se dan y quedan determinadas por aquellas; sino para poder entender la riqueza de las relaciones humanas que deparan a las futuras generaciones bajo un nuevo régimen económico-social.

 

Pero, más aún, para que, en la medida en que estas ideas estén en lo correcto, y si siendo así, puedan ser asimiladas por la juventud –y en el interés particular de los propósitos de un “Periquín Plumero” en esta ética nicomaqueana–, de modo que con ello, se contribuya a su vez, al próximo futuro.

 

Compartir este post

Repost0

Comentarios