Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

9 septiembre 2010 4 09 /09 /septiembre /2010 08:01

Clich--Educaci-n--Posgrado-Educaci-n

Planteamiento Pedagógico:

Didáctica Concreta, Ensayo, 2004 (1/2)

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

“Espacio Geográfico”, Revista Electrónica de Geografía Teórica;

http://espacio-geografico.over-blog.es/;

México, 09 sep 10.

 

 

Como requisito, para un curso de la Maestría en Educación Superior, se nos planteó que el presente ensayo no superara las dos cuartillas, lo cual lo haría parecer fácil, y, sin embargo, justo en ello radicó la dificultad, razón por la cual, estableceremos las premisas en que se desarrolla: 1) los antecedentes, el marco teórico y las definiciones 2) la situación de la generación del educando actual, 3) la experiencia docente en la Universidad privada en la que ahora laboramos, y 4) un planteamiento pedagógico: la Didáctica Concreta; y cuyo desarrollo de conjunto no hemos podido cumplir, sino a “duras penas”, en seis cuartillas, y no nos hubiera sido posible de otro modo.

 

 

Antecedentes.

 

                              Como consecuencia de la crisis económica de 1994-1995, el ámbito educativo nos quedó, ya no como el complemento por placer profesional, sino como la fuente de ingresos de último recurso, que a poco se transformó en el caldero de la comprensión del complejo fenómeno de la conciencia social y con ello, de nuestro propio desarrollo profesional.  Desde entonces, 1995, a partir de la Escuela Particular Normal Superior, nos hemos dedicado sistemáticamente al esfuerzo de entender, en el ámbito de la educación como reflejo de la situación social, la complejidad del momento actual.

 

                              Nos hemos tomado pues, prácticamente una década de observación y análisis del fenómeno educativo como reflejo de la situación social, y ello ha sido bajo el marco teórico de la dialéctica materialista.  En 1996, respondiendo a la Convocatoria al “Primer Premio Pedagógico en Educación Básica”, de Ediciones Castillo, participamos con un texto en el que por primera vez intentábamos una sistematización de una didáctica concreta, a partir de unos ejercicios de divulgación de la ciencia propuestos anteriormente a la Casa de la Ciencia de la UAEM, Morelos.

 

                              En ese mismo año, participamos en el “Primer Congreso Estatal Sobre Experiencias Didácticas”, convocado por el Colegio de Bachilleres de Morelos, con una ponencia titulada: “La Lección de Oersted: Didáctica Concreta”, mostrando la esencia de la idea; esto es, la enseñanza en lo multifacético, en lo complejo, en lo desarrollado, a partir de la investigación conjunta docente-estudiante.

 

                              Ello nos planteó la necesidad del acercamiento con el estudiante, y ese acercamiento con el estudiante nos condujo por caminos insospechados, en donde una primera lección, era no ir al estudiante, sino dejar que el estudiante, en tanto tal, viniese a nos.  Y cuando eso fue (ya hacia el año 2000 estando ahora en una Universidad privada), nos topamos con la realidad de esa generación nueva, sumergida en una situación de una enorme complejidad, cuyo desentrañamiento ha centrado toda observación y análisis, reservando la aplicación de esa didáctica concreta, hasta en tanto no entendiésemos con quién la haríamos.

 

 

La Situación de la Generación del Educando Actual.

 

                              Los años, quizás desde 1998, pero efectivamente desde 1999, empezamos a intentar la caracterización de esa generación actual universitaria, adentrándonos por esa distinción entre las generaciones, por ejemplo, “Del 68”, “De los Setentas”, la llamada “Generación Perdida” de los años ochentas, y luego la despreciativamente calificada “Generación X”, de los años noventa; pero no obteniendo mas que una descripción de esas características, que nos evidenciaba la complejidad de la generación actual, sin explicarnos por qué era así.

 

                              Particularmente, ya a partir del año 2001; las condiciones concretas de esta Universidad privada en la que ahora laboramos, posibilitaron la puesta en práctica de otras variables junto con todo lo antes experimentado y afinado, y a la vuelta de dos años, no sólo hemos podido teorizar acerca del proceso de aplicación de la didáctica concreta a partir de algunos ensayos prácticos, sino que esa reflexión teórica nos ha llevado poco a poco a la explicación del por qué de esta generación.

 

                              A partir del 2001, comenzamos a explorar el problema visto en todas sus características, en sus posibles relaciones causales, y nos adentramos al campo donde supusimos debía estar la causalidad de lo educativo: la historia de la cultura; y nos aproximamos un paso más.  La situación de la generación actual, radicaba –a diferencia de las nuestras bajo las influencias del romanticismo del realismo socialista-, en las influencias del posmodernismo.

 

                              Ambos movimientos de la historia de la cultura ciertamente nos determinaban y hacían nuestras diferencias.  Mientras el romanticismo se definía en la historia de la cultura como un movimiento cultural, el posmodernismo se definía como un movimiento contracultural, y ello explicaba mucho, más en su esencia, acerca de la realidad y naturaleza de la generación actual.  Establecer las causas históricas, económico-políticas, del posmodernismo, nos explicaría finalmente la causalidad de la generación actual, y así fue, no sin antes pasar por una reflexión acerca de las corrientes filosóficas de que se nutre el posmodernismo, y que son, a su vez, fundamento gnoselógico-pedagógico del Sistema Educativo Nacional actual.

 

                              Así, la generación actual de educandos, es una determinación de las influencias filosófico-pedagógicas desde el existencialismo, hasta el pragmatismo, pasando por el conductismo y el racionalismo crítico*, condición necesaria de la situación económico-política contemporánea, a fin de hacer supervivir al capital imperialista o trasnacional en un saqueo de mayor dimensión a los pueblos del mundo.

 



* La resultante de todo ello, es lo que ha dado lugar al preambular oscurantismo que ya se prevé para este siglo XXI.

 



Compartir este post

Repost0

Comentarios