Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

20 octubre 2013 7 20 /10 /octubre /2013 22:03

1894 Premio a los Apuntes para el Curso de Geografía, de MPrimera Abstracción y Generalización Teórica de los Fenómenos en Geografía, por Miguel E. Schulz, 1892. (3/…).

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

http://espacio-geogrfico.over-blog.es/

29 sep 13.

 

Si uno lee sin más elementos de juicio la Observación Preliminar y Definición que Schulz expone en al dar inicio a sus Apuntes para el Curso de Geografía, uno no puede leer sino los fundamentos positivistas de una geografía fenomenista, claramente expuesta como “ciencia mixta” en tanto deslinda de de las ciencias especiales, pero no puede dejar de considerar a la vez, sus fenómenos objetos de estudio.  Y más aún, ello se corrobora al leer la definición que da de esta ciencia: la “Geografía es la ciencia de carácter descriptivo que se ocupa del estudio de la superficie terrestre en su estado actual”[1].

 

En esa lectura sin más antecedentes, el “hecho geográfico” se identifica plenamente con el fenómeno natural o social mismo, siendo apropiado por el geógrafo; y el concepto de “superficie terrestre”, luego de leerse: “todo estudio que se emprenda para adquirir el conocimiento del planeta en sí mismo, deberá dirigirse a los elementos físicos enunciados [cosmográficos, litosféricos, atmosféricos, hidrosféricos y biosféricos] que forman su expresa superficie[2], se hace difícil sin más elementos, no identificar tal noción de espacio, como el conjunto mismo de los fenómenos que la componen.

 

Tales identidades, primero, fuera del contexto de su marco teórico-filosófico (o gnoseológico) positivista-empirocriticista; y segundo, ajenos al proceso de varios momentos históricos de abstracción y generalización teórica de los conceptos de “espacio” y “fenómenos” que se dieron posteriormente a lo largo del siglo XX, y de los cuales ese momento de la obra de Schulz en 1892, viene a ser el primero de esos momentos históricos; hacen de la geografía de Schulz, sin más, una geografía fenomenista, en la que cuesta trabajo entender, incluso, el aporte que hizo merecedora a su obra del Premio otorgado por la Exposición Universal Colombina de Chicago en 1894.

 

La omisión explicativa de los fundamentos filosóficos que están en el pensamiento geográfico de Schulz, y los cuales determinan su categoría de “hecho geográfico percibido”, impidieron que la propia geografía fenomenista fundada gnoseológicamente  en el idealismo subjetivo, no sólo no pudiera entender del todo el aporte en su fondo, sino, más aún, que se confundiera en el real propósito del deslinde  de la geografía en el tratamiento de los fenómenos, haciendo de la categoría de “hecho geográfico”, tan sólo una burda y mecanicista variación entre los fenómenos mismos, por la cual se entendió a partir de ese momento al “fenómeno”, como algo dinámico, de movimiento apreciable en el ámbito de la vida humana; y al “hecho geográfico”, a su vez, como un “fenómeno”, pero el cual adquiría características estáticas relativas al ser más duradero en el tiempo con relación a la vida humana.  Y justo por un siglo entero, ese aporte quedó confundido y empobrecido; y el “hecho geográfico”, de haber sido la primera y más rica abstracción y generalización teórica del tratamiento de los fenómenos en geografía, se redujo al carácter estático relativo de los fenómenos mismos.

 

Justo en 1982, un siglo después, nosotros en nuestra tesis de grado de Licenciatura en Geografía, dejamos de considerar esa idea, no sólo por ser una idea mecanicista de origen positivista en el tratamiento de los fenómenos, sino precisamente, no obstante desconociendo entonces la obra de Schulz, respondiendo al espíritu de ésta en el deslinde de la geografía respecto de las demás ciencias, dando su identidad propia como tal.  Pero tendrían que transcurrir treinta años más  para que, entendiendo por nuestra parte que se habían dado varios momentos históricos  de abstracción y generalización teórica  de los conceptos de “espacio” y “fenómenos”, en el curso del siglo XX, pudimos releer a Schulz y entender a su vez, que de hecho en él se había dado el primero de esos momentos históricos, en particular, en el tratamiento de los fenómenos.



[1]       Schulz, Miguel E; Apuntes para el Curso de Geografía; Impresora “Joaquín Terrazas e Hijas”, 2ª edición, México, 1896; p. 3 (subrayado suyo).

[2]       Ibid. p.1 (subrayado nuestro).

Compartir este post

Repost0

Comentarios