Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

16 marzo 2014 7 16 /03 /marzo /2014 23:04

01 Objeto Estudio s XX MundoQué es la Geografía; el Debate de la Naturaleza de la Geografía en el Siglo XX en el Mundo.  Introducción (39/)

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

28 dic13.

 

Introducción.

 

Del estudio de la totalidad de los fenómenos con Ritter y Humboldt en la primera mitad del siglo XIX, se pasó, durante la segunda mitad del mismo siglo, al estudio en forma particular de los mismos, originándose con ello el concepto de la Geografía en una relación funcional, ya de los fenómenos sociales en función de los naturales, con Ratzel; ya de los fenómenos naturales en función de los sociales, con Richthofen.

 

William Morrison Davis, consecuente con los tiempos de esa segunda mitad del siglo XIX, estudia los fenómenos de la litósfera: su estructura, sus procesos y su temporalidad; pero esa morfología de la litósfera no le interesa ya por sus propiedades petrológicas ni mineralógicas o físico-químicas, ni de ninguna otra categoría geológica.  Estudia, en casos ideales (modelos), la forma y su evolución, la morfología en la coordenada espacial del tiempo, como volúmenes estructurales y sus transformaciones; y en ese sentido, lo que estudia, son formas de existencia espaciales y su movimiento.  Davis no lo supo, pero lo que estaba haciendo desde el punto de vista de la teoría del espacio, era estudiar las transformaciones continuas de la sustancia discreta del continuum einsteniano, justo un lustro antes de que Einstein publique su “Teoría Especial de la Relatividad” (1905).

 

Con ello, la geografía finalmente se adentró en el siglo XX, planteándosele el problema, ante la especialización de todas las demás ciencias con la definición de sus objetos de estudio propios.  Y al iniciar el siglo XX, la noción de la geografía como relación funcional entre la naturaleza y la sociedad, se empezó a hacer más compleja, introduciéndose nuevamente la tercera variable: el espacio; entendido ya como la superficie terrestre en general, ya como las estructuras morfológicas en particular (o geomorfológicas, concepto que no se limita a la litósfera, sino son también de la atmósfera, la hidrósfera y la biósfera).  Y con ello se inició el debate acerca de la naturaleza de la geografía, que llevaría todo el siglo XX su discusión, en los términos de si la Geografía era una ciencia de los fenómenos, de unos fenómenos en función de otros; o del espacio, y las variantes funcionales de los fenómenos en función del espacio o del espacio en función de los fenómenos.  Y conforme avanzaba el siglo XX, categorizaciones más singulares de espacio fueron haciendo más complejo el problema, y para los años setenta, la entropía era máxima.

 

Se nos presentó entonces la necesidad imperiosa, ya no sólo de acabar de determinar el objeto de estudio de la geografía, sino de poner orden en todo ese caos.

 

Así, de nuestro estudio de geografía teórica de toda nuestra vida profesional (que impensadamente iniciamos desde 1974 al elegir la profesión, un año antes de ingresar a la Facultad), del análisis histórico del siglo XX, sintetizamos en este artículo su visión de conjunto, siguiendo la trama y urdimbre que nos resuelve la complejidad de ese debate histórico.

 

Su esencia está en algo que ya intuíamos de tiempo atrás, pero que finalmente descubrimos con todos sus elementos lógicos, muy recientemente entre 2011 y 2012: un proceso históricamente dado de abstracción y generalización de las categorías de “fenómenos” y “espacio” que se movía en dirección de resolver con ello la contradicción fundamental del pensamiento geográfico, dada en esa relación entre los mismos; que se inició con cada concepto por separado, incluso desde finales del siglo XIX, pero que a poco fue teniendo propuestas de una solución simultánea para ambos; llegando así hasta los estudios de geografía teórica del autor de estas líneas, tocándonos el contribuir a su solución.

 

Las gráficas que mostramos en este artículo seriado, cuanto más se analizan, cuanto más se le insertan variables, cuanto más se reflexiona sobre ellas y se rescata incluso las experiencias personales de todos los que en este proceso hemos sido en mayor o menor medida contemporáneos, más y más muestra insospechadas facetas de toda esta compleja historia de la geografía del siglo XX.

 

El material da, pues, para mucho, pero, por ahora, par los propósitos de esta serie de artículos que dan nuestra respuesta a qué es la Geografía, sólo lo utilizamos en sus características más generales y esenciales.  La finalidad aquí, por ahora, no es el particular análisis del pensamiento geográfico en el siglo XX, sino, en función de ello (pasando de momento por alto la vastedad de su explicación), y en el espíritu en que se ha venido elaborando esta serie, dar una demostración general (en una exposición lógica deductiva), finalmente, de qué es la Geografía; en tanto que es, justo, en la solución de este debate histórico, que se da una respuesta definitiva a ello.

 

Comentando dichas gráficas es como desarrollaremos este artículo en dos partes.  La primera, analizando el gráfico de la secuencia evolutiva del concepto de Geografía y de la definición del objeto de estudio en el siglo XX en el mundo, en función de una mayoría de autores tomados de la valiosa obra antologada: El Pensamiento Geográfico (1982), de Josefina Gómez, Julio Jiménez y Nicolás Ortega, facilitando así la verificación de los datos en una fuente única y suficiente para dar una visión general del siglo XX en su conjunto.  Veinte años más se incluyen como relación integrada por nosotros, de un análisis semejante para la evolución de la geografía en México, remitiendo a la obra de cada autor; y otros autores más, se agregaron como autores esenciales en el proceso de abstracción y generalización.  No hay, pues, entre ellos, más criterio de selección que esa condición pragmática, útil de momento y suficiente para los propósitos de este artículo; esa relación de autores deberá nutrirse con todos aquellos que en su momento aportaron algún criterio al desarrollo del pensamiento geográfico, y, de manera especial, habrá de analizarse justo a aquellos que elaboraron en extenso una geografía teórica.  Luego, en una segunda parte, examinaremos el gráfico de la secuencia cronológica de los lapsos de vida.

 

 

Compartir este post

Repost0

Comentarios