Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • Espacio Geográfico.   Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

1 septiembre 2013 7 01 /09 /septiembre /2013 22:04

1978-La-Naturaleza-de-las-Nuevas-Indias--1978--Antonello-Ge.jpgQué es la Geografía; la exploración y dominio de los nuevos territorios, y el surgimiento de la contrariedad dada en las Relaciones Geográficas. (22/)

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

31 jul 13.

 

Treinta años, a partir de 1492, y hasta 1522, implicaron el vencer el obstáculo con el que se encontró Cristóbal Colón, con la consumación de la expedición de Magallanes en la persona de Sebastián Elcano.  En ese lapso, otras expediciones, como las de Francisco Hernández de Córdoba (1517), Juan de Grijalba (1518), y Hernán Cortés (1519), incidieron en el dominio de los nuevos territorios conquistados.  Y ese dominio no sólo sería en el orden de lo militar o mediante la sumisión a la religión, sino, a su vez, con el conocimiento de todo lo existente que llenaba esa parte del espacio terrestre del “Nuevo Mundo”.  Los continentes empezaron a dejar de ser “espacios vacíos” en los mapas, para empezar a describir su contenido en calidad de “espacios plenos”.

 

Cuenta descriptiva de cadenas montañosas, de extensas llanuras, de ríos y lagos, de desiertos, de selvas y bosques, de poblaciones y de su producción y sus riquezas, comenzaron a dar las Relaciones Geográficas del siglo XVI, ya formalmente como levantamientos oficiales ordenados por el Estado español a partir de 1533, superando aquellas “Descripciones, Crónicas”, o “memorias” de Viajes”, como relatos de “Maravillas”, narradas por los primeros navegantes a las tierras del “Nuevo Mundo”.

 

La necesidad de las Relaciones Geográficas del siglo XVI, hizo surgir de nuevo, y con  mayor fuerza aún, el problema planteado por los historiadores, Estrabón, en  la Antigüedad, e Ibn Jaldún en la Edad Media (s.XIV), de la Geografía a manera informativo-narrativa, donde el mapa, si era el caso, constituía sólo un elemento gráfico-descriptivo de apoyo al relato, como un tipo de “lenguaje” adicional.  El replanteamiento del problema con mayor amplitud y profundidad, llevó a éste de la simple diferencia en el entendimiento de la razón de ser de la Geografía que se suscitó con  Estrabón, a la determinación de una real contrariedad en la manera de entender esta ciencia.  Esto es, que, o era una ciencia del espacio terrestre representado en los mapas, o era una ciencia de la narrativa histórica y descriptiva de los fenómenos tanto naturales como sociales; aun cuando ambos supuestos no se negaban entre sí, sino que, complementarios, el problema se centraba en el carácter principal de la Geografía determinado por uno u otro aspecto.

 

De hecho, surgieron  ahí, en el siglo XVI, las “muchas geografías” descriptivas de la diversidad de los fenómenos, que en su clasificación más generalizada, se expresa en una “geografía física” (o natural), y una “geografía humana” (o social).  Dos siglos antes, entre los geógrafos prerenacentistas, está la figura del historiador Ibn Jaldún (1332-1406), que reconociendo la importancia del medio natural en la vida social, incluye en su obra “Historia Universal”, capítulos relativos a lo denominado como “geografía física”, en un análisis abiertamente dado en el “determinismo geográfico” (es decir, en donde la causa de la manera de ser y de pensar de los pueblos, dependía del medio natural en que vivían); pero esa “geografía física” era tomada en sí como toda geografía, sin distinguirla propiamente de una “geografía humana”.  Es el caso mismo en el historiador Estrabón, a cuya Historia denomina “Geografía”, y esta pasa como una “geografía social” o “humana”.

 

Esas dos consideraciones generales en el Renacimiento, se van a convertir, con el tiempo, en “múltiples geografías”: entre los naturalistas en una “geografía física” ahora relativa exclusivamente a la descripción de los fenómenos inorgánicos (la geología, la meteorología, la hidrología), y entre los sociologístas (o “humanistas”), en una diversidad de “geografías” referidas a las actividades humanas: su “geografía histórica”, su “geografía económica”, o su “geografía política”.

 

La necesaria especialización del conocimiento, fue teniendo sus paralelas “geografías”: la “geografía biológica”, luego subdividida en “geografía botánica” y “geografía zoológica”; la “geografía de los suelos” (una “geografía” en la que se mezcla lo físico, lo químico y lo biológico), que luego toma el nombre directo de la especialidad como edafología; y en su forma contemporánea incluso, aparece la “geografía ambiental” o “geografía ecológica”.

 

Luego, la enorme diversidad de facetas que cada fenómeno ofrece, condujo a la febril creatividad de denominaciones en geociencias (geobotánica, geozoología, geopolítica, geoeconomía, etc), produciendo en la Geografía el más grande enredo, en donde ésta acabó siendo aparentemente todo, y realmente nada a la vez.

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Filosofía de la Geografía
Comenta este artículo

Comentarios